Diego Cadavid se mete en la piel de un vampiro en "El callejón"

Por Catalina Forero Ruiz

Si hay disciplina y hay ganas creo que puedes hacer hasta 50 cosas al tiempo”. Diego Cadavid. Actor.

Luego de un exitoso recorrido por festivales y por la cartelera española, este jueves 4 de diciembre llega a las salas de cine del país este thriller en el que Diego Cadavid encarnará a un vampiro y nos mostrará una faceta completamente diferente de la que nos tiene acostumbrados.

PUBLIMETRO habló con él de su papel y de su experiencia en esta coproducción colombo-española que fue dirigida por Antonio Trashorras, el mismo que escribió la exitosa cinta El espinazo del diablo.

‘El callejón’ llega mañana a las salas de cine colombianas, ¿por qué deberían verla?
El callejón es una película de terror 100%. Así que yo recomiendo que la vaya a ver el que le guste este tipo de cine, porque si no o les va a parecer fuerte o aburridora o no sé. Este tipo de películas son muy particulares, de hecho a mí nunca me han gustado las pelíuclas de terror, pero cuando llegó el guión, lo leí y le encontré la carne a la historia, me encarreté y creo que así le va a pasar al que vaya a verla. Además es hecha por españoles, que son muy buenos en este género. Está dirigida por Antonio Trashorras, guionista de ‘El espinazo del diablo’, y es una cinta en la que la mayor parte del presupuesto se lo invirtieron al maquillaje y los efectos, cosa que es muy buena, pero en sí es muy sencilla.

La película ya ha hecho un recorrido importante por festivales y en cartelera en españa con excelentes resultados, ¿cómo espera que sea la acogida en Colombia?
La verdad no sé. Siempre es tan incierto eso, que no sé. Te puedo decir que para el género español es una maravilla y allá tuvo una gran acogida tanto en festivales como en cartelera. No sabría cómo va a responder el público acá en Colombia, pero tiene todos los ingredientes para encarretar y gustar entre los que les gusta el género. El maquillaje estuvo a cargo de los mismos que hicieron ‘El laberinto del fauno’ y las máscaras a cargo de los que hicieron X-Men, así que en ese sentido este tipo de coproducciones son un gran aporte al cine colombiano.

A pesar de que no le gusta el terror, Interpreta un vampiro, asesino, acosador, ¿qué fue lo más difícil de hacerlo?
Sí. El personaje tiene tres etapas. Al principio es un tipo colombiano recién llegado a Barcelona, supremamente dulce, tranquilo. Después pasa a una etapa donde es un psicópata  y finalmente termina convertido en este vampiro, este monstruo. Claramente el tema del maquillaje supremamente tedioso y aburridor porque eran cuatro horas de maquillada y dos de desmaquillada. Pero yo digo que lo más difícil es el género, porque hacer terror y lograr asustar a la gente es muy difícil y exige muchísimo de uno como actor. Cuando acepté el papel, lo hice porque siempre había soñado con hacer un personaje de fantasía, un Hombre Araña o un Jack Sparrow, donde nada existe y todo te lo tengas que imaginar, porque para uno como actor implica una gran exigencia. Aparte de la experiencia trato de buscar personajes que me saquen de la comodidad. Entonces, en ese sentido fue difícil.

¿Cómo se preparó para asumir ese reto?
Lo primero que hice luego de leer el guión fue tratar de alejarme de las películas de vampiros y del cliché. Uno como actor siempre trata de buscar un referente, pero como no conozco ningún vampiro, reuní documentales de animales y basé el personaje en ellos. Analicé el tema del animal salvaje, de qué lo guía, cómo maneja sus instintos. También me ayudó que las máscaras no me dejaban respirar muy bien, las prótesis no me dejaban cerrar la boca y los lentes me nublaban la vista y esto le aportó un montón al personaje porque realmente me tocaba guiarme por el olor, jadeaba cuando respiraba, babeaba constantemente y eso le dio mucho realismo.

¿O sea, vamos a odiar a su personaje?
¡yo sí creo! (risas). La verdad es que no he podido ver la película completa y nunca pude viajar a los festivales por estar aquí ocupado, pero lo hice con todo el corazón así que esperemos que funcione.

¿Cómo fue trabajar bajo la dirección de Antonio Trashorras, que tiene mucha experiencia en thrillers  (escribió ‘El espinazo del diablo’)?
Muy bien. Es muy diferente trabajar con los españoles. A mí nunca me había tocado, pero Ana, la protagonista, que es cubana-española, me guiaba un poco hacía la forma de trabajar de ellos. Indudablemente tienen este género clarísimo, saben dónde va la pausa, dónde generas miedo, dónde no… entonces me dejé guiar por Antonio. Pero también le aporté un poco más de carne al personaje. Ellos tienen ese género superfantástico metido en la sangre, pero digamos que mi aporte como colombiano fue darle un poco más de realismo y aterrizarlo a pesar de ser un vampiro.

Fue una coproducción colombo-española ¿qué fue lo que más le gustó?
La experiencia fue muy buena, pero lo que más amé es el respeto que tienen por el set. Son supremamente pragmáticos, organizados con las horas y cuando vas a rodar, de verdad hay un silencio sepulcral en el set, la gente está completamente concentrada, no hay una falla de un minuto. Entonces, trabajar en ese orden al que uno aquí en Colombia no está muy acostumbrado, fue maravilloso.

¿Cómo llegó a ganarse este papel?
De hecho fue muy chistoso, porque yo no hice cásting para la película. El director llegó con nombre propio y yo no entendía cuando me dijeron: “ya eres tú”. Yo dije: “no conozco a ese señor, no entiendo de dónde me sacó”. Pero resulta que en España estaban editando la pelíucla de El cartel de los sapos y Antonio Trashorras pasó casualmente por esa sala de edición y dijo: “yo estoy buscando un actor colombiano para una película” y el editor le dijo: “venga, le quiero mostrar a alguien”. Según me contó el director, se sentaron una tarde a ver escenas mías y por eso me llamó. Me dijo: “Lo que estoy buscando de ti es precisamente ese realismo y esa carne del personaje. Que de verdad seas un psicópata asesino colombiano que quiera matar a todo el mundo y después te conviertas en un vampiro”.

¿Cómo hace para repartir su tiempo entre la actuación, la fotografía, la música y además hacer todo bien?
La clave es la disciplina. Todo empezó hace unos años cuando decidí hacer las tres cosas y tenía toda la energía y la fuerza. Hoy en día la sigo conservando, pero a veces me canso. A veces pienso que quisiera parar alguna cosa porque me agoto. Entonces, ya te imaginarás que no duermo mucho. Pero realmente todo me gusta, me funciona y antes que nada, estoy rodeado de gente que me ayuda mucho. En la banda y en las producciones donde trabajo me ayudan muchísimo con los tiempos y organizo siempre los horarios con dos meses de anticipación. Trato de tener todo supercuadrado, pero  creo que la primera cosa es la disciplina y al exigencia. Si voy a ser baterista, no puedo ser un ‘mediobaterista’ y lo mismo con la fotografía. Entonces me puyo todo el tiempo, me pongo a estudiar. Si hay disciplina y hay ganas, creo que puedes hacer hasta 50 cosas al tiempo.

Lea también:

Top de estrenos de cine para diciembre en Colombia

Polémico video: Paola Turbay se negó a hablarle a ‘La Negra Candela’

Fotos: Estos famosos dicen haber llegado vírgenes al matrimonio ¿les cree?

MÁS ENTRETENIMIENTO

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo