El cariño de sus amigos escritores revive a Carlos Fuentes en Guadalajara

Por Publimetro Colombia

Guadalajara (México), 25 nov (EFE).- Como si de una de sus ficciones mágicas se tratara el mexicano Carlos Fuentes revivió en la XXVI edición de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara al calor del cariño de sus amigos en el mayor homenaje que haya recibido jamás un autor en la historia de la FIL.

“Si un escritor abarca el siglo XX y parte del XXI es Carlos Fuentes. Quiso remontarse en el tiempo, expandir nuestras fronteras, atravesar los siglos, convertir su escritura en el océano que nos separa de Europa, y lo logró”, dijo sobre el su amiga, la mexicana Elena Poniatowska.

La escritora compartió hoy una mesa dedicada al “Carlos Fuentes escritor” con el nicaragüense Sergio Ramírez, la argentina Luisa Valenzuela y el español Juan Cruz, con la que comenzó un homenaje a su literatura, llamada ya “La Edad del Tiempo”, un legado que los participantes subrayaron que está vivo y hay que leer.

“Se la jugó a lo largo de los años con una obra infinita que rebasa a México que arrolla a toda la novelística anterior y quizás a la que esté por venir”, dijo Poniatowska.

“Él era Balzac y Kafka, Dos Passos y Faulkner, y a todos los grandes que fueron sus contemporáneos les agradeció que escribieran a su lado: a William Styron, a Milan Kunera, y a Susan Sontag y, sobre todo, a Salman Rushdie”, apuntó.

La argentina Luisa Valenzuela confesó que su amigo Carlos Fuentes, su amiga desde tiempos que ambos coincidieron en París, confesó que lo que más le interesó de sus libros fue “ver cómo se acercó desde la literatura al tema del poder”, del que hablo en obras como “La muerte de Artemio Cruz” y “La silla del águila”, por citar algunas.

Sostuvo que en Fuentes ve la antítesis de otro gran autor latinoamericano, su compatriota Jorge Luis Borges.

“Creo que Fuentes es la ‘contracara’ de Borges, cada uno en un extremo de América Latina. Este hombre que salía a la luz, de cara al público, que era tan humano, frente a este otro tan encerrado, tan silente, tan tímido que era Borges”, apuntó.

Juan Cruz también se refirió al cosmopolitismo del autor de “Aura” y otras muchas novelas, una persona que desde su juventud “creó puentes entre Chile, Argentina, Panamá, México, Portugal”.

Era un hombre que a través de la cultura que fue adquiriendo también fue adquiriendo una geografía múltiple”, recordó.

Varias de las anécdotas más simpáticas las compartió el nicaragüense Ramírez, que envidiaba de él su “inglés elegante e impecable”, que paseó por universidades del mundo anglosajón.

“Atildado siempre, la corbata bien puesta, caballero de figurín de moda británico, dispuesto a la risa a la menor provocación, la edad solo presente en el timbre un poco cascado de su voz cuando se ponía frente al micrófono”, dijo de él.

Recalcó que “la generosidad literaria fue algo esencial” en el carácter de Fuentes “y en su vida”, algo que le permitió transitar sin estridencias desde una amistad con los más viejos autores del “boom” hasta los autores más jóvenes contemporáneos suyos.

Esta mañana el presidente de la FIL, Raúl Padilla, anunció que la FIL 2012 estará dedicada a la memoria del intelectual mexicano, una figura de continua presencia durante los últimos años en Guadalajara.

El homenaje que comenzó tendrá varios actos más repartidos en cinco mesas de discusión centradas en la lengua y la historia en Fuentes, el autor y su influencia en la conciencia latinoamericana, Fuentes y el arte, y la última sobre su relación con otros escritores.

En ellas se presentará “la multifacética personalidad de Fuentes”, aseguró hoy el presidente de la feria, Raúl Padilla.

Por las que quedan pasarán hasta el próximo 27 de noviembre personalidades como el expresidente de Chile Ricardo Lagos, los escritores Ángeles Mastretta, Rosa Beltrán, Xavier Velasco y Gonzalo Celorio, el crítico peruano Julio Ortega, el intelectual Federico Reyes Heroles, y la política del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Beatriz Paredes.

Guadalajara (México), 24 nov (EFE).- Amigos del escritor Carlos Fuentes presentaron hoy su última novela, “Federico en su balcón”, publicada a título póstumo y considerada un testamento “personal y humano” del escritor mexicano.

El ensayista mexicano Federico Reyes Heroles, amigo personal de Fuentes, dijo que esta publicación “definitiva y última” muestra a un escritor sin concesiones ni coqueteos a cualquier tipo de popularidad.

“Fuentes innova en su forma narrativa, reta al lector y se reta a sí mismo sobre todo porque tenía una enorme ilusión de este texto”, detalló.

“Federico en su balcón” comienza cuando Dante Loredano, remedo del autor, entabla un diálogo con su vecino de balcón, el filósofo Friedrich Nietzsche.

Éste le guía a través de una ciudad desconocida que está experimentando una revolución social y le presenta ciertos personajes a través de los cuales ejemplifica las reflexiones que realiza.

Sobre el texto, la argentina Luisa Valenzuela dijo que en él, Fuentes supo confirmar hasta su muerte su valentía como escritor llenar el corazón de sus lectores abriendo el suyo.

“Carlos era el escritor que quería abarcarlo todo y que llenaba nuestro corazón abriéndonos el suyo”, añadió.

En el acto, Juan Cruz, editor de Alfaguara y de algunos de los libros del autor de “La muerte de Artemio Cruz”, afirmó que éste es “su testamento literario, pero también personal y humano”.

El libro, escrito en los últimos meses de vida de Fuentes, es “un poema y un manifiesto en le que caben todos los Carlos Fuentes posibles”, dijo Cruz.

Editado por Alfaguara, “Federico en su balcón” narra una historia que nada tiene que ver con sus libros más conocidos del escritor sino que confronta a los personajes y cuela en el mismo algunas confesiones personales.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo