Éxtasis cromático en una muestra inédita con sensuales obras tardías de Degas

Por Publimetro Colombia

Ginebra, 28 sep (EFE).- Una exposición en Basilea (Suiza) unirá por primera vez las sensuales obras tardías del pintor francés Edgar Degas (1834-1917), influenciadas por la corriente del Modernismo y por una clara obsesión por el éxtasis cromático.

La muestra, que se inaugura el próximo lunes, recogerá las obras correspondientes al rico y variado trabajo de Degas entre los años 1886 y 1912, una etapa que supuso la culminación de una carrera muy productiva que ocupó seis décadas de la vida del artista.

Frente a exposiciones anteriores que se habían centrado en su etapa impresionista o en motivos concretos de su carrera artística, ninguna se había enfocado realmente en este último periodo en el que el modernismo puso su sello a unas obras en las que se mezcla de forma enmarañada el presente con el pasado, y las realidades vistas con los recuerdos.

La pintura sutil y delicada del periodo impresionista deja paso, a partir de 1886, a un gusto singular por la experimentación, la libertad cromática y un placer por la creación que se convierte en una obsesión.

Dos pinturas que pertenecen a la Colección de la Fundación Beyeler, donde tiene lugar la exposición, son el punto de partida de esta exposición: “Le petit déjeuner après le bain (Le bain)” de entre 1895 y 1898, y “Trois danseuses (jupes bleues, corsages rouges)” de 1903.

Estas dos obras maestras permiten entender el radicalismo de la obra tardía de Degas, un artista audaz y pionero de la corriente modernista, que también influyó a artistas más jóvenes como Paul Gauguin, Pablo Picasso y Henri Matisse.

La muestra tendrá más de 150 obras, algunas que no se han expuesto desde hace décadas, e incluirá algunos de sus motivos y temas característicos, como famosas representaciones de bailarinas, mujeres desnudas, jinetes y carreras de caballos, paisajes o retratos.

Además, están presentes todas las técnicas artísticas utilizadas por Degas, que recorrió, a diferencia de otros artistas de la época, una mayor diversidad de medios de expresión: pintura, pastel, dibujo, grabado, escultura y fotografía.

Las obras proceden de pinacotecas como el Museo de las Bellas Artes de Boston, el Museo Nacional Británico de Arte Moderno, el Museo Bayerischen Staatsgemäldesammlungen de Múnich, el Museo de Arte Moderno de Nueva York o el Museo Metropolitano de Nueva York.

Además hay piezas prestadas por coleccionistas particulares de Europa, Norteamérica y Asia.

La exposición se podrá visitar en la Fundación Beyeler hasta el próximo 27 de enero.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo