Camila Zárate defiende las historias de amor en tv colombiana

Las historias de amor nunca mueren, por esto Caracol siguió manteniendo este esquema en televisión llevándole a los televidentes proyectos un poco más alejados del narcotráfico y la violencia.

Por CAROLINA VERGARA - PUBLIMETRO

Dulce Amor, el encanto de lo prohibido cuenta la historia del joven Martín Guerrero, a quien la falta de dinero y las deudas que lo aquejan, lo obliga a dejar las pistas del autódromo para sentarse al volante del carro de Natalia Toledo, una importante ejecutiva a quien debe servirle como conductor.

La costumbre de Martín por romper las reglas y las órdenes de su nueva jefa, terminan acercando a esta pareja que descubre que las diferencias que existen entre los dos, se llama atracción.

En la telenovela, Camila Zárate interpreta a Verónica Toledo, una joven que perdió a su padre a pocos días de cumplir sus 15 años.

A raíz de su ausencia, decidió irse  por un tiempo a Los Ángeles a probar suerte, impulsada por sus ganas de convertirse en actriz y ser reconocida en Norteamérica.

Lamentablemente los intentos fallidos en Estados Unidos fueron muchos y aunque a su familia le hacía creer que estaba triunfando en tierras extranjeras, su cara nunca se vio en pantalla.  

“En las historias donde hay amor hay de todo, traición, misterio y cosas para resolver. Dulce amor aborda toda una serie de cosas que se encierran en una familia de mujeres. Mi personaje es muy humano pese a ser una mujer tan frustrada e insegura”, dijo Camila a PUBLIMETRO.

Además, aseguró que hasta el momento ha sido el personaje más cercano a ella, por interpretarlo en un momento de su vida en el que necesitaba darle rumbo a muchas cosas.

“Este personaje llegó en un momento de en el que me hizo exorcizar muchos demonios y encontrar muchas cosas que tenía negativas y estaba ignorando. Me ayudó a crecer y a aprender mucho sobre mí”, dijo.

Camila, quien actualmente se encuentra radicada en México, apoya que la televisión colombiana se centre en historias alejadas de la guerra, aunque no está en contra de las series que se dedican a revivir lo que ha ocurrido en Colombia durante los últimos años.

“Con Dulce amor los televidentes se van a llevar una sonrisa. Hemos tenido muchas historias de bala y es válido, pues hace parte de nuestra realidad, pero el amor hay que destacarlo y no podemos dejarlo a un lado. Pienso que es bueno dar un mensaje bonito a la gente antes de dormir, la información que cada quien se lleva a la cabeza antes de ir a la cama es importante. Por eso, hicimos una novela para que la gente la disfrute en familia”, agregó.

La telenovela fue grabada en Full HD con óptica de cine a dos unidades. Contó con un equipo humano de 120 personas delante y detrás de cámaras.

Su rodaje fue en estudio y exteriores tomando como epicentro la arquitectura de Bogotá. Algunos barrios de la capital colombiana fueron escenario de esta producción llena de intriga, celos, revelaciones familiares, amor y pasión.

Lea también:

Melody causa escándalo por este insinuante vestido

Nanis Ochoa es criticada por tener la ropa interior rota

Fotos: Las muestras de apoyo de las famosas a Carolina Soto

MÁS DE ENTRETENIMIENTO AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo