Así es la nueva vida de la exmodelo Angie Sanclemente: se casó y es pastora de una iglesia

Hace cinco años vio la libertad y su vida ha cambiado notoriamente.

Por María Paula Suárez Navas

La exmodelo colombiana, quien fue Reina Nacional del Café y estuvo presa en Argentina por ser cómplice de su exnovio, el modelo Nicolás Gualco, quien traficaba drogas, habló en el programa La Red de lo que ha sido su vida los últimos años y recordó importantes episodios de su amargo pasado.

Sin dudarlo, la exmodelo afirma que tomar ese avión a Argentina para acompañar a su pareja a visitar a sus padres (ellos vivían en México, donde tenían una carrera próspera como modelos) ha sido la peor decisión de su vida. Fue capturada el 26 de mayo de 2010, acusada de presuntamente ser parte de una red que traficaba drogas al exterior. Aunque nunca hubo pruebas en su contra tuvo que pagar la pena de tres años y cuatro meses y luego ser desterrada a Colombia sin un solo peso.

“Sabía que el tenía negocios raros, pero a mí me pareció normal”. “En ese momento no estaba enamorada, pero sí ilusionada, y la parte económica jugó un papel muy importante”.

“Yo no era ignorante de esas cosas (…) en este momento no estoy en posición de hacerme la víctima (…) es bueno que las personas sepan que yo no era una ‘perita en dulce’”, dice Sanclemente en el programa.

Y afrontando sus problemas en la cárcel y siendo fuerte fue que conoció a Dios.

“Yo limpiaba la cárcel, lavaba los baños de las visitas, trabajaba en la lavandería lavando la ropa de las guardias”, cuenta, y en medio de todo ello fue que decidió dejar a Gualco, pues no quería seguir su camino de maldad.

“Había una mujer que todos los lunes iba a ensañarlos la palabra de el Señor, y yo empecé a conocer a ese Jesús”.

Luego de ser desterrada a Colombia, Angie pudo volver a comenzar gracias a el dinero que un medio le dio por sus declaraciones. Compró un apartamento y se puso a vender ropa y fue entonces cuando conoció a su actual esposo Carlos Añez. Sin juzgarla le dio una nueva oportunidad y a los sietes meses de haber empezado su relación se casaron por lo civil y por lo cristiano, aunque él no lo era.

Angie ahora tiene una fundación llamada Los Pies de Cristo, es pastora y vive feliz con su esposo, con quien pronto espera tener un hijo, pues uno de sus nuevos sueños es ser mamá.

 

También le puede interesar:

Y en video:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo