Pilar Castaño perdona a la ilustradora por plagio

Por Colprensa

Si algo ha caracterizado la vida de Pilar Castaño, ha sido el profesionalismo con el que asume sus trabajos y que siempre ha sido su carta de presentación.

La columnista, asesora y escritora de libros sobre moda, estilo y proyección de imagen fue protagonista esta semana al ser conocido el caso de plagio de las ilustraciones de su más reciente texto La maravilla de ser mujer. Gabriela Salazar, la ilustradora elegida por la propia editorial Santillana, reconoció su error y pidió perdón.

¿Qué ha significado este hecho para usted?
“Una gran sorpresa. Para mis hijos ha sido una gran pesadilla que aún no termina porque yo soy periodista, no le he negado una entrevista a nadie. He contestado a todos los medios. Me ha aliviado mucho la carta de Gabriela, que me llegó el jueves, donde deja ver que sí lo sintió, que cayó en la cuenta de lo que hizo”.

¿Cómo la conoció a ella?
“Llegó a mí a través de mi hijo Alejandro, es la novia de un amigo suyo. Al ver Alejandro que yo llevaba luchando como loca por buscar una ilustradora, vi muchas propuestas y rechacé a mucha gente. Finalmente mi hijo me dice que esta niña dibuja unas cosas alucinantes. Vino a mi oficina y me mostró lo que hacía y su book, absolutamente maravilloso, con el cual ganó una beca para estudiar en Nueva York. Quedé alucinada y me dije, esto es lo mío. Una niña con el corte de pelo de Anna Wintour, en los diseños, unos diseños maravillosos en aguatinta. Le dije a Santillana: mírenla a ver si les gusta. En Santillana la aprobaron, la niña les dibujó varias cosas y la contrataron. La niña es muy buena”.

Cometió una ligereza con muchas implicaciones…
“¡Figúrate, recoger todos los libros de las librerías… Yo aún no me repongo del golpe!”.

Supe que si Santillana comprobaba el plagio, los destruiría…
“No los van a destruir. Los vamos a reeditar para el año entrante. El libro se ha vendido, gracias a Dios, divinamente. Vamos a hacer una convocatoria con gente joven para volverlo a relanzar en 2014”.

Para alguien de su trayectoria ¿qué se siente estar expuesta de esta manera?
“Mucho dolor. No hay cariño, no hay respeto. Aquí la gente se agarra de cualquier cosa para satanizar, para crucificar. Acaban con todo el mundo, le caen al caído. Aquí no hay conmiseración ni caridad. Por eso cuando recibí la carta de Gabriela la perdoné sin dudarlo porque acepta su error, acepta que cometió una grave falta, pide perdón. Y a mí me criaron con el perdón en mi casa. Fue lo primero que me inculcó mi mamá: la humildad y el perdón, y eso es lo que hay en mi alma”.

¿Ha habido respaldo de la editorial?
“Total, es gente normal, seria, espectacular. Respaldo rotundo a su autora con la cual no han tenido sino agradecimientos. Es mi quinto libro, se ha vendido maravillosamente, razón por la cual se va a reeditar. Ellos no tienen problema conmigo, ni yo con ellos. Lo que pasa es que estamos envueltos en un mundo muy ignorante y eso es grave. La gente se agarra de cualquier cosa sin siquiera conocer los hechos”.

¿A que se dedica en este momento?
“A mis conversatorios y conferencias que dicto en Medellín, Barranquilla, Pasto, Bucaramanga, Cartagena, Cali. Sigo dedicada al tema de proyección de imagen que me encanta, y sigo en la lucha de todas mis cosas”.

Lea también

¿Por qué satanizan a Pilar Castaño?

“¿En qué estaba pensando la ilustradora de mi libro?”: Pilar Castaño

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo