Natalia Lafourcade, una musa contemporánea que va contra la corriente

La cantante mexicana habla de su nuevo disco, Musas, lanzado en mayo de este año.

Por EFE

La mexicana Natalia Lafourcade quería "bajar de la nube" en la que vivía tras el éxito de su disco Hasta la raíz (2015) y para ello decidió "esconderse" del mundo y componer un álbum "íntimo".

"Sería un error hacer música más moderna porque los chavos están escuchando eso, no es mi papel en este mundo de la música, soy muy afortunada por traer algo de antes a las nuevas generaciones", dijo en entrevista con Efe.

En Musas, su quinto álbum de estudio, la artista viaja al pasado, a una época en la que ella misma reconoce que le gustaría vivir, con cinco canciones originales y siete versiones de clásicos de entre otros Simón Díaz, Agustín Lara y, con la que más se "identifica", Violeta Parra.

Parte de la "culpa" del sonido del álbum la tienen Los Macorinos, un dúo de ilustres veteranos de la guitarra formado por el mexicano Miguel Peña y el argentino Juan Carlos Allende, con los que Lafourcade forma un equipo que superó todas las "brechas generacionales".

De esas sesiones surgió un disco "grabado en vivo, como en los viejos tiempos", según la cantante nacida en Ciudad de México, pero criada en tierras veracruzanas, y que preparó "a escondidas", para que nadie "contaminara" su idea de hacer música "por hacerla y ya".

Una persona tuvo que convencer a Lafourcade de que la belleza de Musas merecía ver la luz, porque la intención inicial de la intérprete era dejarlo en un cajón y simplemente utilizarlo para "bajar de la nube" de Hasta la raíz.

"No quería que nadie me dijera que había que superar el éxito de Hasta la raíz", afirmó la artista, quien con ese disco logró el Grammy a Mejor álbum latino de rock, música urbana o alternativa en 2016.


En canciones como Mi tierra veracruzana, Qué he sacado con quererte y Rocío de todos los campos, la voz de soprano de Lafourcade suena más ligada que nunca a la cultura musical de su país.


Con el mismo trabajo arrasó en los Grammy Latino de 2015 con cinco gramófonos dorados, incluidos los de Canción del año, Grabación del año por Hasta la raíz, la canción que daba nombre al disco y que en Youtube suma casi 70 millones de visionados.

El listón estaba alto pero Lafourcade quería alejarse de ello y por ello se refugió en el sonido acústico de Los Macorinos.

Lafourcade también busca con este disco sentirse "cerca de la gente del campo", como lo estaba la fallecida Violeta Parra, una de sus musas junto a Edith Piaf, Nina Simone o Omara Portuondo, que colabora con ella en "Tú me acostumbraste".

El proceso de composición de Musas fue tan productivo que de aquellas sesiones con Los Macorinos, que la acompañan también en su gira, salieron 30 canciones.

Por ello, habrá un segundo volumen lleno de raíces mexicanas y aún sin fecha de salida.

Tú si sabes quererme, original de Lafourcade, fue el primer sencillo del álbum. Vio la luz en el mes de enero y acumula más de 22 millones de reproducciones de su video en Youtube y 29 millones de escuchas en la plataforma de streaming Spotify.

Con tal éxito, la artista se confiesa y asegura que cree que es "suerte" que la gente siga escuchándola en vez de pensar que está "loca".

Porque en un mundo acostumbrado a comer "hamburguesas y papas fritas", ella insiste en ir en contra de la corriente, tan solo porque quiere y puede hacer la música "que le gusta".

"La música tiene que ser algo que me fascine, porque si no me moriría en vida", sentencia Lafourcade, musa al mismo tiempo de la música mexicana contemporánea.

 

"Una familia en su casa mientras cena, una pareja mientras hace el amor, una mamá que trata de dormir a su bebé, una nieta con su abuela, esos son los mejores lugares para escuchar Musas", Natalia Laforucarde.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo