Aiste Miseviciute: De modelo a bloguera de los mejores restaurantes del mundo

"Puedo comer lo que quiera sin subir de peso".

Por Metro World News

Ser modelo de alta moda y a la vez foodie suena incompatible, pero es la realidad de Aiste Miseviciute.

Por estos días, la modelo de origen lituano divide su tiempo entre las capitales culinarias, su casa en Londres y las pasarelas de París.

La modelo de 32 años de edad, quien ha aparecido en las portadas de revistas como “Vogue” y “Numéro”, comenzó su blog de comida, “Luxeat”, en 2003. Es aquí donde comparte sus experiencias de algunos de los mejores restaurantes del mundo, incluyendo su inclinación personal por el pescado crudo y queso francés. Miseviciute, quien afirma disfrutar de una alimentación libre de culpa sin la penitencia del gimnasio, habla sobre platos gourmet y mantenerse saludable.

¿Siempre has sido una gourmet?

– Cuando tenía 18 años de edad llegué a París para trabajar como modelo. Fue una gran revelación para mí, porque en Lituania no tenemos esta gran cultura de restaurante. Allí la comida era bastante mala: comida campesina sencilla. El arte de vivir en París realmente me impresionó; era como un mundo completamente nuevo. Celebré mi  cumpleaños 19 en Apicius –restaurante con estrella Michelin del chef Jean-Pierre de Vigato. Para una chica que estaba acostumbrada a comer barras de Snickers y Mars, esto era otra cosa. Todavía recuerdo el postre increíble llamado “Dos Caramelos”, yo ni siquiera podía imaginar que algo tan bueno podría existir, que se podría llegar a este nivel de sofisticación.

¿Por qué empezaste tu blog?

– Al ser modelo, empecé a viajar mucho y estaba teniendo bastante éxito, estaba apareciendo en las portada de “Numéro” y “Vogue”, y me mudé a Nueva York. En 2003, los blogs estaban recién empezando y yo inmediatamente pensé que sería una buena manera de compartir mis experiencias de los restaurantes con mis amigos y familiares que se quedaron en Europa, por lo que nació Luxeat.com. Al principio mi lema era: “¿Quién dice que las modelos no comen?”, ¡porque todo el mundo asume que las modelos no comen nada! Para ser completamente honesta, si tuviera que hacerlo, me pondría a dieta porque el modelaje es una pasión tal que el sacrificio valdría la pena, pero supongo que tengo suerte, puedo comer lo que quiera y no subo de peso.

¿Fue un éxito desde el principio?

– Mi blog de inmediato recibió atención; me sorprendió todo lo que la gente se preocupaba por los alimentos en todo el mundo. Siento que hoy en día la moda está completamente superada por los alimentos en términos de cultura e identificación. Todo el mundo toma fotografías de sus platos y de lo que cocinan.

¿Fue difícil que te tomaran en serio?

– Tal vez un poco al principio, cuando algunos pensaban, “¿qué sabe una modelo lituana sobre comida?”, Pero no duró mucho. Bloggers de alimentos se han convertido en plataformas poderosas de crítica, al igual que los bloggers de moda en el mundo de la moda. Todos los días recibo correos electrónicos de los restaurantes pidiéndome que los visite. Pero quiero ser objetiva. Además yo siempre pago mis comidas.

¿Crees que la comida de calidad te hace comer menos?

– Realmente aprecio la comida y grandes productos, pero eso no quiere decir que yo coma trufas y caviar todos los días. Cuando compro alimentos, trato de conseguir buenos productos orgánicos de proveedores de confianza. Esto es lo que es realmente bueno de este fenómeno foodie: las personas son más conscientes de lo que comen y prefieren ir a un mercado el domingo por la mañana que comer en un lugar de comida rápida. Cuando estaba en Noma en Copenhague, que fue recientemente galardonado “Mejor restaurante del mundo”, no había mucha comida en los platos ya que cada porción era sólo un pequeño bocado y con una gran cantidad de verduras, ¡por lo que es en realidad muy ligero!

Cuéntanos de la película “Foodies: The Culinary Jetset”. ¿Cómo acabaste en este proyecto?

– Un chef estrella Michelin desde Estocolmo me recomendó a un equipo de la televisión sueca que estaban trabajando en un documental sobre él. Él les explicó que en este planeta había algunas personas, como yo, que viajarían por la comida. Estaban muy intrigados y me contactaron y posteriormente me siguieron durante dos años. Mi estilo de vida me permite ir a los lugares más increíbles del mundo, y yo siempre trato de incluir un buen restaurante donde quiera que vaya, pero también, planeo mis vacaciones alrededor de los restaurantes. Algunas personas optan por ir a una playa a broncearse, mientras que los aficionados al fútbol irían a Brasil para ver un juego, ¡pero yo voy a los restaurantes!

¿Cuáles son tus platos favoritos?

– Me encanta el pescado crudo. Puedo pasar horas en el mercado de Tsukiji en Tokio, el mercado de pescado más grande del mundo. Yo no cocino mucho, pero cuando estoy aquí en París compro ostiones frescos. Los corto en rodajas, rocío un poco de sal de mar y aceite de oliva y es como un plato tres estrella Michelin para mí. Además, ¡yo nunca diría que no a una buena hamburguesa! Una de las mejores que he tenido -y créeme, he probado muchas- es en realidad de un camión de comida en París, Le Camion Qui Fume. Me encantan los erizos de mar también.

¿Cómo permaneces delgada y saludable?

– Hago absolutamente nada, aunque sé que debería hacer algo. Después de los 30, los deportes se convierten en algo obligatorio, pero hasta ahora sólo he tenido mucha suerte. Mis padres también están en forma y delgados. Por ejemplo, hoy día para el almuerzo compré de una tienda de delicatessen. Me gusta comer sano y escucho mi cuerpo. No puedo sólo comer foie gras y cassoulet, me sentiría enferma. La gastronomía y cultura de la comida han cambiado en las últimas décadas: ya no encontramos a muchos restoranes que ofrezcan esas salsas pesadas. Los platos son mucho más ligeros y creo que es una buena cosa.

Te gusta la comida sana, pero ¿tienes un placer culpable?

– Yo diría que las hamburguesas. Pero, de nuevo, nunca comería en una cadena de comida rápida. No me gusta sentir como que lleno mi cuerpo con algo que no sé su origen, no me parece una idea acertada. Las hamburguesas pueden ser hechas de una excelente materia prima, ¡por lo que en este caso no hay nada malo en ello!

En la galería de fotos les presentamos los restaurantes favoritos de Aiste

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo