'Me ericé': la vida de Amparo Grisales contada a través del humor

Luego de siete años en cartelera, tres temporadas en Bogotá y tres giras dentro y fuera del país con la obra 'No seré feliz pero tengo marido', Amparo Grisales vuelve a las tablas, esta vez con la producción de Dago García Producciones y de su hermana, Patricia Grisales. El actor Alberto Barrero tiene el reto de acompañarla en esta primera temporada que se presentará en el Teatro Patria.

Por Laura López

Me ericé se la llama la obra teatral con la que la 'diva' de los colombianos regresa al teatro, esta vez con una pieza escrita exclusivamente para ella por el escritor César Betancur 'Pucheros' y dirigida por Víctor Quezada, que se estrenará el próximo 13 de octubre.

A través de interpretaciones y personajes cargados de sátira, comedia y atrevimiento, Amparo Grisales ironiza sobre la televisión y la farándula, se pasea por cocteles y redes sociales, revela su relación con la política y, bordeando el límite entre la realidad y la imaginación, presenta al hijo que nunca tuvo y se anima a hablar de sexo, relaciones de pareja y sentimientos que van desde el amor propio hasta la vergüenza ajena. PUBLIMETRO conversó con ella sobre esta producción.

Cuéntenos sobre ‘Me Ericé’

Estoy muy contenta con la obra porque es un montaje totalmente diferente, no es un stand-up comedy y no es un unipersonal. Esto es un espectáculo con toda la tecnología de luces, ciclorama y dibujos animados. Tengo de compañero a un actor que es el que me acompaña y me hace diferentes personajes cuando hablo de un tema. Se trata de Alberto Barrero, que es una maravilla porque hace varias metamorfosis, es un camaleón importantísimo en la obra. Cada escena me la “dibuja” como debe ser, es un actor muy versátil, para mí, es el mejor comediante que tiene el país a nivel actoral, no a nivel “chiste”, por eso insisto en que esto no es un stand-up comedy, tenemos un guión de humor fino, mucho color, luces, y un gran equipo de gente. Mucho glamour y música original para la obra. Es un espectáculo en grande.

“Me ericé” ya es una expresión muy suya, ¿cómo eligió este nombre para la obra?

La verdad, fue idea de Patricia (Grisales) y de Dago García. Patricia se ha convertido en una gran productora muy ‘tesa’, se ha encargado de llevar espectáculos serios a las manos de grandes empresarios. Eso es importante porque en este medio hay mucha gente charlatana, a mucha gente la han ‘tumbado’, ¡Empezando por mí! En mi primera obra, y Patricia tuvo la experiencia. Se ha vuelto una gran conocedora y ahí sí como dice el cuento, ‘todos quieren con Patricia’. La idea fue de ella aprovechando que la obra es un tránsito anecdótico a través de mi carrera artística con todos los personajes que he conocido, no todos, pero sí los más notorios, de cuando uno comienza y de cuando uno se convierte en estrella.

¿La obra tiene aspectos ficcionales o es más anecdótica?

Anécdotas, precisamente la presentación es esa: mucho de realidad, todavía más de ficción, y muy buen humor. Acompañado de un musical gigante, la letra de la música también cuenta un poco de mi alma, el libreto es de César ‘Pucheros’ Betancourt, con quien me reuní muchas veces y logró interpretar lo que yo quería decir. Ya con el libreto empezamos a editar y a que las cosas tuvieran mejor forma. Lo que hay es un montaje muy lindo. Hay una ropa muy bella, glamour y humor negro pero inteligente. Mucha magia en el escenario, va a ser una sorpresa para la gente. Recalco que no es un monólogo, no es un stand-up, no es un unipersonal. Es un espectáculo.

Recalco que no es un monólogo, no es un stand-up, no es un unipersonal. Es un espectáculo.

Al hacer la retrospectiva de su vida, ¿qué cosas disfruta recordar?

Los comienzos, los personajes que uno se encuentra… los políticos en campaña, los periodistas del cuarto poder, que abusan de su poder, los que has conocido de toda la vida, ex novios también… el ex novio con el que te avergüenza admitir que te acostaste ¡y estando sobria! Al hacer esa retrospectiva hay una cantidad de cuestionamientos que han pasado durante 45 años de carrera. Hay personas que la gente va a reconocer o simplemente representan gremios. Relaciones de amores y odios con todos los personajes, cómo es la gente cuando te habla de frente y cuando habla a tus espaldas, esa parte está representada en dibujos animados. Hay que verlo porque es difícil de describir solo con palabras.

Al preguntarle sobre su vida, ¿cuáles son los temas de los que no habla?

Realmente no hablo de mi familia. Es más, el estreno es el mismo día del primer año de la muerte de mi madre y para mí fue una casualidad. La fecha se fijó y cuando me di cuenta coincidían. De hecho, ese día en la mañana hay una misa de aniversario, y cuando nos dimos cuenta con Patricia, lo cierto es que el legado de mi mamá siempre fue la felicidad. Esta obra está escrita por mi mamá, ella puso la fecha de alguna forma. La tomamos como una señal de nuestro ángel de la guarda, que es ella, y qué mejor forma de rendirle un homenaje que con nuestros triunfos, ya que ella siempre celebró nuestros logros. Va a ser un día muy fuerte de sensaciones… pero sí, de mi familia no hablo, solo de mi carrera artística a través de los personajes. Hablo de otras cosas, como los memes, el bullying, la hipocrecía de la gente, las burlas de mi edad, lo que se inventan de mí, cómo la prensa llena páginas con inventos, supuestas cirugías… cuando para mí las que se operan estando jóvenes son un ejemplo para no operarme de nada. Hablo de la soledad, también, y de cómo es una forma de reencontrarse con uno mismo y cómo al final adoras estar sola, porque la soledad es la edad del sol. No importa la edad que tengas. La verdadera iluminación llega con la edad. La gente siempre busca el tumulto, el ruido. Cuando sabes encontrarte contigo mismo encuentras a Dios dentro de ti. Yo he aprendido a reírme de los que se ríen de mí, y así nunca me falta la alegría.

La gente siempre busca el tumulto, el ruido. Cuando sabes encontrarte contigo mismo encuentras a Dios dentro de ti. Yo he aprendido a reírme de los que se ríen de mí, y así nunca me falta la alegría.

¿Cuál fue el principal reto al contar anécdotas propias? 

Ninguno en especial. Lo que quiero ver es cómo van a identificar a los personajes, que tal vez los reconozcan por rasgos en específico, su forma de caminar, etc.

¿Alguna vez ha pensado en dirigir?

Sí. Acá tenemos un gran director, que es Víctor Quezada. Pero digamos que el diseño de la obra en total ha tenido bastantes toques míos desde la forma en la que yo los visualizaba. Hemos hecho muy buen equipo con los que hacen el vestuario, los de luces, todo.

¿Prefiere el teatro o la televisión?

Yo critico mucho las telenovelas. Yo soy una actriz de cine, teatro, y grandes series para grandes plataformas. (risas) Depende de las series, que me gustan más que las novelas, aunque pasé por ellas y reconozco que dan reconocimiento pero la formación de teatro es otra cosa. En el teatro se respira con el público, que cambia cada día. Uno también tiene moods diferentes, a veces estás arriba, a veces estás abajo. Tienes que tratar de estar siempre bien. Los movimientos son más amplios, las pausas más largas. La compenetración con el público es impresionante. Para mí, de todas las disciplinas, el teatro es el que te forma más: cantas en vivo, bailas. Esta obra es un musical, en parte. El cine en cambio te da glamour. El cine te viste de gala.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo