“El talento no se puede esconder, el talento tiene luz”: Emma Suárez (Julieta)

Por MAURICIO BARRANTES / PUBLIMETRO

La protagonista de Julieta, la última película de Pedro Almodóvar, contó detalles de la cinta que se lanza este jueves en Colombia. 

Escuchar el nombre de Pedro Almodóvar ya es sinónimo de calidad para los seguidores de este director. Algo similar sucede con Emma Suárez, la experimentada actriz que protagoniza Julieta, interpretando el rol principal de un personaje complejo y difícil, en una historia donde la culpa juega un papel central.

Cabe recordar que Emma Suárez es muy cercana al cine colombiano por su participación en Golpe de estadio, la exitosa película de 1998 del director Sergio Cabrera. En entrevista con PUBLIMETRO, Suárez habló de Julieta, de su vida y de su opinión sobre Colombia.

¿Cómo fue la experiencia de trabajar al lado de Pedro Almodóvar y qué le aportó a usted como actriz?

Pedro provoca que cualquier película que hace todo el mundo la esté esperando. Se trató para mí de participar de un gran guion y de un proyecto magnífico en el que pude interpretar un personaje complejo y muy difícil. Eso me emociona porque mi trabajo al final es interpretar personajes y que los personajes te gusten. Además, he tenido mucho tiempo para prepararme y para poder acercarme al personaje de Julieta, investigar, recrearme y hacer un proceso creativo de trabajo.

Usted tiene una amplia carrera en la actuación y esta es la primera vez que trabaja con Almodóvar ¿quiso llegar a ser protagonista en alguna de sus películas?

Siempre consideré que sería maravilloso trabajar con Pedro, pero no era algo que pensaba constantemente porque si no se habría convertido en una frustración, la vida sigue su viaje y las cosas suceden cuando tienen que suceder, en este momento de mi vida poder trabajar con Pedro ha sido maravilloso, algo que también diría si hubiera sucedido antes. En el presente aporta algo especial porque ya soy una mujer adulta y creo que él también buscaba alguien que le pudiera interpretar emociones de gran hondura.

Directores como Almodóvar tienen clásicos difíciles de superar, ¿cómo cree que directores como él pueden seguir impactando con sus nuevas películas?

El trabajo de un artista exige sorprender y una de las características de este trabajo es que estás en constante desarrollo, tratando de crecer como artista. En esta película, Pedro, como cineasta ya maduro aporta una sabiduría y un sentimiento sobre la vida, sobre las emociones, sobre las relaciones y sobre los conflictos a los que uno se ve avocado. Pedro ha hecho una película que toma una trayectoria diferente a lo que había hecho antes. Creo que narrativamente la película es distinta, es honda y dentro de su filmografía, que tiene un estilo muy particular, en esta película la historia toma un protagonismo por la emotividad que transmite que marca también la diferencia.

¿Cómo ha logrado mantener su vida privada alejada de los medios?

Siempre he considera que siendo actor hay que tener un respeto por los personajes que interpretas y por las historias y creo que los espectadores cuando van a ver una película es muy importante que se dejen envolver por ese personaje. Si tienen información del actor que aparece en la pantalla, que contamina al personaje y se convierte en algo prioritario, el espectador no va a poder limpiamente esa película.

Usted tuvo contacto con el cine colombiano con Golpe de estadio, una película de 1998, ¿cómo fue en ese momento trabajar en Colombia cuando hacer cine no era tan fácil?

Me llamó mucho la atención la personalidad de los colombianos, ese espíritu tan cariñoso, esa generosidad, ese amor, me sentí muy protegida siempre, así como me sorprendí al ver la riqueza de este país con extensiones de vegetación inmensas. También pude ver el contraste entre la riqueza y la miseria y me pasó una anécdota en una casa muy pobre, desprotegida y es que les pregunté que qué les podía dar, pensando en que me iban a responder que querían un colchón, un tejado, pero me respondieron que un televisor.

¿Cómo ve el entusiasmo actual del cine colombiano gracias a una nominación a los Óscar y a destacadas participaciones en Cannes y otros festivales?

Es maravilloso y es algo que sucede porque tenía que suceder, cuando hay talento eso no se puede esconder. El talento tiene luz, entonces los cineastas colombianos que tienen el entusiasmo y el deseo de hacer cine, es lógico que termine siendo reconocido y aplaudido.  

A qué se debe su éxito como actriz, ¿disciplina, talento, suerte, una mezcla?

Paradójicamente creo que la constancia y la vocación. Creo que sí tengo cierta coherencia en mi trayectoria porque me implico siempre en proyectos que me gustan, que me seducen. Para mí lo importante en este trabajo es sentir empatía con el proyecto, con la historia que hay contar, independientemente de si es un director nuevo o de experiencia. Cada uno de los proyectos me ha aportado algo diferente y he tratado de ser como soy.

¿Qué le hace falta hacer a Emma Suárez a nivel profesional?

Me gustaría hacer algo de teatro clásico por el nivel de exigencia que tiene eso y por descubrir en las palabras la belleza y por los personajes del teatro clásico que te hacen crecer. También hay algo que siempre me gusto y es que me gustaría hacer algún musical, no es una frustración pero sí me parecería divertido.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo