El film japonés de Kobayashi, de temática adolescente, gana el Festival de Gijón

Por Publimetro Colombia

Gijón, 24 nov (EFE).- La película “About the pink sky”, del director japonés Keiichi Kobayashi, sobre las ilusiones de un grupo de adolescentes que quiere ver la vida de color rosa, ha sido galardonada hoy con el Premio Principado de Asturias al Mejor Largometraje del Festival Internacional de Cine de Gijón.

El jurado, integrado por Dmitry Glujovsky, Ernesto Alterio, Lola Salvador, José Salcedo y Farid Bozorgmehr, ha elegido la película japonesa en decisión dividida con el voto a favor de tres de los cinco miembros.

Rodado en blanco y negro, el primer largometraje de ficción del joven cineasta nipón fue elegido para el premio mayor del palmarés tras seis horas de deliberaciones en las que se libró “una verdadera guerra dialéctica”, según ha informado hoy un portavoz del jurado.

La película de Kobayashi, que representó a Japón en la última edición de Sundance y obtuvo el Premio a la Mejor Película en el Festival de Tokio, cuenta la historia de un grupo de adolescentes que decide editar un periódico solo con buenas noticias que se termina convirtiendo en un éxito comercial.

El filme “destila cine por los cuatro costados”, y los miembros del jurado que le han dado su apoyo han valorado “la apuesta arriesgada que ha hecho el director” y las “interpretaciones de los niños”, según ha explicado Lola Herrera.

El film “The patience stone”, del director Atiq Rahimi, ha obtenido los premios FIPRESI de la crítica y del Jurado Joven como mejor largometraje, y el Premio del jurado oficial a la Mejor Actriz, Golshifteh Farahani.

Rahimi ha hecho un relato intimista protagonizado por una pareja con el conflicto bélico de Oriente Medio como trasfondo, que ha convencido a la crítica y al jurado joven.

Golshifteh Farahani ha conseguido el Premio a la Mejor Actriz por la interpretación de la esposa musulmana que cuida de su marido herido en una reyerta y en estado de coma, a quien le confiesa sus pasiones, sus deseos, sus frustraciones y, sobre todo, su lucha contra la opresión masculina.

El coreano Lee Sang-woo ha conseguido el Premio al Mejor Director del Festival de Gijón por “Barbie”, un “crudo retrato de familia que desnuda el sueño americano”, que ha sido la más aplaudida por la crítica y el público.

La producción israelí “Epilogue”, del director Amir Manor, que aborda la muerte de los sueños con el paso de los años, ha obtenido los premios al Mejor Guión y al Mejor Actor por el trabajo de Yosef Carmón, en el papel de “Bert”, el marido de un matrimonio anciano enfrentado a su inminente destino.

El Premio Especial del Jurado ha sido para “Beyond The Hills”, el cuarto largometraje de Cristian Mungiu, que sobre las memorias noveladas de Tatiana Nicolescu pinta un retrato de la Rumanía actual.

La película de animación “Le chat du rabbin”, de Juan Sfar y Antoine Delesvaux, ha sido elegida la mejor en su género por “la brillante exposición que hace de los conflictos religiosos desde la mirada graciosa de un gato”, según el acta del jurado del premio “Animaficx”.

Gijón, 24 nov (EFE).- Gil Parrondo y Pedro Almodóvar tienen en común haber ganado dos premios Óscar cada uno, pero en sus trayectorias personales y profesionales sólo han coincidido una vez, en la mitad de un paso de peatones de una calle de Madrid.

Ambos se reconocieron en cada una de las aceras cuando se disponían a cruzar y se encontraron en la mitad de la calzada para saludarse con respeto y admiración sin poder intercambiar otras palabras por la urgencia del tráfico.

“En ese momento, pensé que había cuatro Óscars en un paso de cebra y me resultó gracioso”, ha dicho Gil Parrondo hoy en una rueda de prensa que se ha configurado como “el mejor momento” del Festival Internacional de Cine de Gijón, que esta noche pone fin a la edición de su cincuentenario.

Gil Parrondo, que ha sido galardonado con el Premio Honorífico del certamen, ha asumido con emoción y humildad todos los premios que ha recibido pero es incapaz de perder horas de trabajo para recogerlos personalmente.

El de Gijón ha sido una excepción, puesto que sus dos óscares le llegaron a su casa por correo, y su presencia en la gala de clausura le da el “empaque” necesario a un certamen que ha cambiado su dirección con más ruido que nueces.

El relevo de José Luis Cienfuegos por Nacho Carballo como consecuencia del cambio de Gobierno municipal ha sido interpretado como “el pecado original” de una nueva etapa que comenzó con el boicot de los artistas que han pasado por Gijón en los últimos cincuenta años.

Los organizadores han sacado adelante una programación con más películas y mayor presupuesto, con una sección oficial de calidad pero sin el sabor de lo alternativo y provocador de las de antes.

Y ha sido Gil Parrondo, el más internacional de los cineastas españoles, quien ha puesto un toque de pimienta en un festival que, entre otras cosas, no ha conseguido la repercusión mediática de años anteriores.

Con 91 años de edad, “casi cien” según dice, este hombre que ha trabajado con casi todos los grandes directores del siglo pasado y se considera a si mismo como “un decorador”, ha dicho recibir el premio honorífico del festival con “mucha emoción”, porque es el de su tierra.

Parrondo nació en Luarca, una villa marinera del occidente asturiano que le ha puesto su nombre a una calle, en un homenaje que le ha provocado una sensación de “frío en el cuerpo y un poco de miedo”.

“Cuando me dijeron que iban a poner mi nombre a una calle, me entró frío en el cuerpo y un poco de miedo, porque yo lo asociaba con la muerte, pero luego cuando vi la placa me emocioné muchísimo y me ha gustado”, ha recordado.

Desborda ternura cuando dice haber sido muy feliz durante la Guerra Civil española, porque con 14 años de edad iba al cine todos los días, a pesar de la cruda realidad que gritaban los obuses.

El cine ha sido “fundamental” en la guerra y las salas de la Gran Vía de Madrid “estaban siempre llenas”, algo que Pilar Miró “no podía entender cuando se lo contaba”, ha dicho.

Parrondo ha prometido “no hacer nada más” cuando acabe los dos proyectos de dirección artística que le han encargado, uno sobre la vida del poeta Antonio Machado, y el otro sobre los 33 días que tardó Pablo Picasso en pintar el Guernica.

Y por supuesto, nadie de los presentes le ha creído.

Juan González.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo