Vampire Weekend pone a Babar sobre el escenario principal del Llolapalooza

Por Publimetro Colombia

Santiago de Chile, 30 mar (EFE).- Ezra Koenig, cantante de la banda neoyorquina Vampire Weekend, sorprendió la noche de este domingo al público chileno revelando en la presentación de su tema “Campus” que en la espalda de su chaqueta vaquera se escondía el elefante Babar.

Tras terminar de dar saltos sin cesar al ritmo de “A punk”, los seguidores de este grupo formado hace ocho años quedaron boquiabiertos cuando Koenig giró su espalda y alzando los brazos cedió todo su protagonismo al elefante que el autor francés De Brunhoff creó en los años 30.

Los seguidores de Vampire Weekend están acostumbrados a viajar. Porque las energéticas melodías de la banda están aderezadas con letras que recorren distintas ciudades de Estados Unidos.

Sin maletas, biodramina, o eternas colas en el aeropuerto, el público del Lollapalooza ha visitado los rincones de San Francisco, Nueva Jersey, y, sobre todo, de las glamurosas playas de Cape Cod.

Los neoyorquinos supieron hilvanar las canciones de sus tres álbumes y multiplicar la energía del público, que incluso antes de que los vampiros salieran al escenario ya coreaban sus canciones.

Sedientos de sangre de vampiros modernos, los fans del último disco de la banda, “Modern vampires of the city”, saborearon delicias como “Unbelieves”, “Everlasting Arms” y “Hannah Hunt”, la canción que el vocalista y guitarrista de la banda dedicó a la mujer de San Francisco que la inspiró.

El fondo de rosas que normalmente corona las actuaciones de Vampire Weekend sufrió un pequeño percance en el festival chileno cuando el viento que este domingo agitaba las calles de Santiago se las llevó. Al final, sin flores que les hicieran sombra, estos vampiros, que se conocieron en la Universidad de Columbia, salieron a tocar a plena luz del día.

Aunque Koenig se saltó una nota en el solo de guitarra de la popular “Horchata”, la manera en la que el líder animaba al público compensó el pequeño error.

Y es que a pesar de no cumplir con el código de vestimenta que exige “Cape cod kwassa kwassa”, canción en la que se mencionan las marcas Benetton y Loui Vuttion, no paraban de repetir que el público chileno es “simplemente lo mejor”.

“Esperamos haber sido ‘simplemente lo mejor’ y si no lo hemos sido esperamos que otras bandas sean ‘simplemente lo mejor’, porque desde luego, vosotros sois ‘simplemente lo mejor’, dijo la voz del vampirismo moderno en una curiosa mezcla de inglés y español.

Koenig se esforzó por practicar su castellano durante todo el concierto aunque quizá en un intento por enseñar algo nuevo al público chileno, sacó de su repertorio musical el éxito de su segundo álbum “Contra”, “California English”.

Las primeras notas de “Walcott” auguraban el final de cualquier concierto de Vampire Weekend, y como no podía ser de otro modo, entre saltos, y agitando todo el cuerpo la banda se despidió de Chile.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo