Quentin Tarantino: "Django Unchained"

Mañana se estrena en Colombia la más reciente película del multipremiado director estadounidense. METRO INTERNACIONAL habló con él sobre lo que significó

Por Publimetro Colombia

La última película de Quentin Tarantino, ‘Django Unchained’, nos presenta a Django, un esclavo negro, interpretado por Jamie Foxx quien, junto con un cazarrecompensas alemán, el doctor King Schultz (Christoph Waltz), intenta salvar a su esposa de las garras del cruel dueño de una plantación. METRO INTERNACIONAL habló con el maestro detrás de esta obra.

¿Cuánta presión siente al emprender un proyecto nuevo?, ¿o solo es otra excitante aventura para usted?

Trato de sumergirme por completo en lo que me intereso, pero permito que las cosas sigan su curso. Casi siempre sé lo que quiero y a dónde voy, pero permito que los personajes tomen el control y guíen el camino.

¿Qué tanto de ficción o realidad vemos en la historia?, ¿puede existir un hombre como Schultz en la historia?

Por supuesto, aunque en este caso es ficción. Con Christoph se nos ocurrió la idea de que Schultz fuera parte de los refugiados de la revolución de 1848, un grupo de personas en contra de la esclavitud que huyeron a América para escapar de la muerte. Pero el espíritu y el estilo del personaje, todo es mío.

Es evidente que tenía a Christoph Waltz en mente para interpretar a Schultz, ¿verdad?

Claro que sí. Hace tiempo quería hacer ‘Django’. Pero tras ‘Bastardos sin gloria’, Christoph se convirtió en una de mis musas y lo imaginé cuando estaba escribiendo la primera escena. No lo pensé dos veces, Christoph era Schultz. Tenemos una misteriosa conexión.

Le ofreció el papel de Django a Will Smith en vez de a Jamie Foxx, ¿por qué el cambio?

No tenía a nadie específico en mente, Django era Django. En los años sesenta hubiera querido a alguien como Jim Brown en ‘The dirty dozen’. Jamie me vino a la mente cuando entendió la historia. Pero la razón real por la que lo escogí es porque él interpreta de manera increíble a un vaquero. En los sesenta, cuando todos los actores jóvenes tenían sus cowboy shows, creo que Jamie hubiera tenido uno también. Aunque fuera negro. Extrañamente yo buscaba una mezcla entre un héroe del Oeste y una estrella de los sesenta. Jamie era el indicado.

¿Le molestaba a Jamie la violencia?

Para nada. Jamie quería que la película mostrara lo horrible que era la esclavitud en ese entonces. Nadie ha hecho eso hasta ahora. Él amó la violencia cruda de la película.

No se ha caracterizado por ser político con sus películas, pero…

(Interrumpe) ‘Django’ es un filme político. Aunque, ante todo, es una gran aventura. Pero sí es política. Mi objetivo era llevar al público de vuelta a 1800, al sur, antes de la Guerra Civil Americana, y mostrar cómo la vida realmente era para la gente negra.

¿De dónde viene el deseo de denunciar la violencia de aquel entonces?

En realidad no sé por qué ningún otro director jamás se ha preocupado por retratar ese tema. Tal vez es un tema que la gente prefiere evitar, pero nunca se olvidará. La erradicación de indios americanos y la esclavitud de la gente negra son dos de los pecados originales de América.

Los indios han desaparecido, pero la comunidad afroamericana es muy numerosa. Es una deuda, una mancha en la cara del país. La película ha sido un gran éxito en los Estados Unidos y los debates que ha generado son muy gratificantes. Incluso a aquellos que no le gustó la película están hablando de ella.

El director Spike Lee lo ha acusado de usar la esclavitud en nombre del entretenimiento. ¿Por qué está tan disgustado con usted?

No quiero gastar mi tiempo hablando de él (finge estar en shock y luego suelta carcajadas).

Incluso desde ‘Perros de reserva’ parece que siempre hace las películas como quiere, aunque cada vez se estén volviendo más costosas. ¿Es esto un problema?

Si quieres hacer una película grande y ambiciosa como ‘Django’ tienes que estar dispuesto a luchar por ella. A veces eso implica luchar con uno mismo. Sobre todo cuando la filmación se alarga y es costosa. Siempre he puesto mi propio camino, dando un poco más con cada película, eso también va para mi presupuesto. Por suerte tuve el apoyo de los hermanos Weinstein y un gran estudio.

Sigue diciendo que se presiona a sí mismo, ¿qué tan lejos está dispuesto a llegar?

‘Django’ fue muy difícil de realizar. Mi próxima película seguramente será mucho más pequeña. Pero ¿quién sabe?

Jérôme Vermelin
Metro World News

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo