Kevin Flórez se convierte en ‘La Supremacía’ musical

Por Silvia Gómez

Kevin Flórez, uno de los artistas más importantes del género urbano, se está consolidando en la industria musical con ‘La Supremacía’, su segundo álbum que cuenta con 13 temas de su autoría.

El cartagenero ha estado desarrollando su carrera con el fin de conquistar el mercado internacional, y en este trabajo cuenta con la co producción de Dj Zafa y Dj Dever, además de las colaboraciones de reconocidos intérpretes como   Nicky Jam, De La Ghetto, Stanley Jackson y Nigga Jam.

El cantante habló con PUBLIMETRO sobre sus inicios en la champeta, el nuevo disco, y sus canciones favoritas donde aconseja que ‘De amor nadie se muere’.

¿Por qué se decidió por la champeta?

“Cuando yo era niño me gustaba el hip hop, lo mío siempre fue el rap y esa parte de la música urbana, pero por el 2011 como yo me crié en un barrio popular donde se escuchaba la champeta todos los días. En ese año, yo decidí mezclar el hip hop con la champeta para ver qué pasaba, y todo estaba como entre la mitad si pegaba, o fracasaba… ¡Y todo fue un éxito gracias a Dios! Quería imponer un nuevo estilo. 

¿Se sorprendió con lo que pasó?

Si claro, ‘eres cara de ratón, pero con cola de león’. Eres la parte principal del género, de lo que inventaste, de la nueva ola de champeta. Yo me he sorprendido, porque empezamos a recibir premios, me gané el primer Congo de Oro de la champeta, me gané los tres premios Shock y fui el máximo ganador del 2013, dos premios Nuestra Tierra… Muchas cosas que quedan en el corazón. 

¿Cómo define La Supremacía?

Es como algo difícil de superar, un álbum que tiene ritmos distintos, tiene una mezcla y una fusión increíble. Se llama así porque me dicen ‘la supremacía’ y también lo tengo tatuado en mi pecho. 

¿Sigue manteniendo su esencia?

Sí. Mantengo la esencia, pero a la vez cambio un poco el estilo. Por ejemplo, la primera canción es Dance in De party, y es una mezcla de hip hop con electrónica. En cambio, La Opera y Doberman tienen un estilo de dance hall bien arriba, que está combinado con champeta. Ya en las demás canciones mantengo mi estilo, con el que he venido creciendo. 

¿Cómo ha recibido la gente estos nuevos ritmos?

Los que me conocen a mi desde el principio lo han tomado excelente, porque siempre han escuchado algo de lo que yo hacía. Pero de pronto los champeteros viejos dicen que lo que yo estoy haciendo está bien, porque metí mi champeta pero a la vez mi estilo, y ellos conocen mi historia. Apenas llevo cuatro años haciendo esta nueva ola que inventamos nosotros y le llamamos champeta urbana. 

¿Cómo describe su evolución musical?

No sólo he evolucionado musicalmente, sino también mi vestimenta… Hemos pasado por muchos estilos, pues la idea es evolucionar más no quedarse en la historia, en lo monótono. Hay un Kevin Flórez muy cambiado, más delgado, un estilo de ropa más moderno… Con respecto a mi cuerpo, el secreto es el gimnasio, no pierdo ese momento. La idea es estar fitness por salud y por verme bien.

¿Cuál es su canción favorita de este disco?

Todas me gustan, pero hay tres que son mis consentidas: Visa pa tu Corazón, Doberman y De Amor Nadie se Muere… Le doy ese consejo a los jóvenes, está última canción trata de una novia que le dice al novio que no quiere más… “Me dijeron que te vieron por ahí, preguntándole a medio mundo por mi, que si no me ves te ibas a morir, espera, te quiero pero me dijiste que me fuera”.

¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar con su papá?

Es un papá muy exigente y severo (risas). Me ha pegado mis ‘cocotazos’, pero es el mejor del mundo. Mis amigos a veces se burlan de mí porque siempre ando con mi padre.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo