El mexicano Fernando Eimbcke, Concha de Plata al mejor director por "Club Sandwich"

Por Publimetro Colombia

San Sebastián (España), 28 sep (EFE).- El director mexicano Fernando Eimbcke ha ganado la Concha de Plata al mejor director de la 61 edición del Festival de Cine de San Sebastián por “Club Sandwich”, su tercer largometraje, protagonizado por María Renée Prudencio y Danae Reynaud.

“Por ser una voz autónoma y personal”, ha dicho la actriz chilena Paulina García al anunciar la concesión del premio a Eimbcke, por esta contenida cinta que habla de las difíciles relaciones de una madre con un hijo adolescente que despierta a la vida adulta.

El mexicano se lo ha dedicado a su esposa y sus hijos, y al equipo de trabajo del filme, “que nunca se dieron por vencidos y me acompañaron en este viaje”.

“Club Sandwich” cuenta cómo esa relación entre madre e hijo, casi de amigos y cómplices cariñosos, se desmorona ante los ojos de la progenitora a partir del momento en que el hijo conoce a una chica y aparece el deseo sexual.

Trata, según Eimbcke, de “una de las relaciones más complejas que tenemos los seres humanos, pero también de la separación inminente a que obliga la naturaleza”.

Ante los periodistas, el cineasta insistió en repartir méritos con el equipo artístico y técnico, entre los que figura el director artístico Eugenio Caballero, que ha trabajado, entre otros, con Guillermo del Toro en “El laberinto del fauno” y con Juan Antonio Bayona en “Lo imposible”.

“Me gusta discutir, llegar al meollo: no es una cuestión de humildad, es que el cine es una tarea en equipo, en la que el director es el guardián del tono, y eso lo disfruto mucho”, dijo Eimbcke a Efe durante la presentación de la cinta en San Sebastián.

Nacido en México en 1970, el director ya sedujo con su primer filme, “Temporada de patos” (2004), con el que participó en la Semana de la Crítica del Festival de Cannes y posteriormente dirigió y coescribió con Paula Markovitch Lake Tahoe (2008), que concursó en la Berlinale y obtuvo los premios Fipresci y Alfred Bauer.

Declarado admirador de Jim Jarmusch y Aki Kaurismaki, acepta el calificativo de “sutiles” para sus películas, sin grandes artificios y centradas en “lo humano”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo