El fin del mundo llega al festival de cine "Buenos Aires Rojo Sangre"

Por Publimetro Colombia

Buenos Aires, 26 oct (EFE).- Profecías apocalípticas que predicen el fin del mundo para 2012, puertas peligrosas que abre la ingeniería genética, zombies, fantasmas y aliens se asoman al festival de cine fantástico y de terror “Buenos Aires Rojo Sangre” que acaba de estrenar la capital argentina.

En su décimo tercera edición, se presentan películas de Argentina, Chile, España, Brasil, Perú, México, Australia, Alemania, Japón, China y Corea, entre otros países.

Los más de 11.000 espectadores que vieron los 55 largometrajes y 116 cortos que se proyectaron en 2011 demuestran que el cine de terror y fantástico sigue en auge en el país.

“El cine de género en Argentina vive el mejor momento de su historia”, aseguró a Efe Pablo Sapere, programador de “Buenos Aires Rojo Sangre”.

“Tanto por la cantidad, como por la calidad, 2012 ha sido un año excepcional”, añadió Sapere y explicó que varios realizadores nacionales han dado el salto de los minoritarios circuitos independientes a producciones de mayor nivel.

Entre ellos está Javier Diment, uno de los habituales del festival, que ha paseado “La memoria del muerto”, un “thriller” entre la magia negra y los crímenes terrenales, por algunas de las citas más importantes del cine de género, como Sitges (España) o Fantasia (Canadá).

También destaca la original propuesta brasileña “Nervo Craniano Zero”, adaptación teatral de Paulo Biscaia Filho sobre una escritora de éxito en crisis que contrata a un neurocirujano que instala chips en el cerebro para dotarlos de creatividad ilimitada.

Las películas a concurso en “Buenos Aires Rojo Sangre” competirán hasta el próximo 31 de octubre en dos secciones oficiales, la internacional y la latinoamericana, mientras que también se premiará el mejor cortometraje.

Argentina está representada, entre otras, con el western patagónico con zombies “Todos Mis Muertos”, de Mad Crampi, “Making off Sangriento”, de Hernán y Gonzalo Quintana, y la apocalíptica “555”, de Gustavo Giannini, inspirada en las profecías de Benjamín Solari Parravicini.

En la sección internacional podrá verse la pesadilla lovecraftiana francesa “Dead Shadows”, de David Cholewa, la policíaca “Buenas noches, dijo la señorita pájaro”, del español César del Álamo, o la tenebrosa y poética historia de fantasmas canadiense “The last will and Testament of Rosalind Leigh”, dirigida por Rodrigo Gudiño.

Desde su primera edición, “Buenos Aires Rojo Sangre” apuesta por el cine del continente con el objetivo de “difundir películas que tienen muy difícil ser estrenadas en los circuitos comerciales y que no podrían ser vistas de otra manera, defendió Samper.

El programador agregó que el festival intenta “romper los prejuicios que hay sobre el cine de género latinoamericano” y dar visibilidad a largometrajes creados lejos de las mecas del terror, como EEUU y Japón.

El cine de género argentino arrancó a finales de los noventa, de la mano de pioneros como los integrantes de Farsa Producciones y su clásica trilogía de muertos vivientes, Plaga zombie: Zona mutante y Revolución tóxica o las posteriores “Nunca asistas a ese tipo de fiestas” y “Filmatrón”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo