Los trapitos sucios se lavan en 'La casa de las flores'

Los secretos de familia, las apariencias y el regreso de Verónica Castro a la televisión llegan con esta serie de Netflix, que quiere conquistar al público al llevar el melodrama a otro nivel

Por Pamela López

Le contamos todos los detalles de la nueva serie de Netflix: La casa de las flores

¡Por fin! Mientras Virginia de la Mora, interpretada por Verónica Castro, prepara todo para salir en la portada de una famosa revista, en su florería, una mujer que guarda sus secretos se quita la vida.

Así, con una muerte, inicia La casa de las flores, pero ese es tan solo el principio de una tragicomedia que marca el regreso de ‘La Vero’ a la pantalla chica y que demuestra que con las familias no todo lo que brilla es oro.

La serie, creada por el mexicano Manolo Caro, cuenta con la participación de Darío Yazbek Bernal, Arturo Ríos y el español Paco León.

Además, la producción tiene su cuota colombiana con Lucas Velázquez, quien le pondrá la vida de cabeza a Elena, interpretada por Aislinn Derbez.
Este papel representó todo un reto para la hija de Eugenio Derbez: “No me dio mucho tiempo de saber qué camino iba a tener Elena, porque el papel me lo dieron dos semanas antes de empezar a grabar.

Confíe en la calidad de Manolo y de todo el equipo, pero estaba con mucha curiosidad de cómo iba a ser mi personaje, porque al principio lo veía como el más light, pero a medida que avanzan los capítulos te das cuenta de que a Elena sola le puedes sacar su propia serie”, aseguró Aislinn a PUBLIMETRO, en un encuentro que tuvo con la prensa en Ciudad de México.
Otra de las protagonistas de este “culebrón evolucionado”, como lo definió Paco León, que tiene uno de los papeles más llamativos de la serie, es Cecilia Suárez, quien se metió en el cuerpo de Paulina, la mayor de la familia De la Mora, y le dio ese toque necesario para enganchar al público con una mujer que quiere posar de salvadora, pero que carga con sus propios demonios.
Suárez, muy cercana a Caro, aseguró a este medio que en la serie mandan ellas, porque “todo el trabajo de Manolo con las mujeres hace que sea atractivo y muy bueno de disfrutar. Sabes que no va a entrar en el discurso del patriarcado y no va a mostrar a esas mujeres de siempre, porque no es así su trabajo”.
La casa de la flores, que se estrena hoy en Netflix, aunque guarda un poco el aire nostálgico de las telenovelas –y más con Verónica Castro de protagonista– toca temas que en un melodrama, de esos que se veían en las tardes y sacaban todas las lágrimas, no se tratarían. Sin miedo, Caro introducirá al espectador en el mundo Lgbti, la venta de drogas y hasta en la relación de una pareja con una mujer transexual, pero sin olvidar darle un toque cómico a las situaciones.
“Creo que quien vea la serie va a tomar esos temas de la mejor manera. Es que, por qué no se hablan esas cosas, por qué no podemos hablar de esas cosas de manera abierta y liberal. Cómo es posible que a estas alturas de la vida vemos en la televisión metrallas, disparos y violencia, y no podemos ver amor y un beso entre dos hombres. Eso es ridículo”, comentó Suárez.
“Te puedes identificar con todo en la serie –comentó Derbez–, porque toca temas cotidianos hasta de lo más extravagantes. Creo que a todo el mundo le va a gustar”.
Sin embargo, la familia no dejará de ser el tema central de esta producción, que espera conquistar al público, así como ocurrió con Luis Miguel, la serie.

 

El regreso de Verónica Castro con La casa de las flores

“Estuve fuera varios años porque no encontraba algo que me gustara”,  dijo Verónica Castro sobre su regreso a la televisión. La reina de las telenovelas se enfrenta a una nueva plataforma, pero también a trabajar con una nueva generación, de la que, según ella, tiene mucho que aprender.
Aunque para Suárez y Derbez, el panorama no es muy diferente. Las dos actrices, reconocidas en su país por el cine y el teatro que han hecho, aseguraron que trabajar con Verónica Castro ha sido de las mejores experiencias: “Verónica es un ícono y cada vez que entra a una habitación todo se detiene. Ella es una profesional, ligera, cálida y talentosa”, dijo Suárez, añadiendo que fue todo un placer trabajar con Castro porque creció viendo sus telenovelas.
Por su parte, Aislinn aseguró que “tenía miedo porque no sabía si era muy diva, muy seria o pensaba algo diferente, pero me sorprendió mucho y nos hizo reír. Ella es muy humilde y es como que no se da cuenta de su grandeza, es muy dicharachera, se la pasaba contando chistes en medio de la grabación. Nos llevamos muy bien”.
Y esa química se verá reflejada en los 13 capítulos de La casa de las flores, en los que se verá a una Verónica Castro fumando marihuana, lidiando con un esposo lleno de problemas y con unos hijos que no saben cuál es el rumbo de su vida.

 

 

“Estuve fuera varios años porque no encontraba algo que me gustara”
Verónica Castro, actriz

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo