¡Récord de asistencia! Así cerró Rock al Parque sus 25 años

Por Laura López

Llegó la última jornada del festival, que en sus tres días congregó a más de 340.000 personas, según las cifras oficiales de Idartes. ¡Récord de asistencia! Así cerró Rock al Parque sus 25 años

En el último día algunos sobrevivientes de la jornada de tres días se plantaban en horas de la tarde, listos para la última descarga de rock, reggae y electrónica.

Desde temprano, las filas para entrar al Simón Bolívar se alargaron por varios metros. Poco a poco, las ansias de disfrutar el cierre del festival se notaban entre los que llegaban preparados para la lluvia y el sol con la ya conocida ‘pinta’ bogotana: una buena chaqueta, botas y tal vez un impermeable.

Channel One soundsystem invitó al baile en el escenario Lago, donde muchos saltaron al ritmo de este dub cargado de mensajes de paz, libertad e igualdad.

Mientras tanto, en el Escenario Plaza se alistaban El tri, desde México, y Gustavo Santaolalla, una de las promesas del festival. Allí, el público se plantó ansioso y numeroso ante un escenario que retumbaba con clásicos del rock en español.

Santaolalla, quien más tarde dio una rueda de prensa, se mostró agradecido con el país y habló de su trabajo como productor musical, hablando con humildad de su nutrida carrera: "lo que siempre me ha encantado es relacionarme con artistas por los que sentía admiración, a quienes yo podía sumar al gran talento que tenían, como Café Tacvba, Bersuit o Juanes…".

¡Récord de asistencia! Así cerró Rock al Parque sus 25 años

Volviendo al escenario Lago, cada vez eran más quienes llegaban a presenciar la locura de Silverio, que puso a todos a bailar con su electrónica “para cavernícolas” y su estética kitsch de lentejuelas rojas y ropa plateada. Sin embargo, muchos querían ver a Pornomotora, acto que sucedía a Silverio hacia las 5 de la tarde y llamó al pogo a pesar de la lluvia incesante que continuó hasta las 7 de la noche.


La cifra: 341.000 personas pisaron el Parque Simón Bolívar durante los tres días de esta edición


Tras un ligero retraso en programación, llegó el argentino Pedro Aznar al escenario Plaza, y cantó frente a un Simón Bolívar que tuvo que cerrar sus puertas hacia las 9:00 p.m tras haber alcanzado el máximo de su aforo.

Mientras tanto, en el escenario Bio se armaba la fiesta con Los amigos invisibles, y Babasónicos. Momento ideal para quienes buscaban recuperar algo del calor perdido bajo las horas previas de lluvia.

En paralelo, Aznar preparaba los ánimos para la hora de Juanes, que luciendo un poncho de color negro con adornos dorados, cantó muchos de sus clásicos y no perdió la oportunidad para hablar de paz, recordar a los líderes sociales asesinados, y sorprender con la llegada de Cepeda y Fonseca a su escenario para cantar a coro Ama la tierra. También, el paisa interpretó Cuando pase el temblor, de Soda Stereo, y Seek and Destroy, de Metallica.

Fito Paez recibió un público emocionado, al cual no defraudó con canciones que muchos esperaban oir, como 11 y 6, o El amor después del amor. Contagiado por esa misma energía, Páez dejó que el público se adueñara de uno de los coros finales de Te vi, uno de los momentos más sublimes de la jornada. Cuando ya nadie lo esperaba, Juanes reapareció en escena con Fito y cantaron a dúo.

Luego de mucho rock, era el turno para la Filarmónica. Lastimosamente, hubo varios retrasos y bandas como Kap Bambino, entre otras, tuvieron recortes de tiempo en escena.

Con esta gran asistencia, el festival se despide de otra edición que deja muchos momentos memorables, así como nuevos retos planteados. El primero de ellos, si el Simón Bolívar puede continuar siendo la casa de un evento que cada año es más grande.

 

MÁS NOTICIAS DEL ENTRETENIMIENTO AQUÍ

También le puede interesar

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo