Natalia Hencker, la colombiana que ha doblado para Hollywood y Disney

Más de 25 años de carrera en el doblaje profesional hacen que su nombre sea uno de los más reconocidos en la industria. Actualmente, es la directora de doblaje para la serie animada de Netflix, Bojack Horseman, y fue la voz del personaje principal de la película El cavernícola, 'Goone'.

Por Laura López

Vilma Picapiedra, Pocahontas, Johana Mason (Los juegos del hambre) y Beatrice 'Tris' Prior (Divergente), son algunos de los personajes para los que esta paisa ha prestado su voz. PUBLIMETRO habló con Hencker para conocer cómo se construye un personaje a partir del habla.

Después de tanto tiempo doblando, Hencker puede enfrentarse a casi cualquier película, serie y dibujo animado sin importar el género. Aun así, reconoce que cada cual tiene su grado de complejidad, tal como lo explicó: "yo pienso que personajes normales (actores) que uno esté doblando tienen un mayor reto porque hay mucho más detalle. La sincronía puede ser un poco más complicada. Con la animación, como son movimientos en varios cuadros por segundo, no es el mismo movimiento normal que tiene una boca, pero esto mismo hace que sea más fácil y haya cierta libertad para hacer la sincronía".

Cuando al actor de doblaje se le muestra una escena grabada con actores, ya hay un diálogo en el que se puede basar para trabajar y entender las emociones. Aun así, hay un reto distinto cuando se trata de una animación en la que el personaje ya tiene una personalidad pero no una voz, y el actor debe crearla desde cero. "Yo miro los ojos del personaje. Sea caricatura o actor, los ojos son el reflejo del alma, ¿no? Los ojos dicen mucho. Obviamente, cuando es posible escucho el diálogo en el idioma original, ensayamos, miramos las escenas más importantes de la película para cada personaje. No siempre busco imitar el diálogo del idioma original, lo que me guía realmente son los ojos del personaje. Con eso empiezo a ponerle voz y a pensar cómo se expresaría el personaje en diferentes situaciones siendo como es".

Sin embargo, asegura que más allá de que sea una historia animada o con actores, Hencker enfatiza en la importancia de aprender a usar únicamente la voz para expresar dentro de su oficio. "En el doblaje de acción, aparte de que hay que fijarse muy bien en los labios, hay que estar muy cercano a lo que el actor quiere decir. No es simplemente poner un tono y hablar, hay que entender la escena, entender qué está pasando, qué sentimientos y conflictos está teniendo el actor (o personaje) en su momento, y expresarlo únicamente con la voz, es allí donde todo se concentra y donde debe haber mucha precisión. Hay que acercarse a lo que el actor y el director están queriendo decir".


+35: el número de películas en las que ha participado


Aunque Hencker es una actriz de doblaje con una larga trayectoria, siempre hay un tipo de personaje que suele representar un reto. No obstante, más que el personaje, ella indica que el grado de complejidad viene acompañado de la situación en la que se encuentra el mismo, más que su personalidad: "yo pienso que lo que más trabajo me cuesta, porque creo que se requiere que suene auténtico, es un personaje que haya bebido. Me ha tocado doblar actores en batalla, en conflicto, gente riendo a carcajadas, muriendo, etc. Pero lo que más trabajo me cuesta es cuando una actriz está borracha porque tiene que parecer real, no sé por qué pero es difícil conectarse con eso. De todas maneras siempre hay un proceso de adaptación y estudio previo de personaje".

Lo que pasa detrás de los micrófonos

Hencker habló de algunas cosas que tal vez nadie sabe obre su oficio. La primera, es que, por ejemplo, muchas veces los actores de doblaje no ven las películas o capítulos completos antes de tener que actuarlos. "Vemos tráilers, primero que todo, dos semanas más adelante empezamos a ver partes de la producción, pero nunca vemos la historia completa, de hecho casi nunca vemos escenas completas, a menos que nuestros personajes estén en ellas de principio a fin".

También, y aunque se trate de un ejercicio vocal, físicamente los actores de doblaje se enfrentan a la necesidad de estar totalmente quietos, en lo posible, mientras van a grabar. Cualquier movimiento adicional puede arruinar la grabación de voz: "por lo general, hay que estar bastante quietos. No te puedes levantar de la silla, o moverte alrededor, porque todo eso hace mucho ruido. No puedes tocar el micrófono, no puedes llevar pulseras, cadenas, cosas que hagan ruido. La ropa debe ser de algodón, porque algunas telas hacen ruido, y los zapatos deben ser bajos, preferiblemente tenis".

Finalmente, y a pesar del grado de complejidad de su trabajo, Hencker también rescata el aspecto divertido doblar: "Hay muchos bloopers, momentos en que nos equivocamos, o decimos alguna grosería por haber dicho lo que no era. Donde existiera un banco universal de todas esas grabaciones, sería bastante chistoso porque ocurren mil cosas y todo el mundo se muere de la risa en el set", cuenta.

MÁS NOTICIAS DEL ENTRETENIMIENTO, AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo