Nine Inch Nails voló las cabezas en su presentación en el Lollapalooza Chile

Por Publimetro Colombia

Santiago de Chile, 30 mar (EFE).- La presentación de la banda estadounidense de rock industrial Nine Inch Nails maravilló, sorprendió y voló las cabezas de los miles de seguidores que asistieron este sábado a la jornada inaugural del festival Lollapaloza Chile 2014.

Y de entre todos los fanáticos que quedaron maravillados con el trabajo de Trent Reznor y compañía destacó un niño de unos siete años, un pequeño “minimetalero” que desde la atalaya de los hombros de su padre coreó e interpretó con un histrionismo único todos y cada uno de los veinte temas del concierto.

Con una puesta en escena del más alto nivel, acorde a la contundente trayectoria de la agrupación, NIN se plantó en el escenario pasadas las ocho de la tarde (23.00 GMT) con un espectáculo ligeramente más breve de lo que acostumbran.

Eso sí, se emplearon a fondo con el repertorio para no dejar fuera clásicos como “Sanctified”, “Burn” o la poderosa “Terrible Lie”, que desató eufóricas sacudidas de miles de melenas al ritmo de un virtuoso “riff” de guitarra.

Y mientras tanto, el metalero de medio metro, vestido con una camiseta de Iron Maiden para que no hubiera duda de su temprana vocación, tocaba una imaginaria batería, recorría con destreza el mástil de una guitarra invisible y cantaba a todo lo que daban sus pequeños pulmones.

Algo se calmó su ímpetu infantil cuando llegó el turno de “Copy of A”, uno de los sencillos de la más reciente producción de Nine Inch Nails, el álbum “Hesitation Marks”, lanzado el pasado año.

Con esa peculiar sonoridad que a ratos recuerda a unos Depeche Mode o Rammstein que se hubieran emparentado con el conde Drácula, los de Cleveland demostraron porqué son uno de los platos fuertes de la cuarta edición del Lollapalooza Chile.

Un sonido compacto, pocos errores en la ejecución y un excelente despliegue de luces que acompañó de principio a fin una propuesta musical archiprobada, pero novedosa en los escenarios chilenos.

Para cerrar su presentación y dejar a todos con un golpe en la sien, Reznor se valió del explosivo “Head like a Hole”, aunque el broche de oro llegó con el último acorde del exitoso “Hurt”, uno de los sencillos más legendarios de la banda.

NIN, que cuenta con una trayectoria de más de veinte años, ya estuvieron presentes en la primera versión del Lollapalooza, celebrada en 1991 en Phoenix (Arizona, EEUU).

Su influencia en el auge y desarrollo del rock electrónico es innegable, como incuestionable es el legado entre las nuevas generaciones.

En los últimos años, bandas de culto como Nine Inch Nails han encontrado su espacio en los países latinoamericanos, donde ya nadie se extraña de que un festival logre reunir a 80.000 personas en una sola jornada, como ocurrió este sábado en la capital chilena. Rafael González

Santiago de Chile, 29 mar (EFE).- El pop electrónico de los franceses Phoenix agitó el Lollapalooza Chile 2014 cuando caía la tarde de la primera jornada de este festival en el que se mezclan estilos, ritmos y tribus en perfecta armonía estético musical.

Mientras el público saboreaba las notas de “Love like a sunset”, el sol santiaguino se ocultaba para dejar paso a una noche cargada con los temas más electrónicos de la banda.

Después de que los seguidores de esta veterana banda contonearan sus cuerpos con los golpes de batería de “Trying to be cool”, miles de brazos se alzaron al cielo para recibir “Rome” y “Entretainment”, el primer sencillo del disco “Bankrupt!”.

Con sólo dos guitarras, un bajo, y algunos sitetizadores, Thomas Mars, Deck d’Arcy, Laurent Brancowitz y Christian Mazzalai, hipnotizaron al público chileno.

La vibración de los bajos de la popular canción “Lisztomania”, de su cuarto álbum ganador de un Grammy “Wolfgang Amadeus Phoenix”, atrajo los aplausos y ovaciones de los seguidores de Phoenix, que sacudiendo las melenas como si no hubiera mañana esperaron la llegada de “Long distance call”.

“La siguiente es una canción bailable. Fue una de las primeras que hicimos y la hicimos para bailar, así que ¡manos arriba!”, gritó Mars desde el escenario, como si el resto de sus temas fuesen baladas y no piezas para agitarse hasta el desmembramiento.

Los cinco álbumes de estudio de la banda de Mars han sido la carta de presentación de “Phoenix”, un grupo que ha circulado por importantes festivales de todo el mundo y que fue cabeza de cartel en el “Primavera Sound” de Barcelona.

Entre los momentos de esplendor del turno de Phoenix en esta cuarta edición del Lollapalooza Chile destacan las improvisaciones milimétricamente concebidas que introducían temas populares como “S.O.S in Bel Air”, uno de los más coreados por el público.

Con “The real thing” y “Armistice” reeditaron la agitación colectiva merced a la peculiar voz de Thomas Mars, el líder de esta banda nacida en Versalles en los años noventa.

Los miles de fans que se acercaron a ver a esta banda de rock alternativo recitaban la letra de “1901”: “Pasado y presente, ya no importan ahora que tenemos arreglado el futuro”.

Cuando ya era noche cerrada Phoenix se despidió de sus seguidores chilenos, preparados para el brutal cambio que vino a continuación, el inquietante rock de Nine Inch Nails.

Santiago de Chile, 29 mar (EFE).- Imagine Dragons conquistó el corazón del público chileno del Lollapalooza 2014 dedicando su éxito “On top of the World” a María Paz, una niña que murió en un accidente de tráfico pocos días antes del festival.

Tras un concierto marcado por las improvisaciones de los cuatro percusionistas de “Imagine Dragons”, las palmas de Dan Raynols dieron paso al chispeante “On top of the World”.

“Nos ha llegado una carta de los padres de María Paz dónde nos decían que esta canción sonó en su funeral, así que se la dedicamos a ella”, comentó el líder de esta banda que nació en Las Vegas (EE.UU).

Los santiaguinos se dejaron la voz entonando “It’s time” y Raynols respondió recorriendo el pasillo central del escenario saltando y bailando.

Declarado fan de bandas tan dispares como Muse, Arcade Fire o Paul Simon, Raynols, a quien el público hispanohablante ha apodado “Danielito”, decidió versionar el tema “Song 2”, de los británicos Blur.

Entre “Whooh-hoo’s”, el público del festival Lollapalooza, que este año celebra su cuarta edición en la capital chilena, brincaba y gritaba recordando la canción más energética de los reyes del “brit pop”.

“Imagine Dragons”, que reveló en un vídeo musical que su nombre original es un anagrama de “Ragged Insomnia” (Andrajoso Insomnio), llenaron el concierto de éxitos como “Who we are”, “Tip toe” o “Fallen”.

Con caretas de mono, diademas de flores, y sombreros de distintos estilos, los seguidores de los dragones imaginarios escucharon “Demons”, un tema que compusieron para la Fundación Tyler Robinson, una organización benéfica de lucha contra el cáncer con la que colaboran.

La esperada “Radioactive”, calificada por la revista “Rolling Stone como “el mayor éxito rock del año 2013”, se hizo esperar. Con una bandera chilena sobre el hombro derecho, el vocalista con un público que celebraba cada nota de este canto al apocalipsis.

Esta es la primera vez que estos jóvenes de “la ciudad del pecado” pisan un escenario de América del Sur y, aunque están muy lejos de Nevada, este cuarteto ha insistido en que el publico chileno les ha hecho sentirse como en casa.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo