Danza con el Vampiro... Peter Murphy en Colombia

Entrevista. La voz del excéntrico exmiembro de Bauhaus, de aspecto vampiresco, retumbará el 30 de junio en el Teatro Metro

Por Publimetro Colombia

“Prefiero ir a los sitios antes que verlos a través de imágenes” dice la voz del otro lado de la línea. Tal vez por eso el próximo 30 de Junio estará en Bogotá, finalmente, Peter Murphy, tan seductor como la imagen que ha proyectado por décadas.

En 1979 fue miembro de Bauhaus, banda que muere en 1983. Resucitó para un tour en 1998, otro en el 2005 y finalizó su vida con Go away white, álbum del 2008. En su visita como solista, sin intentar hacer una retrospectiva, Peter cantará temas de Bauhaus, pero su vida siguió otros caminos…

“Soy una esponja: no busco cosas sino que las dejo llegar a mi”. Dice que no es un gran lector, pero lo impactaron profundamente ciertos textos: “Oscar Wilde llegó a mi vida en la forma precisa. Los mitos y
leyendas griegas fueron el primer libro que compré. En una exposición de arte tuve la fortuna de encontrar a William Blake, quien me sorprendió y arrastró a su mundo; no sólo era un buen pintor sino un poeta brillante… realmente brillante. Siempre fuí bueno para escribir sobre estos temas, y luego me di cuenta que podía escribir versos, me fluían naturalmente².

Abandonó Londres buscando en Estambul valores más tradicionales para su familia. ³Al llegar a Turquía me interesé mucho en los escritos antiguos sobre espiritualidad”. Su música se impregna de oriente y junto a Mercan Dede crea esa joya llamada Dust. El sonido de siglos permea en su visión eléctrica y gótica.  Otros cómplices en su ruta creativa han sido Mick Karn (ex Japan) y Trent Reznor (NIN).

Su obra en solitario abarca desde 1986 hasta nuestros días. Luego de Ninth lanzó un EP titulado The Secret Bees, continuación mucho más introspectiva y delicada de su trabajo. Vende globalmente su música en formato digital pues “además, acaba con el factor temporal, ya que en la forma tradicional al lanzar un nuevo álbum los otros se desplazaban y la gente los relacionaba con un período determinado. Ahora, cuando oyen una canción por primera vez, sus mentes la sienten como si fuera un trabajo nuevo”.

Sobre el escenario es inolvidable, como lo registró su participación en The Hunger, junto a Catherine Deneuve y David Bowie. En la actualidad Beyhan, su esposa, una importante bailarina turca, le ha ayudado a depurar sus movimientos. Comenta que “la presentación en vivo añade una capa adicional a la música que debe expandir el mensaje, la comunicación. Tan teatral como sea posible para entrar en contacto con la audiencia”. “A veces noto en la audiencia gente que observa a través de sus teléfonos celulares mientras me filma, así que paro y les pregunto muy cortésmente: ‘hey, ¿qué están haciendo? ¿Qué hacen acá? ¿Por qué no esperan hasta que alguien suba el video? Miren, estoy aquí… Tóquenme’.”

“No todos en un concierto tienen el mismo nivel de conexión conmigo. Así que busco atraerlos con la mirada, gestos y cualquier forma que me permita que cada uno de los presentes haga parte de la experiencia colectiva. La gente lo adora. Es una combinación de movimientos y musicalidad; esa es la clave. Me enorgullezco de ser un cantante muy emotivo, y esto afecta a la gente si es auténtico. Es como un actor: reconoces cuándo pretenden actuar y cuándo realmente están viviendo el
papel.”

Al preguntarle qué espera encontrar en Bogotá dice que “la sensibilidad latinoamericana, en general, es muy abierta a apreciar lo que hago como artista. Aman el teatro, el espectáculo y el expresionismo, pero también son audiencias que realmente han oído desde hace tiempo mi trabajo. Y los que no, lo amarán”.

Y cierra emocionado: “me anima la idea de tocar en un teatro, espero pronto estar en ese escenario”. Peter, todos lo ansiamos, algunos desde hace décadas que se han sentido como siglos.

Pablo Arrieta / @xpectro
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo