"Cuando conocí el rock, ¡me volví loco!":Juanes

Como él pocos artistas en este país tienen, desde hace un par de décadas, la bandera de Colombia sembrada en el terreno ahora fértil del rock nacional, por eso nadie mejor que Juanes para ser uno de los shows centrales de Rock al Parque en sus 25 años.

Por Catalina Forero

La de Juanes con el rock es una relación seria y duradera, que como los matrimonios más longevos, ha pasado por altos y bajos, pero ha estado firme siempre. Desde sus primeros  coqueteos por la década de los ochenta,  cuando conoció el metal y se fue adentrando en sus sonidos en un amorío con la guitarra, Juanes ha dedicado su vida al rock, y lo ha llevado por matices y colores diversos que solo lo han hecho más poderoso, en todas sus formas. Ese largo idilio, un trabajo de años, se ha visto reflejado en una trayectoria envidiable, de caminos fructíferos que lo han convertido en uno de nuestros artistas más queridos en el continente, y que hoy lo hacen una figura imprescindible a la hora de hablar del rock en nuestro idioma. Por eso, en estas líneas quise, más que recordar al autor de la Camisa negra, exaltar al Juanes variopinto, el que, con el rock a su modo, lleva años dejando en alto ante el mundo el nombre de nuestro país.

Encabeza Rock al Parque en la celebración de sus 25 años, al lado de grandes del rock latinoamericano, como Fito Páez, Zeta Bosio  o Gustavo Santaolalla, ¿qué significa para usted, además de compartir cartel con ellos, ser elegido, después de tantos años, para una edición tan importante del festival?

Sinceramente, me siento muy agradecido y muy honrado de poder hacer parte de Rock al Parque. Siempre había soñado estar ahí, nunca había podido llegar ni con Ekhymosis, ni como solista y, finalmente, después de 25 años, se da la oportunidad. Para mí es muy importante, porque mucho de mi música tiene que ver con el rock, muchas de mis influencias, de mi historia, de mi vida… y bueno, porque este es un festival que representa muchas cosas: es en Bogotá, además… me emociona demasiado saber que voy a estar ahí. 

Hablando de festivales, este año Vive Latino y Lollapalooza Chile lo recibieron en grande, en uno y otro lo aclamaron más de 80.000 personas,  ¿cómo es esa conexión con el público latinoamericano en estos eventos tan masivos?

Es muy especial. Poder estar ahí ha sido maravilloso. Hemos estado haciendo estos festivales desde hace mucho tiempo y la verdad ha sido una gran experiencia, porque va público de todo tipo, no solamente los que van por ti, sino que te encuentras con gente que nunca te ha visto o nunca te ha escuchado y de pronto te ven ahí y dicen: ‘¡Ah, vea usted!’ (risas). Entonces es algo muy chévere, también para uno como fan poder ver otros artistas tocando en vivo es una gran oportunidad. El hecho de estar ante un público tan grande es muy emocionante… para mí, cantar y tocar la guitarra siempre es una experiencia del alma.


15 Años fue el tiempo que Juanes utilizó la misma guitarra, hasta que fue patrocinado por Fender


En Lollapalooza, además tocó con Charly Alberti. Era la primera vez que él se subía a un escenario a tocar una canción de Soda Stereo desde Me Verás Volver, en 2007, y lo hizo con usted para hacer este cover de Cuando pase el temblor. ¿Cómo se dio todo? ¿cómo respondió el público?

Fue muy emocionante. Yo conozco a Charly hace tiempo, habíamos tocado en unos premios MTV en 2003, pero nunca frente a tanta gente. Charly estaba ahí dictando unas conferencias de medioambiente con su fundación R21, coincidimos y le dije: ‘Vamos a tocar esta canción, ¿tocas la batería? Sería un honor para nosotros tocar con vos’, y así fue. Realmente fue algo muy emocionante, ¡imagínate estar tocando con el baterista de Soda Stereo una canción de ellos! Yo miraba para atrás y decía: ‘¡No lo puedo creer!’ (risas).

Pero así como este, usted ha sido protagonista de momentos épicos en el escenario, y uno de los más increíbles tuvo que haber sido tocar con los Rolling Stones en El Campín. Eso es una cosa de la que nadie más en este país puede alardear…

Eso fue increíble: haber tocado con ellos en el escenario, y no solo eso, sino además haber estado ensayando con ellos en un cuartico chiquitico antes del show, y ver a estos personajes ahí al frente era como un sueño, me parecía que era mentira, yo no lo podía creer. Recuerdo que ese día estaba lloviendo a cántaros en Bogotá e incluso de fue la luz cuando estábamos en el ensayo, fue todo increíble.  Además, el hecho de encontrarme con unas personas tan dedicadas a la música  y tan respetuosas a pesar de su fama y de su importancia es realmente muy inspirador.


1987 Nació Ekhymosis, la banda con la que Juanes canalizó la vena rockera que había crecido en él desde que conoció el metal.


Hablando de inspiración, descubrió la guitarra siendo un niño y en estos 30 años de vida artística la ha llevado por sonidos inimaginables, ¿cuáles son esas raíces rockeras (y no tanto) que lo han hecho recorrer este camino juntos?

Mi primera influencia, cuando era niño, fue la música popular: los tangos, los boleros, las rancheras, los vallenatos… mucha música del sur: Los Visconti, Los Chalchaleros, Carlos Gardel, Diomedes Díaz, Joe Arroyo, Octavio Mesa… Hasta que a los 13 o 14 años conocí el rock: ¡me volví loco! Encontré bandas como Metallica, Slayer, Sepultura, Kreator, Destruction, Black Sabbath… bandas que me encantan hasta el día de hoy y que sigo escuchando de vez en cuando, y ahí fue como se abrió ese camino de pasar del folclor al rock, para después regresar un poco a la mitad de todo y me quedé con un poco del rock, pero también con algo de la guasca y de la cumbia… porque yo lo entiendo así, como si el vallenato y la cumbia fueran como nuestro blues, por ejemplo, y de alguna manera esos sonidos se pueden mezclar con el rock y siento que hacia eso apunta lo que yo hago.

A mí, bandas como Café Tacvba o Los Amigos Invisibles, por ejemplo, me enseñaron desde que era una niña que el rock es de muchos colores y matices, que puede contener sonidos diversos y variopintos.

¡A mí también! (risas).


2016 Exactamente el 16 de marzo, Juanes fue invitado por los Rolling Stones a tocar con ellos Beast of Burden en su show en El Campín.


Desde esos inicios con Ekhymosis hasta hoy, ¿cómo es el color y los matices de la música de Juanes?

¡El color mío! Creo que mi música tiene muchos colores, el color del campo, también de las playas, del mar, del Caribe, de la montaña 100%, diría que son muchos colores y muchos matices. Y lo que tú mencionaste de bandas como Tacvba, o por ejemplo, Carlos Vives, lo siento también así, porque son artistas que me mostraban que el folclor era algo para sentirse orgulloso, que se podía hacer en la música y que podía ser parte del lenguaje del rock en español. A mí me pareció muy interesante todo lo que ellos hicieron y por eso muchos empezamos a irnos por ese camino, cada uno desde su punto de vista.

Después de haber pasado momentos complicados hace unos años, ¿podríamos decir que hoy está en el mejor momento de su carrera?

Sí. Estoy muy feliz. Estoy muy feliz porque hoy en día miro hacia atrás y puedo ver la perspectiva de las cosas que me han pasado. Han sido unas lecciones muy grandes, de muchas victorias, de otras derrotas y momentos muy oscuros y otros muy iluminados, pero que me han llevado a que lo que soy. A que hoy pueda estar diciendo: gracias a Dios pude hacer lo que tuve que hacer para estar aquí, porque tuve el valor de tomar las decisiones que tuve que tomar, dedicarles el tiempo que les tuve que dedicar a mis hijos y de volverme a reencontrar para construirme por dentro, para poder estar bien y hoy poder montarme en un escenario y cantar como lo disfruto y tocar una guitarra plenamente feliz, canto mejor ahora que nunca, toco la guitarra mejor ahora que nunca, me siento en un gran momento. Y es que uno a veces tiene que pasar por momentos más difíciles para poder crecer y aprender, y esa es una lección muy importante.


El top cinco rockero de Juanes… "Aunque me faltan muchos en esta lista"

• Metallica

• Slipknot

• Slayer

• Sepultura

• Kreator

¿Y en español?

• Soda Stereo

• Café Tacvba

• Caifanes

• Los Fabulosos Cadillacs

• Aterciopelados


MÁS NOTICIAS DEL ENTRETENIMIENTO AQUÍ

También le puede interesar

Rock al Parque: cada año más evolucionado y diverso

La historia del festival es una que merece ser contada y más en sus 25 años.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo