"Night Moves", un fallido filme en Venecia sobre el radicalismo medioambiental

Por Publimetro Colombia

Venecia (Italia), 31 ago (EFE).- La cineasta estadounidense Kelly Reichardt desembarcó hoy en Venecia con una historia fallida sobre la radicalización del activismo medioambiental protagonizada por Jesse Eisenberg, Dakota Fanning y Peter Sarsgaard, que cumplen bien sus papeles en una historia que no logra alzar el vuelo.

“Night Moves” es el título de esta película con la que Recihardt compite en la sección oficial de la 70 Mostra de Venecia y con la que la realizadora asegura que no quiere lanzar mensajes, aunque no dudó en afirmar que “hay radicalismo en todas partes pero es un radicalismo aceptado porque la gente gana dinero”.

Reichardt mencionó a la petrolera BP o al Banco Mundial como ejemplos de una política radical que ha llevado a la destrucción de gran parte de la masa verde del planeta, pese a lo cual no se mostró a favor de las acciones que llevan a cabo los protagonistas de su película.

Eisenberg, Fanning y Sarsgaard son tres jóvenes que viven en Oregón y están muy concienciados con la situación del medioambiente, por lo que cruzan la línea y pasan a acciones terroristas de denuncia para reivindicar sus ideas.

“No es un filme de mensaje. Es sobre estos tres personales y sus sentimientos”, afirmó Reichardt, que sin embargo resaltó que el paisaje en Oregón ha sido fuertemente modificado por la acción del hombre y eso es algo que afecta mucho a la gente de allí.

De ese paisaje modificado de Oregón -“es imposible estar allí y no sentirse impactado por los cambios”, afirmó Reichardt- partió la idea de esta película, que se quería centrar en la vida de las familias que poseen granjas ecológicas, en las que tratan de ser autosuficientes y minimizar su huella en el planeta.

“Todos mis filmes comienzan a desarrollarse con un paisaje, una imagen en mente”, explicó la realizadora de películas como “Meek’s cutoff” (2010) o “Wendy and Lucy” (2008).

A partir de ahí involucró en la historia a unos actores que poco o nada tenían que ver con sus personajes a interpretar.

“No era consciente de la gente dogmática desde el punto de vista medioambiental”, reconoció hoy Eisenberg, que vive en Nueva York donde lo más cerca que está de estas cuestiones es a través del reciclaje de las basuras.

Al igual que Fanning, que tampoco conocía en profundidad estos temas pero que asegurar que una vez que estás en Oregón es imposible no notar cambios como los producidos al desviar el cauce de los ríos para que se dirijan hacia las presas.

Un guión que le atrajo inmediatamente por la historia en sí misma pero, sobre todo, por la posibilidad de trabajar con Reichardt. “Soy una gran fan de su trabajo. Estaba emocionada por el hecho de participar en algo que ella dirigiera”, afirmó sonriente la actriz, que a sus 19 años ya tienen títulos a sus espaldas como “I am Sam” “Nine lives” o “Push”.

En cuanto a Eisenberg -protagonista de “The social netowork”, lo que más le gustó del proyecto fue un personaje muy callado, que no expresa sus sentimientos, que los oculta, los entierra, hasta que explotan.

“El efecto acumulativo de esa ira constantemente enterrada” sale luego de una “forma brutal”, indicó el actor, para quien esa característica era lo más interesante de su personaje, más que su posición ética.

Porque para el actor es más cómodo meterse en papeles “más intensos” para así anclarse “a emociones fuertes” que le permiten construir sus personajes.

“Night Moves”, deudora de “Rififi”, Fassbender o de movimientos como los de los Panteras Negras, según su directora, es un filme sobre “las ambigüedades de la naturaleza humana” y no tanto sobre el terrorismo medioambiental.

“No creo que el filme celebre el radicalismo, es más sobre la complejidad de los movimientos radicales”, resaltó Reichardt.

Aunque lo que queda al final es el egoísmo de unos jóvenes que no saben calcular el efecto de sus actos, algo que unos llevarán mejor que otros.

Una película que requiere paciencia, rodada con una lentitud en ocasiones exasperante y a la que le falta conocer más profundamente las motivaciones de unos personajes que parecen actuar por impulsos y con poca reflexión.

Alicia García de Francisco

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo