El danés Noma recupera el cetro de Mejor Restaurante del mundo por cuarta vez

Por Publimetro Colombia

Londres, 28 abr (EFE).- El danés Noma (Copenhague) de René Redzepi se ha coronado como Mejor Restaurante del Mundo por cuarto año según el ránking de la revista británica Restaurant, arrebatando el puesto al español El Celler de Can Roca (Girona), que desciende al número dos.

El cocinero protagonista de la nueva cocina nórdica y bandera del naturalismo gastronómico ha agradecido a los más de 900 votantes que lo han elevado a la cima del ránking de los “50 Best” que hayan creído en su trabajo, y a su equipo -ante el que ha reconocido que no es una “persona fácil” para tener al lado- su “pasión y dedicación”.

“Ha sido una gran sorpresa. No puedo expresar lo contento que estoy”, ha dicho el chef danés al conocer la lista que hará que Noma celebre su décimo aniversario como el Mejor del Mundo, puesto que ocupó de 2010 a 2013, cuando le relevó El Celler de Can Roca.

El descenso del restaurante de los hermanos Joan, Josep y Jordi Roca no les ha afectado el ánimo. “La segunda posición está muy bien. El mundo es muy grande y esto se tiene que celebrar”, ha dicho a la prensa el cocinero, Joan, tras finalizar la gala.

“Mantenemos las mismas ganas de seguir haciendo bien las cosas y con la misma ilusión”, ha añadido quien considera que este ránking es “el termómetro de la gastronomía mundial”.

Además, Jordi Roca, el responsable de la cocina dulce de El Celler, ha sido elegido Mejor Repostero 2014.

El ránking se desveló en una ceremonia organizada esta noche en el Guildhall de Londres, a la que asistieron reputados chefs de todo el mundo, mediante una cuenta atrás desde el número 50.

En el puesto número 3 se mantiene Osteria Francescana de Massimo Bottura en Italia, pero Mugaritz (Guipúzcoa) baja del cuarto puesto al seis, dejando paso en esa cuarta posición a Eleven Madison Park (Nueva York).

Arzak, el español más veterano en la lista, se mantiene en el puesto 8, mientras que Quique Dacosta Restaurant (Alicante), que el año pasado tuvo una importante subida, desciende del 26 al 41. Sin embargo, Azmurmendi (Vizcaya), de Eneko Atxa, entra directamente al 26 y su restaurante ha ganado el premio al mejor establecimiento sostenible.

Además ha vuelto a la lista, tras varios años de desencuentros, el restaurante de Martín Berasategui (Guipúzcoa), que se sitúa en el puesto 35, y ha escalado posiciones, del 44 al 34, Asador Etxebarri.

D.O.M. (Sao Paulo) de Alex Atala, baja un puesto, del seis al siete, pero ha sido elegido Mejor Restaurante de Sudamérica y su chef votado como el mejor por sus colegas. Este año no se encontraba entre el público que asistió al Ghildhall de Londres e intervino en un vídeo para agradecer la votación de sus compañeros de profesión.

La subida más importante de este año ha correspondido a Central (Lima), de Virgilio Martínez y Pía León, que han pasado del puesto 50 al 15, mientras que Astrid y Gaston de Lima baja del 14 al 18.

Martínez ha dicho a Efe que ha sido “una gran sorpresa” escalar tantos puestos en esta clasificación y que está “muy emocionado” por ello. También ha destacado que es un reconocimiento al auge de la cocina peruana, sostenido en el tiempo desde hace varios lustros, que “tiene mucho que ofrecer por su gran despensa y su creatividad”. Además, México pierde a Biko (Ciudad de México), que el año pasado estaba en el puesto 31, y Pujol, de Enrique Olvera y también en la capital, baja del 17 al 20.

España se mantiene como el país con más representación entre los considerados por 990 expertos gastronómicos y cocineros como diez mejores restaurantes del mundo: El Celler de Can Roca (nº2), Mugaritz (Errenteria, Guipúzcoa) (nº6) y Arzak (San Sebastián) (nº8).

Albert Adrià ha protagonizado además una entrada, incluyendo a su 41º en el puesto 74, mientras que Tickets sube del 77 al 57. El madrileño David Muñoz también se incorpora al ránking del centenar, situándose DiverXO en el 94.

Londres, 28 abr (EFE).- El restaurante Noma (Copenhague) se ha convertido esta noche en el Mejor del Mundo según el ránking elaborado por la revista británica Restaurant, pero su cocinero, René Redzepi, ha reconocido el trabajo que de los hermanos Roca, cuyo El Celler de Can Roca ha bajado al segundo puesto.

En una rueda de prensa celebrada esta noche en el Guildhall de Londres tras la gala en la que se han conocido los 50 Mejores Restaurantes del Mundo, ha destacado que fue Joan Roca el que descubrió al planeta culinario la cocción al vacío, con lo que sostiene que “han cambiado la forma de cocinar para siempre”

En cuanto a haber descendido un puesto en la lista, ha asegurado que “nada ha cambiado” en la cocina de El Celler de Can Roca, por cuyo equipo siente “un profundo respeto”.

También ha anunciado que mantendrá su proyecto de cerrar la sede danesa de Noma durante dos meses en 2015 para trasladarla, junto a todo su equipo, temporalmente a Tokio, donde espera trabajar con “tofu, yuzu y otros ingredientes” que “nunca” ha usado en su cocina.

“Será una experiencia vital para nosotros, una experiencia que hará equipo. Tengo un plan en cinco o seis años para el restaurante y Japón es muy importante para ese gran plan. Quizá con este número uno me sea más fácil conseguirlo”, ha manifestado.

Pese a ser elegido como tal por más de 900 expertos en gastronomía y cocineros, no considera a Noma el mejor restaurante del mundo, porque el día que lo crea se habrá “vuelto loco”, ya que “hay muchos grandes restaurantes en el mundo”.

También ha asegurado que recuperar el cetro culinario ha sido “una gran sorpresa” y que en 2013 trabajó “duro junto a su equipo”, pero del mismo modo que hace once años, cuando abrió Noma.

Sobre la cocina del Norte de Europa ha dicho que está viviendo un momento en el que sus profesionales “están intentado ver el lenguaje con el que expresarse, ver cómo es el camino a seguir” tras una “profunda transformación” en la última década en la que este chef de 36 años ha tenido mucho que ver.

Y, aunque, como muchos de sus colegas desconoce la clave para hacer de un restaurante de alta cocina un gran negocio, ha afirmado que disfruta mucho cocinando para la gente que quiere comer en Noma y viendo cómo compañeros que se han formado con él se emancipan abriendo sus propios establecimientos con éxito. “Ojalá algunos de ellos estén sentados aquí algún día”, ha confiado.

Londres, 29 abr (EFE).- Aunque las caras de algunos chefs españoles cuyos restaurantes están incluidos en la lista de los 50 Mejores del Mundo 2014 reflejaban anoche cierta tristeza, lo cierto es que si bien España ha perdido el cetro con el descenso al número 2 de El Celler de Can Roca, la culinaria patria no ha cedido poder.

España es el único país que tiene tres restaurantes entre los considerados diez mejores del mundo según el ránking organizado por la revista británica Restaurant, para el que votan más de 900 expertos en gastronomía y cocineros. Pero no es sólo una cuestión de números; muchos de los que están en esa lista se han formado en cocinas de nuestro país.

Aunque El Celler de Can Roca (Girona) sólo se ha mantenido un año en la cima del listado -anoche le relevó el danés Noma- le acompañan en el “top ten” Mugaritz (Errentería, Guipúzcoa), que bajó del 4 al 6, y Arzak (San Sebastián), que se mantiene en el octavo puesto. Además, Jordi Roca fue reconocido como el Mejor Chef Repostero.

En la lista de los “50 Best”, que se desveló anoche en una gala celebrada en el Ghildhall de Londres, aparecen siete restaurantes españoles gracias a la fulgurante incorporación del Azurmendi del joven Eneko Atxa, con tres estrellas Michelin en Larrabetzu, Vicaya. Se aupó directamente al puesto 26 y, además, fue elegido como Mejor Restaurante Sostenible.

También se ha sumado Martín Berasategui (Lasarte, Guipúzcoa), que regresa a la lista de los Mejores 50 Restaurantes del mundo después de varios años de ausencia, en el puesto 35. Este veterano chef, maestro de muchos de los mejores cocineros internacionales, denosta este ránking.

Tras sus críticas “abiertas” al de 2011, cuando figuró en el puesto 29, dijo que ya esperaba el resultado de 2012, cuando bajó al número 67. Berasategui lo calificó de “montaje” y “patraña”.

Entre estos 50 Mejores también se encuentran el Asador Etxebarri de Víctor Arguinzoniz en Atxondo (Vizcaya), que escaló diez posiciones, del 44 al 34. Y Quique Dacosta Restaurante, en Dénia (Alicante), aunque sufrió un inesperado descenso: del 26 al 41.

El triestrellado Quique Dacosta se mostró decepcionado con la posición, aunque hoy ha afirmado que el listado refleja que “España sigue siendo la fuerza motriz de la gastronomía mundial”.

“Hay que felicitarse” por este “privilegiado” reconocimiento a la cocina española, con tres restaurantes entre los diez mejores del mundo, ha dicho hoy a Efe, y ha confiado en recuperar posiciones en la próxima edición.

También hay que considerar que España y Estados Unidos son los dos únicos países con diez establecimientos en el listado completo, con cien seleccionados. Albert Adrià entró al puesto 74 con 41º y Tickets subió del 77 al 57.

El madrileño David Muñoz también se incorpora al ránking del centenar, situándose DiverXO en el 94, aunque es otro de los cocineros que se muestra poco partidario de esta lista, según expresó ayer en Twitter.

Además de los números, hay que tener en cuenta que muchos de los cocineros incluidos entre los 50 Mejores se han formado en restaurantes españoles. Empezando por el actual número 1, René Redzepi, que trabajó en elBulli y que conoció la técnica de cocción al vacío en una visita a El Celler de Can Roca.

Otra ejemplo de que la cocina española crea escuela es la nombrada Mejor Chef Femenina, Helena Rizzo, que se formó en El Celler de Can Roca, donde conoció a su marido, Daniel Redondo, con el que actualmente trabaja en Maní (Sao Paulo), que ha subido diez puestos hasta el 36.

También el chef Enrico Crippa trabajó con Ferran Adrià antes que en Piazza Duomo, que desde anoche ocupa el número 39 de los considerados 50 Mejores Restaurantes del Mundo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo