El lienzo más monumental de Picasso llega al Centro Pompidou de Metz

Por Publimetro Colombia

París, 25 may (EFE).- La pintura más monumental que se conoce del artista español Pablo Picasso, el telón de fondo utilizado como decorado del ballet “Parade”, protagoniza la exposición con la que desde mañana el Centro Pompidou de Metz revela las claves de la creación artística en los inicios de la I Guerra Mundial.

La obra de Picasso se localiza en la Grande Nef, la sala principal de esta multidisciplinaria exhibición que, bajo el título de “1917”, se localiza en el hermano pequeño del Museo Pompidou de París y muestra que durante la contienda no hubo solo destrucción.

Con una superficie de 170 metros cuadrados y 45 kilogramos de peso, la creación de Picasso constituye según los organizadores “su obra más grande conocida en el mundo”, y apenas se había mostrado una decena de veces al público en los últimos 50 años.

El clímax de la exhibición se concentra en esa imponente pintura que sirvió como telón de una escena de la pieza del ballet “Parade”, estrenada en el Teatro de Châtelet de París en 1917, y que fue encargado por el director ruso Serge de Diaghilev.

“Parade”, protagonizada por arlequines, refleja cómo en el universo del teatro la parodia y la modificación de la apariencia son aspectos claves.

Precisamente la pérdida de identidad es el tema central de la “Grande Nef”, que trata las relaciones entre destrucción y reconstrucción física y psicológica, y que está organizada en forma de espiral, a modo de metáfora del “torbellino físico que atormenta el interior” de las almas.

Además, el espacio acoge autorretratos de March Chagall o Claude Monet, así como representaciones de cuerpos gravemente lisiados o las llamadas “caras rotas” de soldados que han sufrido una horrorosa desfiguración.

La segunda sala, la Galería 1, apuesta por la diversidad de reacciones de los creadores frente a los eventos ocurridos en 1917.

El espectador descubre en ella una multitud de trayectorias artísticas, como las del grupo “De Stijl”, que fue fundado en Holanda por Theo van Doesburg y buscaba una renovación radical del arte, o el movimiento Dada, basado en Zúrich (Suiza).

La visita a esta galería también permite observar cómo algunos artistas, al igual que los soldados, se refugiaron en 1917 en el alcohol o las sustancias opiáceas para alejarse de los horrores y el malestar generado por la violencia del momento.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo