Ciro & Yo: la historia de Colombia contada por una víctima de la guerra

Este documental, dirigido por Miguel Salazar, se estrena el 25 de enero en salas de cine del país.

Por Laura López

"En Diciembre de 1996, durante un viaje que hice a tomar fotos a Caño Cristales en la Serranía de La Macarena, mi guía de 14 años, John Galindo, se ahogó frente a mí. En la noche, sin saber cómo decirlo, le conté a su padre, Ciro, que su hijo se había ahogado. Con todo lo que pasó ese día, el destino refrendó con una amistad que hoy continúa".

Con este relato comienza Ciro & Yo, una cinta que hace un recuento histórico de la violencia en Colombia desde el caso particular de Ciro Galindo, un campesino de Caño Cristales. A donde quiera que Ciro ha ido, la guerra lo ha encontrado: sus hijos fueron reclutados por la guerrilla y el paramilitarismo, fue desplazado en repetidas ocasiones y su esposa Anita murió de tristeza. 

El director Miguel Salazar (Carta a una sombra, 2015), quien vivió junto a Ciro Galindo la tragedia de la muerte de su segundo hijo John, terminó por entender que la vida de Ciro es una muestra de lo que viven millones de personas en Colombia, y encontró una historia que merecía ser contada.

"Empecé a contar la historia de Ciro en 2012 cuando me reencontré con él. Él estaba desplazado, viviendo con su hijo Esneider en una pieza en Suba. Fue a través de un amigo en común, Luis Fernando Castro, (el guía que sale en la película) que dijo, ‘oiga, ¿por qué no contar la historia de Ciro… es que es la historia de Colombia’. Ahí me di cuenta que tenía que hacerlo. A mí la vida me puso esta historia en las manos. Con este documental encontré el mecanismo para narrar la historia de una persona que resume la historia de Colombia, a través de Ciro, que sufrió la guerra desde todos los lados… la guerrilla, el ejército, los paramilitares, y uno puede entender lo que pasó en el campo y ve cómo la guerra afectó a todas las personas. Con Ciro esto fue una excusa también para reconstruir su vida. Para ser sincero… Ciro se quería suicidar cuando empecé a hacer esto. Sentía que no valía la pena vivir la vida. Y yo decidí ayudar a esta persona con lo que sé hacer, y eso es el cine", le dijo Salazar a PUBLIMETRO.

En el documental, se muestra cómo la guerra en sus diferentes facetas terminó por destruir la familia de Ciro Galindo. Y aun así, este hombre continúa luchando por darle a su familia algo de paz en medio de la guerra. Tal determinación fue uno de los muchos motivos por los que Salazar quiso destacar la historia de Ciro.

"Esta es la historia de un héroe. Yo estoy cansado de las historias de los victimarios de Colombia. Si queremos un país incluyente tenemos que hablar de las víctimas. Yo en la posición de Ciro habría tirado todo por la borda, pero él no. Ciro & Yo es una película que le va a explicar al espectador lo que se vivió en Colombia y lo va a hacer reflexionar sobre su rol en la sociedad colombiana y el país que queremos construir a partir de la historia de un hombre que quiere salvar a sus hijos de la guerra. Es una película que se llama Ciro & Yo. No solamente soy yo, Miguel Salazar, el ‘Yo’ es el espectador, que busca su papel en un país por construir. Es una historia sobre la guerra, un thriller, algo que tenemos que narrar para que no se repita. Nos toca perdonar pero también lograr que las personas pidan perdón. Espero que esto ayude a que las víctimas cuenten su historia, pidan verdad y consigan perdonar", agregó Salazar.

De igual manera, el director se encontró con la necesidad de resaltar la valentía de Ciro en medio de su tragedia: "mi mayor sorpresa es el valor de Ciro. Es la lección de esta película: la valentía de una persona que ha sufrido la guerra por todos los bandos, de no darse por vencido, de seguir creyendo en la vida y en los seres humanos. Ciro es una persona que no tomó las armas, no hizo parte de grupos armados. El luchó por su familia. Estos son los héroes que este país necesita, la gente que no se dio por vencida, que no se dejó derrotar y que está dispuesta a perdonar y a construir un mejor futuro. La película se hizo para los jóvenes, también, para que construyamos memoria.

El documental también muestra otro proceso posterior a la guerra: la reparación. Salazar hace un recuento del víacrucis al que se enfrenta Ciro para que el Estado lo reconozca como desplazado y le dé las garantías necesarias para llevar una vida digna. No obstante, aclaró que su intención no es hacer una crítica al gobierno, pero sí un llamado de atención frente a algunos procesos, cuya lentitud afecta directamente la calidad de vida de las víctimas: "Yo apoyo la Ley de víctimas, creo que la vida de Ciro es mejor gracias a ciertas iniciativas gubernamentales. Esas instituciones han mejorado mucho, y eso también se ve en la película. Sí creo que falta mucho, pero hoy en día hacen un mejor trabajo. Lo que pasa es que, de golpe los funcionarios no saben que una decisión le cambia la vida a una persona. Este es un país muy lento en sus decisiones, muy burocrático, con mucho papeleo. No entienden que los dramas son de verdad, que la gente no tiene qué comer, ni donde vivir. Un sello en un papel le puede cambiar la vida a una persona. Aun así la película no es sobre un hombre enfrentado a las instituciones. Ciro siempre creyó en ellas, y uno en la cinta ve a un Estado que trata de hacer presencia. Debemos construir, pero esto es una cuestión de solidaridad del país entero, no solo del gobierno. La sociedad se construye entre todos, pero reconozco la labor de todas las personas que ayudaron a Ciro, solo que hay mucha gente como él, y los recursos no alcanzan."

Las palabras de Ciro Galindo

¿Cómo se siente al ver su propia vida en una pantalla grande?

Mucho sentimiento. Recuerda uno los momentos, el lugar donde vivíamos los cinco. Duele pensar en los estragos causados por un enfrentamiento de personas que no piensan en un bienestar general sino en tener poder, personas que lo único que hacen es maltratar y victimizar.

¿Qué opina de que Salazar lo describa como un héroe?

Me siento muy feliz, muy contento. Porque él lo reconoce porque me ha visto, ya que las batallas que he librado han sido duras. Yo en este momento debería estar acompañando a mi señora, a mis hijos. Esto fue lo que nos tocó, quise buscar la manera de evitar que mi familia pereciera, y corrí el riesgo, pero no pude. Yo seguí con vida porque quizás Dios me tiene para ayudar a gente que me necesita.

¿Qué le pediría a las personas que vean el documental?

A las personas que vean la cinta les pediría que tengan conocimiento de algo real que ha pasado y que quizás no se conocía. Que se sumen para ver cómo entre todos podemos sacar este país adelante.

Ciro Galindo y familia Cortesía

MÁS NOTICIAS DE CULTURA Y ENTRETENIMIENTO, AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo