"La gran oscilación": la ambigüedad del hombre vista desde los ojos del Diamante Eléctrico

Un disco más experimental en cuanto a tiempos, ritmos e instrumentos.

Por Lizeth Cadena C.

“Cuando empezamos la banda éramos amigos, pero no éramos hermanos. Ahora sí los somos porque estamos todo el tiempo juntos, compartiendo viajes, habitaciones y giras. La gran oscilación también representa eso: el buen momento que estamos atravesando y el nivel conexión que hemos alcanzado”, Diamante Eléctrico.

Pensando en el constante movimiento en el que estamos, y en que la vida, a fin de cuentas es un péndulo, nace La gran oscilación, la nueva apuesta del Diamante Eléctrico, un álbum que busca describir la ambigüedad del ser humano y su andar entre el amor y el odio, lo claro y lo oscuro, lo bueno y lo malo.

“Después de ganarnos el Grammy, pensamos que teníamos que movernos más. Así que en enero comenzamos a ensayar sin parar, para crear las canciones. En un comienzo realizamos 25 canciones, pero fuimos depurando en el estudio de grabación, donde finalmente quedaron 13 temas, aunque uno de ellos será utilizado para una edición especial”.

En abril pasado Diamante Eléctrico se encerró en el estudio de grabación con Joshua V. Smith, ingeniero musical que ha trabajado con artistas como Jack White y Beck. Con él realizaron un álbum análogo, lo que quiere decir que no usaron un computador. Todo lo hicieron directamente de la consola.  

Además: Voluma, la ‘otra dimensión’ de León Larregui

¿Por qué en una era de los digital, apostarle a lo análogo? “Nosotros nos sentimos cómodos con la idea de que las cosas no son fáciles y que uno debe trabajar mucho para lograr un producto de calidad. Fue un reto como músicos, ya que en lo análogo tienes menos elementos y debes hacer un buen uso de cada uno de ellos. Además, nuestros héroes siempre grabaron discos así: Led Zeppelin, Black Sabbath, The Doors, The Rolling Stones”.

“El movimiento es una buena analogía de lo que es la vida. De allí La gran oscilación”, Diamante Eléctrico.

A eso se suma que, para la banda colombiana, en la era en la que todos están completamente conectados a los dispositivos electrónicos, se pierde la esencia humana a la hora de hacer música, y eso era lo que querían devolverle a su sonido con La gran oscilación.

El primer sencillo de este álbum fue ‘Placebo’, que a nivel lírico, habla del amor como una droga. “El placebo es un medicamento que consumes para sentir cosas que muchas veces no existen, y el amor en muchas ocasiones es así: la cabeza y el corazón están en constante lucha, porque el corazón siente que está en determinado estado emocional, pero no es verdad. ‘Si te respiré, cómo hago para sacarte del sistema’, es más o menos lo que queríamos decir”.  

En La gran oscilación los fanáticos también se encontrarán con canciones como ‘Humo sagrado’, de aspecto chamánico, ‘Nada’, un tema de amor muy rockero y ‘Después de la espera’, el intro de este álbum. Para la agrupación, es disco más experimental, con mucho uso de teclados, que no tiene pausas entre canción y canción, con una duración de cincuenta minutos.

En cuanto a las letras de las canciones, Diamante Eléctrico nunca ha pensado en contar historias, simplemente busca que cada persona interprete las letras y les de el significado que desee. Temas que se mueven, principalmente, por el dolor.

“El núcleo de esta banda siempre ha sido el dolor, porque hemos pasado por situaciones jodidas que nos han hecho creer que es el sentimiento primario del ser humano. Por encima de la felicidad, el dolor es algo que sentimos desde el nacimiento”.

Podría interesarle: Documentales musicales que puede ver en Netflix

12 temas hacen parte del nuevo álbum de Diamante Eléctrico. Canciones que mantienen la esencia rock del Diamante, pero que también son el resultado de la experimentación de nuevos sonidos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo