Quiero ver a Juan David y Paulo en la final de MasterChef: Esteban Cardozo

Por PUBLIMETRO

Esteban Cardozo tuvo que dejar su sueño de ser el primer MasterChef colombiano.

“Fue sorprendente ver la reacción de todos, ver a los jurados con los ojos aguados, ver a mis compañeros bajar del balcón y cuando Claudia Bahamón, me dijo que se iba la sonrisa de la cocina de MasterChef, también fue algo muy bonito, porque así quería que me recordarán, como una persona alegre, tranquila, optimista, porque ese soy yo”, cuenta Esteban.

¿Qué lo motivó a entrar a MasterChef Colombia?

He sido seguidor de todas las versiones, en todos los países. Yo creo que si hicieran uno en Korea, me lo veo porque me encanta. Cuando supe que se iba a hacer la versión colombiana, me inscribí, pero la verdad no creí que fuera a llegar tan lejos.

¿Qué pensó en el momento que se dio cuenta que superaba las pruebas y avanzaba al grupo de los 18 mejores?

Lo consulté con mi papá, porque además de que estaba trabajando con él en un proyecto como arquitecto, siempre lo he admirado por que es un hombre muy sabio y sensato. Después hablé con mi mamá, quien estaba muy emocionada con la idea y finalmente tomé la decisión de seguir adelante con todo lo que venía.

¿Qué fue lo más difícil de su paso por el reality?
Había de todos. Pruebas difíciles y otras más sencillas, pero realmente lo más difícil es estar alejado de tu familia, de tu entorno, compartir con personas que apenas conoces, enfrentarte a comentarios duros como los de los jurados y poner a prueba algo que hasta el momento, había sido un hobbie.

¿Cuál fue el secreto para permanecer en la competencia?
Yo siempre fui muy positivo, alegre y trataba de animar a mis compañeros a tomar las cosas con calma. Yo siempre he dicho que tengo un privilegio y es me considero un hombre feliz. He tenido problemas y situaciones difíciles, como todas las personas, pero en general soy feliz y afortunado. Y aunque creo que fuiuno de los que más veces tuve el delantal negro, siempre estuve muy positivo.

Entonces ¿Qué falló?

Después de la prueba de la morcilla y la frambuesa me sentía bloqueado. Nunca durante la competencia había tenido esa sensación y fue determinante. En el momento en el que me doy cuenta de que la última prueba tenía algo de repostería, sabía que algo no iba a estar bien.
 
Sabiendo que la repostería no era su fuerte, ¿intentó mejorar este aspecto dentro de la competencia?

¡Todo el tiempo! En la casa me la pasaba leyendo sobre técnicas y trucos de repostería, pero no siempre es tan fácil de hacer. La repostería es algo muy exacto y preciso y cualquier error por pequeño que parezca puede arruinar toda la preparación. Lastimosamente no soy muy bueno en este tipo de culinaria.

Jorge Rausch fue uno de los más exigentes con usted ¿Lo afectaban sus comentarios?

Desde el principio supe que él iba a ser muy duro, porque desde la prueba en la Plaza de Bolívar, él me dijo que si fuera por él, yo no estaría en MasterChef Colombia. Pero con el paso del tiempo, lo fui conociendo mejor y aprendí que era su forma de exigirnos. Él es una persona que ha hecho a pulso su carrera y lo único que quería es enseñarnos y que aprovecháramos al máximo el paso por el programa.

¿A quién quisiera ver en la final?

Me parece que Juan David y Paulo tienen mucho mérito. Son personas maravillosas y no podrían recibir una mejor recompensa que llegar a la final del programa.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo