Así se vivió la cuarta jornada de Viña del Mar

La Quinta Vergara volvió a rugir

Por Miguel Velazquez

La emoción se vivió al por mayor anoche en la Quinta Vergara. Después de alrededor de 10 años de separación, el grupo chileno La Ley se reunió, convirtiendo la velada en algo más que nostálgico y especial. La banda de rock interpretó 20 canciones durante su participación en el festival, entre las que destacaron Día Cero, Prisioneros de la piel, Animal, Fuera de mí, Intenta amar, Mentira, Aquí y El Duelo. Ganaron los cuatro premios del festival: la Antorcha de Plata, la Antorcha de Oro, la Gaviota de plata y la codiciada Gaviota de Oro.

Para esta presentación se les unió el exintegrante de Soda Stereo, Zeta Bosio, quién agradeció a La Ley la oportunidad de estar ahí, Quiero darle las gracias por esta noche hermosa, darle gracias a mis amigos de La ley, mis nuevos amigos, mi nueva banda, por devolverme a este lugar”, aseguró el bajista. 

“Es una buena oportunidad, porque todo eso nos despierta buenos recuerdos y algunas ausencias de un gran artista y un gran amigo que todos extrañamos: Gustavo Cerati. Que si bien lo extrañamos, él está con nosotros, está peleándola todos los días con su familia, con la gente que lo quiere. Con su música presente sonando en todos lados“, agregó y al finalizar, en homenaje, interpretaron el tema Crimen, que originalmente salió en el exitoso disco Ahí vamos, publicado por Cerati en 2006.
 
Por otro lado, más tarde se presentó Carlos Vives, interpretando sus mejores éxitos y poniendo a bailar al monstruo. Bastante rápido se llevó los cuatro premios del festival. Uno de los momentos que más aplausos arrancó durante la noche fue cuando el colombiano cedió el micrófono para que Pablo pudiera pedirle matrimonio a Katy, dos fans que habían asistido al concierto, Vives les dedicó la canción Volver a nacer.
 
Gepe pudo conquistar al eufórico público dejado por La Ley y Carlos Vives, el cantante chileno ganó los cuatro premios del festival e interpretó la canción Un día ayer, junto a Javiera Mena.
 
A quien no le fue nada bien fue al dúo colombiano de reggaetón Yandar y Yostin, a quienes la prensa chilena llamó “El mayor bochorno de Viña del Mar”. Salieron al escenario cerca de las 4 am y cortaron la transmisión apenas terminó su primera canción. Aún así, quienes aún quedaban del público (cerca de 2 mil de 15 mil que estaban al inicio de la jornada) pidieron las antorchas de plata y oro para ellos. Los trofeos entraron sin fanfarria ni algún tipo de festejo, simplemente fueron entregados como cualquier trámite.
 
Lea también
 
 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo