Las maldiciones detrás de las películas de terror

Por Viviana Ortiz

Detrás de las clásicas cintas de terror, hay terribles sucesos que afectaron a los actores o equipos de producción.

“La Profecía”. Después del estreno de la cinta, cuando John Richardson, supervisor de los efectos visuales y su asistente Liz Moore, tuvieron un accidente mientras trabajaban en Holanda, en el que ella murió decapitada por un vidrio, tal y como ocurre en una de las escenas de la cinta. Además, cerca del accidente se encontró un letrero vial que decía: “Ommen: 66.6 km”, “The Omen” es el título en inglés de esta película, según informó el portal Complex.

“La Semilla del Diablo” o “El bebé de Rosmery”. El rodaje se vio afectado por diversas situaciones, el compositor de la música, Krzysztof Komeda, murió de un coágulo cerebral, tal y como le ocurre a uno de los personajes de la trama. Pero la historia más impactante llegó días después del estreno de la cinta, según cuanta la revista GQ, cuando Sharon Tate, esposa del director Roman Polanski, murió asesinada a manos de Charles Manson y su secta, cuando tenía 8 meses de embarazo.

“El exorcista”. Durante el rodaje de la película ocurrieron varios hechos sin explicación, como el incendio de algunos sets, situación que retrasó las filmaciones por varias semanas. Además, fallecieron nueve personas involucradas en el largometraje, entre ellos el actor Jack MacGowran, quien falleció por complicaciones de gripe.

¿Más? Según el portal mnn.com, en su autobiografía de 2006, la actriz Ellen Burstyn, quien encarnó a la madre de “Reagan MacNeil” (interpretada por Linda Blair), cuenta que sufrió una lesión en la columna en una de las escenas más famosas de la película. Además, sucedieron varios accidentes inexplicables, incluyendo los incendios en el set, que provocaron que el productor llamara a un sacerdote para hacer un exorcismo. Por su parte, la carrera de Linda Blair jamás despuntó y se le vinculó con problemas de alcohol y drogas.

“El exorcismo de Emily Rose”. Jennifer Carpenter, la actriz que dio vida a “Emily”, tardó varios meses en recuperarse del rodaje y volver a su vida normal. Jennifer contó que durante la grabación de la cinta, la radio de su cuarto se encendió varias veces a las 3 de la mañana, una hora clave dentro de la trama del filme. Según la página de internet Complex, se escuchaba la canción de Pearl Jam “Alive”, la parte que dice “Yo todavía vivo”, una y otra vez.

“El Cuervo”. Durante una de las escenas en la que tenía que ser el blanco de varios disparos, el protagonista de la cinta, Brandon Lee, murió al ser impactado por una bala real. Según la revista GQ, nadie sabe quién cargó el arma con balas reales, lo cierto es que la muerte del hijo del legendario Bruce Lee siempre se mantendrá en un misterio total. La película fue terminada por un doble.

“El Conjuro”. La víctima fue la actriz Vera Farmiga, quien interpretó a “Lorraine Warren”. Durante una rueda de prensa confesó que un día, al volver de una lectura de guión, abrió su PC y encontró una marca similar a la de una garra. Según cuenta el portal listverse.com, lo peor ocurrió días después, cuando al despertar vio que la misma marca estaba en una de sus piernas.

“Anabelle”. El director de la cinta John R. Leonetti y el productor Peter Safran contaron que durante la grabación del filme ocurrieron al menos dos situaciones inexplicables. Una de ellas se desarrolló durante la preparación del departamento, donde ocurre parte de la acción. “Había tres dedos dibujados a través del polvo a lo largo de la ventana”, dijo Leonetti a “The Hollywood Reporter” y agregó “nuestro demonio tiene tres dedos y tres garras. Las marcas estaban siendo iluminadas por la luna”.

También Safran comentó que un día los trabajadores del filme se encontraba en un viejo edificio cerca de Koreatown, rodando una escena donde el demonio perseguía al conserje del lugar, pero cuando el actor se movió y se ubicó cerca de una lámpara de cristal gigante, ésta se rompió y le cayó en la cabeza, sin ninguna explicación lógica.

“Poltergeist”. La cadena de muertes de esta cinta inició con la de Dominique Dune, quien interpretaba a “Dana Freeling”, una de las hermanas de la pequeña protagonista “abducida” por el televisor. Poco tiempo después del estreno de la película, Dominique fue estrangulada brutalmente por su novio en la puerta de la casa que ambos habían compartido.

Años más tarde de este suceso, se comenzó a grabar la segunda parte de la saga, “Poltergeist II”. Al terminar el rodaje, dos de los actores sufrieron muertes repentinas. Julian Beck, quien interpretaba al sacerdote “Henrry Kane”, murió de un cáncer de estómago; mientras que Will Sampson, quien encarnaba a un chamán, falleció tras complicaciones post-operatorias por un trasplante de corazón.

El portal ihorror.com también comentó que Heather O’Rourke, la niña pequeña de ojos azules y cabellos dorados que se comunicaba con los espíritus, murió con tan sólo 12 años de edad sin ver estrenada la película. Heather ingresó en el hospital con una afección que no supieron diagnosticar a tiempo y murió de una estenosis intestinal.

Lea también:

Así se veían las famosas colombianas antes de pasar por el quirófano

Galería: Esta es la transformación física del presentador Carlos Vargas

Fotos: La sexy transformación de los jugadores de la Selección Colombia

MÁS DE ENTRETENIMIENTO AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo