Camilo Guzmán Se metió en La Rola

Son pocos los programas de la televisión nacional que se dedican a ver la música desde un punto de vista más profundo y La Rola es uno de ellos. Si usted se considera un melómano, si lo suyo es la música, aquí encontrará un espacio de dos horas diarias para explorar géneros, artistas y más.

Por Catalina Forero Ruiz / @ktaroja

¿De dónde y cómo surge la idea de crear La Rola?
Yo ya me sentía viejo en El cuaderno y hablé con mi jefe, Diana Salamanca, asesora de contenidos, y me planteó la posibilidad de crear un nuevo espacio en el canal dedicado a la música y prácticamente me dio vía libre para crearlo de ceros. El TR3CE, por su tradición, es un canal que se reconoce por la música, pero no había espacios especializados en eso. Tenía videos y conteos, pero no estaban en contexto. Entonces quisimos armar un espacio donde la gente pudiera hablar de música, sentirla y al mismo tiempo saber qué pasa con la industria y así fue.
La Rola está basado en la idea de respetar la industria musical. Explorar el artista, la canción, lo que está sonando en el mundo, destacar los conciertos importantes.

Es uno de los contenedores de Canal TR3CE para este año, entonces, ¿qué contiene?

Dentro de este hay otros programas además de las secciones: Lo de acá, que es de música nacional; Lo de allá, que es dedicado al k-pop; Musitramas, que estuvo nominado a los India Catalina, y El top de los famosos.
Y entre las secciones están: ‘Los lanzamientos’; ‘Los recomendados’; ‘Los toques’, que se hacen en vivo en el estudio; ‘Las tarimas’, sobre los mejores festivales del mundo; ‘Melómanos’, que es exploración de géneros, pero desde otro punto de vista; de dónde nace, quiénes son sus mejores exponentes, etcétera. Hay una sección que se llama ‘Memorabilia’, en donde entrevistamos un artista sobre el origen de su música, su inspiración, la primera canción que tocó y cosas de ese estilo. Además de ‘Un día como hoy’, donde contextualizamos a la gente con los hechos más importantes de la historia de la música.

Hay toques con bandas nacionales, ¿está dentro de los planes de La Rola convertirse en una plataforma para nuevos artistas?

La idea es que el programa no se quede solamente con lo de afuera. Si acá en Colombia encontramos pocos medios que apoyan la industria de esta forma, pues la idea es darles también espacio a las bandas nacionales. De hecho hay un proyecto que se está cocinando, que se llama ‘La vitrina’ que es precisamente para descubrir bandas nuevas. Todo esto sin dejar de lado todo lo que está pasando en el mundo.

¿Cómo es la selección de géneros?
Eso ha sido superdifícil porque los artistas que llegan son los que están sonando y no necesariamente los que están sonando son los mejores artistas. Por eso hay que tener un nivel de selección importante, serio, con criterio. Entonces, ¿qué suena?, rock, pop, vallenato, salsa, ¡todo!

¿A qué público está dirigido?

Eso fue una de las cosas más importantes, porque cuando yo estaba haciendo El cuaderno, el programa estaba enfocado en teenagers y para mí eso era muy difícil, porque cuando uno está chiquito el lenguaje es diferente. Uno así no quiera crece, el lenguaje empieza a ser distinto y ya los pequeños empiezan a verte como un idiota. Entonces a mí me costaba mucho trabajo hacer click. Por eso para La Rola, lo primero que le dije a Diana fue que no quería tener un límite de edad. Yo no quería hablar de One Direction, Justin Bieber y Miley Cyrus porque no me iba a sentir cómodo. Entonces ella me dijo que tenía todo el público abierto, desde los 12 años, (edad que recibo porque El cuaderno me entrega), hasta los 100.

Yo quiero que cuando la gente vea un video, inmediatamente lo lleve a algo: “esa canción me acuerda de mi papá” o “con esa me gradué” y así. Por eso creo que no hay límite de edad y estoy seguro de que cualquiera que se enganche va a encontrar algo con lo que se identifique en la canción que esté sonando.


Está dedicado a dirigir este programa, pero también a la radio con Sound City, en La X, ¿encontró la forma perfecta para combinar sus dos pasiones?

Totalmente. Desde hace un año que entré a La X, he cumplido mi sueño radial a su máxima potencia. Llevo haciendo radio 11 años y nunca había tenido una sensación de satisfacción ni parecida a la que tengo hoy. Para mí este proceso ha sido de un aprendizaje bárbaro. Entonces cuando en TV me dan la oportunidad de hacer algo parecido, el nivel de exigencia se duplica. Ha sido superbonito, y te puedo decir que estoy en el momento profesional más puro, más sincero y el de más exigencia de toda mi carrera.


Y es que Sound City ha evolucionado mucho…

Sound City arrancó el 29 de abril de 2013. Cuando empecé me di hasta diciembre para encontrarle un sonido al programa, esto claramente bajo la directriz de Álvaro Uribe y Alejandro Marín. Entonces cuando el programa cogió esa identidad   y la gente ya lo reconocía como un espacio de radio en el que se pone un rock distinto al que suena durante todo el día en La X, Sound City empezó a tener vida propia. Cuando arrancó 2014 sentí que el espacio empezó a pedir un cambio y le propuse a Alejandro [Marín] que me dejara meterle secciones y así lo hicimos.

Ahora hay interacción con la gente, la reconstrucción de la historia del rock and roll, ‘Las mil y un canciones’, que es preciosa esa sección, ‘La postal musical’, que es donde la gente cuenta historias a través de una canción en una carta, lo cual me parece un hit; ‘La canción regalo’, ‘Versus’ que termina siendo el especial de una banda, en fin, ese programa es precioso. Yo lo quiero mucho, ¡ese man es hijo mío!


¿En qué momento de su vida empezó esa cercanía con la música?

Mi casa toda la vida ha sido supremamente artística en muchos sentidos. Mi papá es un melómano impresionante, entonces cuando nací y empecé a crecer, él me llevaba a las discotiendas para que yo escogiera un disco. Entonces yo me la pasaba horas y horas caminando entre discos, destapándolos y oyéndolos completos. Y gracias a eso tengo ese tipo de aprendizaje. Sé que es comprar un vinilo, qué es oír un disco completo. Desde que tengo uso de razón sé quién es Michael Jackson, Phill Collins, Los Beatles y Elton John y oía sin falta a Manolo Bellon.

Crecí y ahora mis amigos son músicos, entonces me fui uniendo en esa onda. Empecé a medio tocar guitarra y, definitivamente, esos eran los momentos para desconectarme del mundo y conectarme conmigo mismo. Ahí decidí que la música me movía demasiado, me producía toda clase de sentimientos y que por ahí tenía que encaminar mi vida.


Si hiciéramos un top 5 de las rolas favoritas de Camilo Guzmán hoy, ¿cuáles serían?

Yo soy fan de Oasis y dentro de sus canciones hay mil que me fascinan, pero una que logra moverme especialmente que se llama Stop Crying Your Heart Out. Esa va.

Hay una banda que me ha enamorado mucho últimamente, sobre todo con su más reciente disco que se llama AM y son los Arctic Monkeys. Amo lo que están haciendo, me encanta la evolución que han tenido y ese último disco es precioso. Además es oscuro, denso, sexi, carnal…es muy chévere. De ahí hay una canción en especial que se llama Arabella. Me fascina.

De las bandas que a mí me enseñaron a querer y a apreciar de cierta manera el blues y el rock gringo sureño, fue Aerosmith. De ellos tengo mil canciones, es impresionante, pero hay un disco en especial de ellos que me gusta mucho, que se llama Get a Grip y ahí hay tres canciones: Cryin’, Amazing y Crazy. De esas tres cacniones creo que la que más me gusta es Cryin’.

Por herencia musical, por gusto, por importancia, por industria, creo que tienen que estar ahí Los Beatles. De sus canciones, me acuerdo que la primera que yo oí, porque mi mamá me regaló un disco de cumpleaños fue Paperback Writer.

A Queen no lo puedo dejar por fuera. Amo Queen con mi alma porque mi mamá alguna vez me regaló un disco de cumpleaños y yo escogí el álbum negro de Grandes Éxitos de Queen. De ahí la primera canción que sonó: Bohemian Rhapsody.    

Y la número uno, que sí es indiscutible, además me acuerda de Jose [Baquero], Mi mejor amigo, es Mr. Jones de Counting Crows. De hecho cuando yo arranqué en La X, esa fue la primera canción que puse, para cumplirle una promesa. Esa canción ha adoptado una cantidad de significados bonitos en mi vida aparte de lo que dice la letra.
 

¿Por qué la gente no se puede perder La Rola?

La Rola es un espacio de música que no existía en la televisión de Colombia y me atrevo a decir que en ningún canal. Yo, que soy consumidor de música, lo he buscado y no lo he encontrado. De hecho el único que se acerca y que además está teniendo un tremendo trabajo a nivel de industria es K- Music, que está dirigdo por Yuraima Acevedo, que me parece una dura. Pero La Rola, tiene en dos horas un espacio muy completo para abordar la música de una forma muy tranquila. Acá no le queremos hablar al técnico, o al dios de la música, sino que queremos acercar a la gente a la industria. Mostrarles una alternativa distinta e instarlos a que se den la oportunidad de conocer otros géneros. No es la misma entrevista de siempre, no es la misma canción de siempre, es un espacio completamente distinto donde la gente puede empezar a consumir música de otra manera. Por eso creo que es imperdible.   


En sus palabras

“Estoy en el momento profesional más puro, más sincero y el de más exigencia de toda mi carrera”
 

Lea También:

El Crew, el nuevo late show de la TV colombiana

MÁS DE ENTRETENIMIENTO

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo