El colombiano que participó en la polémica "Ninfomanía"

Por Carolina Cuervo G.

Aunque la última película de Lars Von Trier llega esta semana a Colombia, llevamos meses siendo testigos de la polémica que ha despertado en el mundo.

‘Ninfomanía’ cuenta la historia de Joe (Charlotte Gainsburg), una ninfómana que le hace un recuento de su vida a un hombre (Stellan Skarsgård) que la salva tras una golpiza.
 
El talentoso director, que además es experto en levantar todo tipo de polémicas, logró que el escándalo por su nueva película trascendiera fronteras, como era de esperarse: algunos catalogaron el tráiler como el de mayor contenido sexual en la historia del cine y hasta YouTube lo censuró.

Entre todo el equipo que hizo parte de la producción de la película está Carlos García, un cartagenero que trabajó en el equipo sonoro de ‘Ninfomanía’. García, quien se especializó en Cuba y Alemania en sonido para cine, estuvo enclaustrado más de dos meses en la postproducción de la película en los estudios de Zentropa en Dinamarca, donde hizo parte del equipo de edición de sonido y trabajó como editor y mezclador de foley (efectos sala).
 
Fue el diseñador sonoro y mezclador de ‘Arrugas’ (2012), la española que ganó el Goya a mejor película de animación, y también ha trabajado en el sonido de películas como ‘Celda 211’, ‘Embargo’, ’18 comidas’, ‘La Playa D.C.’, ‘Sonido Bestial’ y ‘Edificio Royal’. En 2012 creó su productora y actualmente trabaja en un proyecto de postproducción de sonido.

Esto nos contó de la experiencia con ‘Ninfomanía’.
 
¿Cómo llegó a la película?
 
Viví hasta 2011 en España. Ahí empezamos con un proyecto de productora, Blond Indian films, para hacer proyectos entre Colombia y Dinamarca. Al llegar a Dinamarca me reuní con la gente de Mainstream, el estudio sonoro de Zentropa (productora de Lars Von Trier). Semanas después me invitaron a trabajar con ellos.
 
¿Qué hizo dentro del proyecto?
 
Mi función fue editar y hacer el premix de los efectos sala. Esto significa hacer creíble todo lo que se ve en pantalla. Dentro de los procesos sonoros hay muchas subdivisiones. Cuando hablas del diseño sonoro hablas de algo muy conceptual, de generar emociones, contar la historia a nivel sonoro. Parte de mi trabajo si implicaba eso, pero lo principal era una parte muy técnica: que las cosas que se ven en pantalla si estén sincrónicas, que la cosa funcione, y esto justamente para apoyar toda la labor de diseño sonoro, el trabajo de ambiente, efectos y música de la película.
 
¿Con que particularidades se encontró en ‘Ninfomania’?

Tal vez el hecho de que tuve que trabajar muy ligado al diseñador de sonido y los otros editores para ser muy claro en lo que se buscaba en cada secuencia. Por ejemplo, en una secuencia de latigazos, ¿qué se busca? ¿se quiere que tenga más carne? ¿más golpe? ¿más punch? ¿o que sea una cuestión muy light? Esas cosas tenían que quedar claras.
 
¿Y cómo ve el acercamiento de Lars Von Trier a la música en esta película?
 
Lars es un melómano. Le gusta enfatizar, jugar mucho al contraste emocional. Realmente usted no espera que una secuencia tan intimista como con la que arranca la película vaya a tener Rammstein de fondo.

¿Qué tanto es sonido directo y que tanto es doblado?
 
Casi todo el sonido de la película está reconstruido en estudio. Hay una cuota importante, por dar un número, sería aproximadamente, un 50% 50%. Hay varios diálogos reconstruidos y Joe (Charlotte Gainsbourg) lleva mucha voz en off.
 
En todo este proceso ¿cuál fue la secuencia o el aspecto que más trabajo le dio?

Recuerdo una secuencia del volumen 2 bastante fuerte. En general, las escenas de sexo fueron las más enredadas a nivel sonoridades y sincronía. Lo complicado ahí era los golpes en la piel, roces, fluidos… lleva su tiempo encontrarle el punto para que sean realistas: unos latigazos desproporcionados sacarían al espectador de la historia… aunque se haya recurrido a 15 texturas sonoras por lo menos para lograr cada latigazo.
 
Se oyen muchos rumores sobre la producción de la película y cómo el contenido de la historia generó tensiones y situaciones conflictivas…. ¿estuvo involucrado de alguna forma con eso?
 
La postproducción tiene una característica y es que uno de alguna forma está muy alejado de todo. Por ejemplo, para el proceso de mezcla, Lars y su diseñador sonoro se encierran en la sala de mezcla y no quieren saber de nadie, ni de nada –lo que me parece genial–. Tampoco tenía mucho contacto con estos personajes porque toda la grabación de los efectos sala se hacían durante el día y yo trabajaba principalmente durante la noche, cuando casi no había nadie por ahí. Coincidió que finalicé la película en lo que fueron las vacaciones del equipo entonces el único que pasaba por ahí de vez en cuando era Lars.
 
¿Cómo fue su relación con él?

 
Yo realmente fui una hormiga en todo este proceso. Veía a Lars pasando de un lado para el otro con una camisa larga, mientras yo estaba como un loco sudando (no había aire acondicionado y estábamos en pleno verano). Lo veía pasar todo el día, con mil entrevistas y mil obligaciones,  pero nunca tuve contacto con él.
 
La versión original de la película dura casi 6 horas ¿Cómo se siente respecto al hecho de que hayan tenido que reducirla para ser llevada a salas? ¿Qué se perdió en ese proceso?
 
Yo esta versión para Latinoamérica no la había visto, la vi en el preestreno aquí, así que también fue todo un descubrimiento para mi. Tal vez las escenas sexuales están un poco menos explicitas, están sugeridas. Tal vez también hay un poco menos de desarrollo en esas subtramas –tiene muchísimas subtramas–, pero la película sigue siendo la misma.
 
¿Cree que en Ninfomanía se llega a desdibujar el límite entre una película ‘normal’ y una porno?

 
Nunca sentí que fuera una película pornográfica. Es una película explicita, como tantas que hay por ahí. Realmente, lo que yo más valoro y más me conecta con la película es el planteamiento de Lars sobre cuál es la vida, qué pasa por la cabeza de esta mujer. Al final el sexo es un vínculo de conexión con otras cosas, casi una excusa, pero no es que el sexo sea el tema principal. Personalmente, no es una película que me haya excitado. Es más la lectura de esta mujer, su mundo y su soledad. Todo esto visto desde un punto de vista masculino, claro.

Vea también

Video: Polémica por sexo explícito de ‘Nymphomaniac‘ en franja infantil

¡Anuncian fecha de estreno de ‘Nymphomaniac‘!

Pasan trailer de ‘Nynphomaniac’ por error en la sala llena de niños

Video: ¿Podría ser que no fue Hitchcock quien dirigió la escena de la ducha de ‘Psycho’?

MÁS CINE Y TV AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo