Borja Thyssen no ha demostrado ser dueño de las obras que reclama a su madre

Por Publimetro Colombia

Madrid, 27 jul (EFE).- Borja Thyssen-Bornemisza no ha demostrado ser el propietario de los cuadros de Goya y de Corrado Giaquinto que reclamaba a su madre, la baronesa Thyssen, según el auto dictado por el Juzgado de Instrucción número 7 de Madrid.

Según el auto de este juzgado, al que ha tenido acceso Efe, Borja Thyssen “no ha acreditado” de manera que no admita duda “la titularidad de los cuadros” y “no ha tenido nunca la posesión pública, pacífica y notoria” de los mismos.

El hijo de Carmen Thyssen reclamó a su madre las obras “Una mujer y dos niños junto a una fuente”, de Goya, y “El bautismo de Cristo”, atribuido a Giaquinto.

Según los abogados de la baronesa, estos cuadros forman parte de su colección particular y no existe título alguno que acredite que el barón Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza donara las obras a Borja Thyssen cuando éste era menor de edad.

Borja Thyssen interpuso en enero del 2011 una querella criminal contra su madre y contra los representantes legales de la sociedad Omicron Collections Ltd., así como contra el anterior gerente de la Fundación Colección Carmen Thyssen, Miguel Ángel Recio.

El pasado mes de febrero, la Audiencia Provincial de Madrid desestimó la querella al considerar que no se podía exigir a Carmen Thyssen responsabilidad penal por estos hechos.

El Código Penal establece que, en el caso de familiares que denuncien delitos patrimoniales causados entre ellos, están exentos de dicha responsabilidad salvo que exista violencia o intimidación.

Sin embargo, el procedimiento continuó contra los demás querellados, sobre los que el auto hecho público hoy considera que “no existen indicios racionales de comisión del delito”, por lo que sobresee provisionalmente la causa y archiva los autos, decisión contra la que cabe interponer recurso.

En los fundamentos de derecho del auto se recuerda que Borja Thyssen aportó, como títulos de propiedad de los cuadros, un acta notarial expedida en Lugano (Suiza) en noviembre del 2009, en la que Anna María Stirnimann dice haber asistido como testigo a la firma de una “escritura” de donación de la pintura de Goya, en abril de 1997.

Respecto al cuadro de Giaquinto, Borja Thyssen presentó un acta notarial extendida en Madrid en el mismo mes en la que, según el auto, Susana Manzanares Esteban manifiesta “ser cierta y auténtica” la firma del barón que figura en un documento privado en el que se dice donar, en mayo de 1995, esta obra al hijo de la baronesa.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo