Antonio López inaugura "conmovido" una retrospectiva de su obra en Japón

Por Publimetro Colombia

Tokio, 29 jun (EFE).- Como parte de su periplo japonés, la exposición “Maestro del realismo” del español Antonio López se inauguró hoy en la ciudad de Nagasaki (sur), hasta donde ha viajado el pintor que se mostró “conmovido” por una experiencia que le “afianza como artista”.

Aunque no es muy aficionado a los viajes, el pintor manchego de 77 años se ha desplazado al país asiático por primera vez para ver de cerca una retrospectiva con 64 de sus obras, entre pinturas, esculturas y dibujos.

“Llegar aquí después de tantas horas de vuelo y encontrarme con algo tan familiar como mi obra, me conmueve. Me parece precioso. Además, ver mi trabajo tan lejos de casa, me afianza”, explicó a Efe desde Nagasaki el artista.

Esta muestra, en el Museo de Arte Nagasaki, una impresionante pinacoteca del arquitecto Kengo Kuma, se pudo ver recientemente en Tokio y concluirá su periplo japonés en septiembre en el Museo de Iwate, ubicado en el noreste, una zona devastada por el tsunami de 2011.

Dividido en siete temáticas, el recorrido nipón por la obra de Antonio López se inicia en su tierra natal con una vista de Tomelloso (Ciudad Real) que pintó a los 17 años, “cuando por primera vez tengo la intuición de retratar la ciudad, mi pueblo en ese momento”.

Además, la muestra revisa los retratos de familia, las naturalezas muertas, su coqueteo con el surrealismo y sus reconocibles vistas de Madrid, con obras tan celebres como “La terraza de Lucio” (1962-1990) o “Gran Vía” (1974-81).

El fin del viaje por el universo del maestro del realismo lo marca “La mujer de Coslada”, una pintura inacabada que terminará en cuanto vuelva a Madrid, explicó el artista, quien dedica años a completar algunos de sus cuadros, como el retrato de la familia real española, que empezó hace dos décadas.

Precisamente, esa minuciosa dedicación a su trabajo no le permitirá quedarse mucho tiempo en Japón, un país que le despierta mucho interés, sobre todo por el cine y la literatura, pero en el que no cree que pueda profundizar mucho en unos pocos días.

“Estoy inquieto. Por unas cosas u otras, el trabajo que tengo en Madrid va muy retrasado, y no quiero ser de los españoles que no hace bien las cosas”, comentó el artista por teléfono desde el museo nipón.

Se trata de la primera gran exposición del artista manchego en Asia, un continente donde sí que había estado presente en algunas muestras colectivas.

“Llevaban años pidiéndome que expusiera en China y Japón. Pero lo mío es siempre complicado, porque tengo poco obra y hay que pedirla”, relató el pintor, que asegura estar “muy satisfecho” con la muestra de Nagasaki, ya que, “al ser muy sintética, tiene una contundencia enorme”.

El gran número de visitantes que siempre ha acompañado a las exposiciones de Antonio López en España, como las del Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid o el Bellas Artes de Bilbao, se ha repetido en el Bukamura de Tokio, donde se pudo ver desde el 4 de abril al 16 de junio.

“El arte tiene esa capacidad de pasar por encima de los espacios físicos y del tiempo. Ves una escultura egipcia de hace 4.000 años, y la sientes como algo cercano a ti”, comentó el pintor en relación al éxito que la muestra ha tenido en un lugar tan lejano de España como Japón.

Al reflexionar sobre su último viaje, López reconoció que nunca se ha sentido tentado a retratar otros lugares que no fueran los dos que copan totalmente su obra: Madrid y su pueblo, Tomelloso.

“Cada uno tiene su propio lugar, que tiene que ver con su vida, su interior y su destino. Y eso está por encima de ir viendo otros sitios de una manera curiosa y más o menos superficial”, dijo.

En este sentido, apuntó que es muy consciente de que el mundo es maravilloso y que la vida es muy corta para conocerlo medianamente, pero eso no le produce ningún tipo de ansiedad.

“Todos los lugares tienen las posibilidades para ser un punto de partida de un trabajo. Pero a mí me ha tocado España. Y me gusta que sea así. Quizá porque no lo he elegido”, aseguró el maestro del realismo.

Ramón Abarca.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo