"Nuestras vidas cambiaron desde que hicimos Divergente", protagonistas

Por Melody Waintal

No es ninguna coincidencia la cantidad de libros ‘Top Teen’ que llegan al cine, pues   la mayoría de ellos se convierten en éxitos de taquilla. Ya pasó con la magia de Harry Potter, los vampiros de Twilight y la revolución de The Hunger Games. Pero después de haber recaudado casi 300 millones de dólares con la película Divergenteno es para nada difícil predecir el éxito de la segunda parte Insurgente.

PUBLIMETRO habló con sus protagonistas, Shailene Woodley, Theo James, y Ansel Elgort, sobre la cinta que llegará a las salas de cine del país este martes.


¿El éxito de la primera parte, Divergent, les cambió en algo la vida?

AE:  Nuestras vidas cambiaron bastante. La mía, obviamente cambió desde que hicimos Divergente y la otra película The Fault in Our Stars. Ahora, cuando salgo, me piden tomarse fotos conmigo, algo que todavía me parece muy raro. Pero es bueno cuando la gente reconoce tu trabajo porque la mayoría de los actores no tiene la misma oportunidad de ser conocidos y en ese sentido me siento muy agradecido.

SW: Para mí, fue mucho más difícil de lo que esperaba porque no pensé en todo lo que crecí este año. Pensé que la transición entre Divergente o Insurgente iba a ser más simple porque solamente creí que iba a volver a pensar como el personaje, pero mi mente también evolucionó desde aquel entonces. Y con el rodaje de Insurgente, tuve que volver a quien era yo al principio, para recuperar la misma mentalidad de Tris.

¿Y quién es Shailene Woodley en la realidad? ¿Qué sabe por ejemplo Ansel que los fans todavía no conocen sobre ella?

AE: Creo que hay mucho que no saben de ella. Shailene es un libro abierto y es una persona muy complicada. Lo que quiere que sepamos te lo dice, pero hay ciertos temas que ella también quiere mantener en privado. Nos pasa a todos.

TJ: Ella es una protagonista de carácter fuerte, pero al mismo tiempo es muy femenina.

 
¿Detrás de cámara son todos tan fuertes como en el cine?

AE:  Yo soy una persona activa. Juego al básquet, hago escalada en roca, me gustan las actividades físicas, pero a Caleb [su personaje] no. Si ves como corre en la película, parece que se va a tropezar en cualquier momento porque él no es esa clase de persona. Y fue una decisión mía mostrarlo así. No todos somos superhéroes y creo que Caleb representa a los intelectuales. Representa alguien que no podría escaparse de un tiroteo y por eso decidí cambiarlo un poco.

SW: En Insurgente hay una escena alucinante, cuando Tris persigue las casas. Creo que ese día tuvimos cuatro o cinco dobles. Éramos un montón de mujeres de pelo corto, exactamente con el mismo vestuario, caminando por el estudio. Era muy gracioso, pero tuve que ser bastante fuerte en la escena donde giran las casas. Nos ataron con alambres para ir cayendo despacio. Pero en realidad es una casa que giraba a 90 grados y fue increíble pensar: “si no me sostengo bien del caño no me voy a lastimar, pero voy a quedar colgada en el aire”. Eso fue muy gracioso.


¿Y para Ansel no es para nada extraño volver a aparecer como el hermano de Shailene en Insurgente después de haber sido el novio en la película The Faults in Our Stars?

AE:   Fue raro, sí, no sé como lo hicimos pero lo logramos. Y estamos contentos porque funcionó bien.

TJ: Él en realidad quería una escena de amor (risas).

AE: ¡Sí! Le pregunté a Theo si estaba de acuerdo (ríe). No le cayó muy bien cuando le dije “Mira, ya lo hice antes. Yo puedo tomar tu lugar.” (Más risas) Los efectos visuales estuvieron genial en esta película y hubiesen podido editar nuestros cuerpos, para que todo quedara perfecto… sin él.

En la primera película con Divergente ya habían presentado un mundo partido en cinco divisiones: ‘Amity’ (los amables), ‘Candor’ (los honestos), ‘Eurdite’ (los inteligentes), ‘Abnegation’ (los abnegados) y ‘Dauntless’ (los valientes). Con toda la acción y los mismos protagonistas, incluyendo a Kate Winslet en el personaje del líder Jeanine, en Insurgente ahora se suman otras estrellas del Óscar como Octavia Spencer en el rol del líder de ‘Amity’ y Naomi Watts como la madre de Four (Theo James). El gran cambio: en vez del director Neil Burger de Divergente, esta vez contrataron a Robert Schwenke por su experiencia con Eric Bana y Rachel McAdams en The Time Traveler’s Wife y la acción de Jodie Foster en Flightplan, además de las persecuciones en su última película RIPD con Ryan Reynolds y Jeff Bridges.


¿Cuál es el mayor cambio entre la primera y la segunda historia… además de un director diferente?

SW: En la primera película habíamos tenido muchas más coreografías y entrenamientos de peleas, pero esta vez básicamente entrenamos para mantenernos en forma. No hubo nada demasiado intenso.


¿Agregaron a la actuación algún aspecto de la verdadera relación familiar que tienen detrás de cámara?

AE: Yo tengo muy buenos padres, como mi personaje de Caleb, aunque en la película tuve que sentirme traicionado en el momento donde estaba seguro que podía confiar en ellos. Recién con el paso del tiempo, él se da cuenta que sus padres tenían una razón, pero Caleb se siente totalmente traicionado por sus padres. Y si me hubiera pasado algo así, yo me hubiera enojado igual.

TJ: Mi personaje no tiene una buena relación con sus padres y por suerte, yo sí tengo dos padres maravillosos. Es algo que tuve que hablar por las escenas que tenía con Naomi Watts. Pero… para mí, la familia es muy importante y seguramente incorporo esos pensamientos, emociones y filosofías en mi actuación.


¿Qué les gustó más de Insurgente?

SW: Una de las razones por las cuales me enamoré tanto de Divergente fue porque la relación entre Tris y Four estaba basada en confianza, respeto, sinceridad y ningún nivel superficial, atracción física, o pasión. Se ven como individuos que inspiran, intrigan y dan un sensación de misterio entre ellos. Y me parece interesante. En Insurgente, la relación no está en un 100%. No siempre se sienten seguros, son bastante vulnerables. Tienen sus altibajos y es uno de los giros más inteligentes que pudieron haberle dado al mundo de adolescentes. Es bueno reconocer que las relaciones pueden estar basadas en la verdad y ser vulnerables al mismo tiempo, sin poder proteger ningún defecto.

TJ: A mí me gusta el respeto que tenemos entre nosotros. Me pareció que esta película era diferente a la primera en el sentido que Shai está conociendo este mundo y Four, aunque no sabe de verdad de donde viene, es un poco misterioso. En esta historia, intenta reprimir la revancha de la muerte de su familia y sus amigos.


¿Y cómo se llevaron con los nuevos actores famosos como Naomi Watts y Octavia Spencer que también trabajan en la nueva película, con otra superestrella como Kate Winslet?

AE :Cenábamos separados (Risas) No los dejábamos comer con nosotros. A lo mejor los dejemos en la próxima (más risas). Obviamente bromeo. Fue maravilloso, especialmente para alguien como yo. Soy muy novato en esta industria y poder decir la lista de actores que trabajaron conmigo es realmente increíble… gracias a Divergente. Kate Winslet, Naomi Watts, Octavia Spencer. Estuve en los Óscar por primera vez. Fue espectacular y me senté al lado de Octavia pudiendo decir, “Si, yo trabajé con ella, la conozco desde hace mucho tiempo.” Mejor, imposible.

¿Y Naomi Watts?

TJ: Yo era el que estaba más entusiasmado en trabajar con ella, obviamente, porque es muy buena actriz y trabajó en películas increíbles. Primero, fue interesante porque interpretaba a mi madre, pero era hermosísima (risas). Pero tuve que olvidarme de eso, por completo (le cuesta parar de reír). Naomi puede ser muy estructurada pero al mismo tiempo es muy amable. Con ella, el rodaje fue interesante porque había una energía muy diferente.

 
¿Y el cambio de director no se notó demasiado?

SW: Cuando me enteré que Neil Burger no iba dirigir la segunda película, fue un poco raro hacerme a la idea de que otra persona podía tomar su lugar, porque Neil había creado nuestro mundo, el mundo visual de Divergente. Él tomó el libro original y le agregó el lado visual, le dio luz. Pero Robert [Schwentke], es un ser humano increíblemente amable, puro y nos hizo sentir cómodos desde el primer momento. No tiene ego y de verdad tomó en cuenta nuestras opiniones, que es una bendición. Si alguien nuevo hubiera venido con ideas fuertes sobre lo que quería, sin importarle lo que otros pensáramos, creo que hubiera caído mal porque nosotros conocíamos el mundo demasiado bien. Y Robert estuvo genial. Es un hombre familiar. Sus hijos estaban en el estudio todo el tiempo y él llegaba todos los días con una sonrisa y una actitud de “¡Hagámoslo!”. Estaba muy dedicado en el lado creativo, siempre dispuesto a divertirse en el trabajo, algo que muchas veces nos olvidamos de hacer en cualquier trabajo en la vida. Tener a un líder creativo, el capitán del barco, trayendo espontaneidad, pasión y reteniendo la integridad y dedicación al trabajo duro, fue hermoso y estoy encantada de haber trabajado con él.

TJ: Para la segunda película también ya habíamos establecido los elementos más importantes de la historia y teníamos el lujo de empezar sin tener que analizar demasiado los personajes. La energía fue diferente. Lo queremos a Neil, pero siempre es divertido contar con alguien que agrega algo distinto, como actores nuevos. Siempre es bueno cambiar un poco. Además, también contamos con un poco más de presupuesto y eso siempre ayuda… para mantener el éxito.


Lea también:

FOTOS: 13 personajes que quizá no sabían que interpretó Gary Oldman

Jordana Brewster: “No soy una conductora rápida y furiosa”

MÁS ENTRETENIMIENTO

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo