Esculturas de Giacometti y Modigliani reinan en la primera noche de subastas

Por Publimetro Colombia

Nueva York, 5 nov (EFE).- Las esculturas de Alberto Giacometti y Amedeo Modigliani se convirtieron en las reinas de la primera noche de subastas de la temporada en Nueva York, al venderse por 100,9 y 70,7 millones respectivamente en Sotheby’s.

La otra estrella de la velada ha sido “Nature morte, vase aux marguerites et coquelicots”, uno de los pocos cuadros que el pintor holandés Vincent Van Gogh vendió en vida, y que fue subastado por 61,7 millones en la muestra de arte moderno e impresionista de la casa Sotheby’s que abría hoy las jornadas de subastas de otoño.

La obra en la que se centraron todas las miradas fue la escultura en bronce y madera “Chariot”, del artista suizo Alberto Giacometti, que tras ser vendida por la cifra de 100,9 millones de dólares se convirtió en la segunda escultura más cara jamás subastada.

Así, esta pieza, de casi 145 centímetros de alto y realizada entre 1950 y 1952, casi bate el récord de esculturas subastadas, que todavía ostenta otra pieza del mismo artista, “L’Homme qui marche I”, vendida por 104,3 millones de dólares en febrero de 2010.

Alberto Giacometti (1901-1966) plasmó en “Chariot”, con la verticalidad y rugosidad típicas de su obra, la filosofía existencialista que dominaba el ambiente de posguerra en París y la obra ha pasado por las manos de la galería de su marchante Pierre Matisse, en Nueva York, a la galería Beyeler en Basilea (Suiza).

La que sí que batió su propio récord fue “Tête”, una rara escultura que italiano Amedeo Modigliani (1884-1920) creó entre 1911 y 1912 y que se vendió por 70,7 millones de dólares, superando el precio más caro jamás pagado por una escultura de Modigliani.

Hasta el momento, el máximo que se había abonado por una escultura de Modigliani en una subasta eran los 52,7 millones de dólares que un coleccionista privado aportó por otra “Tête” del artista en una subasta en Christie’s celebrada en París en 2010.

Las “Tête” de Modigliani son, según Sotheby’s, unos de los iconos de la escultura en el siglo XX. Modigliani talló estos bustos femeninos sobre bloques de piedra que recogía de edificios en construcción en París, y representan diosas que irradian una belleza misteriosa y seductora a ojos del espectador.

Pero quizás la pieza más esperada era “Nature morte, vase aux marguerites et coquelicots”, un tardío bodegón de Vincent Van Gogh (1853-1890) que fue uno de los pocos trabajos que el holandés vendió en vida.

El cuadro fue pintado en la casa de Auvers-sur-Oise (Francia) de uno de sus mejores amigos, el doctor Gachet, que le estaba tratando a las afueras de París cuando faltaban pocas semanas para que Van Gogh se quitara la vida en 1890.

El óleo es una de las más representativas obras del padre del expresionismo, por lo que Sotheby’s lo considera “la naturaleza muerta más importante de Van Gogh que se subasta en más de dos décadas”.

Con un valor calculado entre 30 y 50 millones de dólares, “Nature morte, vase aux marguerites et coquelicots” ha superado con creces el precio de partida de 23 millones de dólares al venderse por una cifra total de 61,7 millones.

El dinero pagado hoy por esta pintura de Van Gogh es el más alto que tiene en una subasta una obra del autor desde 1998.

Esta obra de Van Gogh y el “Chairot” de Giacometti coronaban la sala donde se celebró la subasta, y ambas obras, junto con la “Tête” de Modigliani, arrancaron los aplausos de las más de 600 de personas que asistieron a la venta cuando se cerró el precio.

El francés Claude Monet fue, también, otro de los triunfadores de la noche neoyorquina después que su “Alice Hoschedé au jardin” se vendiera por 33,7 millones de dólares en una reñida batalla entre los participantes en la subasta, celebrada en la sede de Sotheby’s en el conocido barrio del Upper East Side.

La primera jornada de subastas siguió la tendencia de los altos precios que han reinado los últimos años en las altas subastas neoyorquinas, determinada por la elección del arte como una forma de inversión segura.

“Esa misma gente está dictando la jerarquía de valores en el campo del arte, pero no son expertos en estética. Está comprando en términos de inversión y no de valores artísticos”, dijo a Efe en la anterior temporada de subastas el crítico de arte Jason Edward Kaufman.

Otras obras que se subastaron en este lote de obras modernas e impresionistas fueron “Sous les peupliers” y “Église de Vernon”, de Monet (20,3 y 7,7 millones de dólares), o “Homme assis”, “Femme allongée” y “Bouffon et jeune acrobate” del malagueño Pablo Picasso (11,3, 5,9 y 5,9 millones respectivamente).

Picasso fue uno de los artistas con más obras, quince, en esta subasta, que también contó con la presencia de cuatro trabajos de Joan Miró, uno de Juan Gris y uno de Salvador Dalí.

En la subasta de hoy, Sotheby’s obtuvo 422,1 millones de dólares por el total de 74 obras que fueron ofertadas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo