A Head Full of Dreams: el retorno de Coldplay al sonido brillante

Mañana Coldplay dará luz a un nuevo hijo: A Head Full of Dreams (Una cabeza llena de sueños). Se trata de su séptimo álbum de estudio con el cual darán fin a la era Ghost Stories, su disco antecesor. En Publimetro tuvimos la oportunidad de escucharlo previo a su lanzamiento y estas fueron nuestras impresiones.

Por Lizeth Cadena C.

Con este nuevo álbum, Coldplay se devuelve al color que enamoró a muchos en Mylo Xyloto.

Es justamente A Head Full of Dreams, la canción homónima del álbum, la que abre las puertas a este mundo de 11 canciones. Este nuevo trabajo mantiene el pop que ha caracterizado a los ingleses en los últimos años y se enlaza con trazos soul y electrónicos.

Además: Amanecer de Bomba Estéreo, entre los mejores discos del año

El inicio de Birds bien podría confundirse con las tonalidades propias del pop británico de los años ochenta. Sin embargo su final sufre una mutación al convertirse en rock and roll.

Hymn for the Weekend es el tema que reúne a la banda con Beyoncé. Aquí la apuesta por el soul se hace más notoria y no solamente por la voz de la estadounidense, sino también por el uso de palmas y coros a manera de respuesta. Elementos que se repiten en Adventure of a Lifetime, primer sencillo del álbum, a los cuales se les suma la esencia funk.

Una pausa de los ritmos cargados de vitalidad llega con Everglow, la clásica balada con piano, muy a lo Coldplay. Para sorpresa de muchos es su exexposa, la actriz Gwyneth Paltrow, a quien escucharán como voz de fondo. De hecho, el líder de la agrupación, Chris Martin, le contó a Q Magazine que Paltrow fue quien escribió la línea que la incluye en la canción.

Podría interesarle: VEGA en Colombia

Fun, junto a Tove Lo, se apega al pop de corte oscuro que propone la sueca. Aunque, claro, no pierde ese sonido brillante, protagonista en el disco. Al final, una guitarra acústica se encarga de poner ‘la cereza al pastel’. Por el estilo encontrará Army of One.

Dulce, como una caja de música, así es Kaleidoscope, un intervalo de cerca de dos minutos en el que se puede escuchar el discurso del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante el funeral de un sacerdote asesinado. Un interludio que tiene mucho que ver con la estética de esta producción en cuanto a su portada, las tonalidades e imágenes usadas.

Cerca al final se encuentran Amazing Day y Up&Up, que siguen el camino de  Everglow. La segunda es una balada en la que Noel Gallagher aporta algunos arreglos de guitarra.

A Head Full of Dreams rompe completamente con la nostalgia del Ghost Stories. Un álbum de tonalidades luminosas y armónicas, en el que la guitarra provee de fuerza y guía al resto de los instrumentos.

Lea también: Cuatro discos colombianos, entre los 50 grandes álbumes latinos según Billboard

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo