Foo Fighters: irreverencia y rock que volvió a enamorar

La agrupación norteamericana se presentó por primera en nuestro país en 2015 y muchos pensaron que nada podría superar ese momento. Sin embargo, Dave Grohl y su banda demostraron con un nuevo concierto, que sus presentaciones van más allá de lo sublime.

Por Lizeth Cadena

Antes de su llegada al Campín, Tenacious D y Weezer saltaron al escenario. Tenacious inauguró la noche y muchos quedaron encantados con la presencia de Jack Black y la banda, que tocó sus temas más reconocidos como Sax-a-boom y The metal.

Quien diga que el show de Weezer no le convenció, de seguro le debe estar diciendo una mentira. Primero, Rivers Cuomo dejó matados a varios con su fluido español, y para rematar, él y su banda hicieron saltar y gritar a varios con himnos como Buddy Holly. Y no fue todo. Hicieron llorar a muchos con un impecable cover de Lithium de Nirvana. Perfecto para la ocasión, ¿no?

La espera de cerca de 40 mil seguidores terminó minutos después de las nueve de la noche, cuando Grohl y los chicos le dieron la bienvenida a su público con una doble descarga de clásicos y distorsión con las potentes All my Life y The Pretender. “What if I say I will never surrender?”, se le escuchaba cantar a grito herido a todos los fanáticos.

Uno de los momentos más brillantes de la noche, literalmente, fue cuando la banda tocó The Sky Is a Neighborhood de su Concrete and Gold. En ese instante los celulares de los asistentes se iluminaron, haciendo del estadio un paisaje colorido, en medio de una ciudad nublada.

“Tenacious D habló en español, Weezer habló en español. Pero nosotros no hablamos en español, somos los Foo Fighters”, fue una de las tantas frases de Grohl que hicieron reír a su público. Y de paso, él tampoco pudo contener la risa.

Taylor Hawkins no podía irse sin mostrar sus majestuosidad con la batería. Así que él y su amiga,  fueron elevados a los más alto del escenario, para que todos, absolutamente todos, pudieran ver por qué es un Foo Fighters.

Además, Grohl y Hawkins intercambiaron roles. El líder de la banda volvió a la batería como en sus épocas con Nirvana, y Taylor enamoró, aún más, cantando Under Pressure de Queen.

¡Son 25 años de carrera! Así que las canciones de sus primeros discos no pudieron faltar. Por el escenario desfilaron versiones de Learn to Fly, My Hero y Monkey Wrench, entre otras.

Casi llegando a la medianoche, los Foo Fighters comenzaron a decir adiós (aunque en realidad no se querían ir), y para ese remate guardaron otros de sus grandes  éxitos como Wheels y Best of you.

Como en aquel 2015, la banda dijo adiós con su inigualable Everlong. Un momento de muchos sentimientos, pues era una de las más esperadas, pero al mismo tiempo, implicaba el adiós de los Foo.

MÁS NOTICIAS DEL ENTRETENIMIENTO AQUÍ

También le puede interesar

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo