Tal y como es, John Paul Ospina

Perfil. Tras una charla relajada, auténtica y sin tapujos, encontramos que la cara de E! Latin News está pasando por el mejor momento de su carrera

Por Publimetro Colombia

Catalina Forero/catalina.forero@publimetro.co/@ktaroja
 
John Paul Ospina, quien estuvo de visita en nuestro país, habló con PUBLIMETRO y dejó de lado su faceta de presentador de E! Entertainment para mostrarse tal y como es: descomplicado, enérgico y con un gran sentido del humor.
 
Entrevistar a alguien de la talla de Johnny Depp, Daniel Craig o Jennifer Aniston, ¿da emoción, nervios?
 
Sí, es emocionante, obviamente los admiro. Cuando los veo en las películas me encantan, me dejo permear por sus personajes y son grandes estrellas, pero para relajarme pienso: “Acuérdate que es gente normal que está logrando sus sueños, así como tú”. Eso me ha facilitado muchísimo las cosas. Con ese tipo de celebridades siento como si se bajaran de la película, es algo así como: “¡Ah, hola Jennifer Aniston! No te veía desde que estabas tomando café en el Central Perk” (risas)… por ese tipo de cosas uno los siente como parte de sí.
 
Los actores de TV son muy similares en la vida real a lo que se percibe de ellos en pantalla, muy auténticos. Los actores de cine son más difíciles de leer. Hay unos vieja escuela como por ejemplo Christian Bale que está absolutamente metido en sí mismo, respondía monosílabas, miraba con cara de ‘pokerface’. 
 
¿Cuál ha sido el más chévere?
 
Cher. Porque era un ídolo antes de que yo naciera, entonces tenía grandes expectativas y las llenó completamente. Es muy simpática y hablaba de Latinoamérica con mucho cariño. Es muy auténtica, me encantó. 
 
¿Y el bodrio?
 
En toda mi carrera creo que sólo me he llevado un chasco con un artista y fue cuando estaba en Mucha Música. Me gusta mucho la música electrónica y tuve la oportunidad de entrevistar a Fatboy Slim ,que era uno de mis ídolos, ¡y fue terrible! El tipo estaba borrachísimo, me respondía cualquier cosa, miraba al productor como “Yo no quiero estar acá” … se me cayó al piso la imagen del tipo. 
 
¿Si no hubiera sido presentador, qué hubiera sido?
 
Definitivamente la música es mi centro, es algo que no he descartado para nada. Tengo planes serios de mostrar mi música algún día no tan lejano. Y lo haré con una identidad artística muy clara. No quiero lanzar algo como por ser famosito y ya. Hago todo el proceso, desde escribir la primera frase hasta que termino de mezclar el último instrumento, me fascina. Y si fuera algo saliéndome de lo artístico, hubiera escogido la antropología. 
 
¿Qué gran embarrada ha hecho?
 
Podría inventarme un blog y llenarlo de cosas (risas). Mi primer día en City, llegué, me pusieron el micrófono y yo veía a todo el mundo ocupado y pregunté: “¿A qué hora grabamos?” Y me dijeron: “¿Grabamos?, no, esto es en directo”. Y yo dije: “¿Qué? ¡Yo nunca he hecho un directo!” Resulta que era el evento más importante de los metaleros en Bogotá y tenía que invitarlos a que fueran a tal lado, tal día y tal hora, aunque estaba nerviosísimo logré sacar los primeros dos bloques, pero cuando llegó el tercero dijeron cinco, cuatro, tres, dos… ¡Y me quedé en blanco! Totalmente, ni siquiera se me ocurrió improvisar, el productor cortó y yo del desespero me tiré al piso y preciso caí encima del micrófono, por lo que los de sonido gritaron: “¡Nooo, el micrófono!” Quería llorar. Cuando salí los metaleros estaban abajo y yo les decía: “Muchachos discúlpenme por favor… ese fue mi primer día”. Lo bueno de tener un tan mal primer día es que solo puede mejorar y así fue (risas).
 
Y hablando de osos, ¿nunca ha pasado uno con algún entrevistado?   
 
No, afortunadamente no, soy bueno para salvarla. De verdad me agarra una adrenalinita que me ayuda mucho. Si de pronto la entrevista está yendo por donde no es, tengo la capacidad de volver a agarrar a mi presa (risas).
 
Un sueño… 
 
Uno de los más grandes es vivir en el campo. Por ahora obviamente con el trabajo y en esta etapa en que estoy cumpliendo tantos logros profesionales es muy difícil, pero espero hacerlo algún día, tener una casa bonita, grande pero sencilla en el campo y desde ahí poder hacer música. Y lo otro es hacer mi música, pero ese ya lo veo mucho más tangible porque estoy trabajando duramente en él.
 
Esa raíz musical la vimos en Latin American Idol, ¿cómo le fue con esa experiencia?
 
¡Genial! Me encantó. Llegó en un momento en que necesitaba algo que me sacudiera y me fui, presenté casting en Buenos Aires y me fue muy bien. Siento que fue un proyecto muy importante, pionero en su género, que me abrió las puertas de E! Entertainment y me puso en perspectiva sobre mi carrera, sobre todo musicalmente hablando. Una gran experiencia en lo personal y en lo profesional.
 
Si se volviera a presentar, ¿con qué canción lo haría?
 
Esta vez me presentaría con una de Carlos Vives. La gala que más disfruté en ese concurso fue la primera y canté Carlos Vives, así que creo que por agüero definitivamente mi siguiente audición sería con una canción suya.
 
Un momento memorable de su vida…
 
No hay mejor momento que el presente. Estar acá de regreso en mi país, estar aquí hoy contigo, ver este espacio, ver la gente que está aquí, me hago una idea de lo que es PUBLIMETRO, de lo joven y fresco que es, la buena energía con la que están haciendo todo y eso me hace disfrutar este momento al máximo, yo me gozo cada uno. Obvio hay algunos en los que uno no está 100% ahí, pero trato de gozarme todo lo que hago y agradezco mucho la oportunidad que me ha dado la vida de hacer lo que yo quiero.
 
¿Cómo es su rutina?
 
Soy muy madrugador, a las 6, 7 u 8 ya estoy levantado, me tomo mi tintico, un desayuno muy liviano y empiezo un día llenísimo de actividades: desde grabaciones para el canal, locuciones, porque hay países donde mi programa tiene otros formatos como radio y revista. Voy a eventos espectaculares, deliciosos, donde conozco gente interesantísima. Aparte de eso mi vida es muy tranquila, hago ejercicio y trabajo mucho en mi página web, que es mi consentida, soy muy activo en internet, twittero a morir. 
 
Si tuviera un tuit para decirle a sus seguidores que mañana se acaba el mundo, ¿qué les diría?
 
Helado de chocolate, ¡yo invito! (risas), no podría decir que se acaba el mundo porque habría histeria masiva, pondría: “Son días apocalípticos en mi casa, yo invito al helado”, algo así, que les dé ánimo pero que digan… ¿qué? (risas).
 
¿Qué es lo que más lo enorgullece?
 
Estoy muy orgulloso de que me levanto cada día con mucho ánimo y que siempre que afronto un  trabajo lo hago con gran pasión.
 
¿A quién le gustaría entrevistar?
 
Tengo pendiente un ‘Shakirazo’. Me fascina. 
 
¿Cuál es el colmo de la felicidad?
 
Ese estúpido segundo cuando uno dice ‘’¡Ay, algo malo va a pasar!, ¿Por qué estoy tan feliz? (risas).
 
Si tuviera mañana la portada de PUBLIMETRO ¿Cuál sería su mejor noticia?
 
Wow… sería algo como: ‘Hoy se logró la igualdad social, llegó el día en que la gente entendió que la riqueza está en la diferencia’.  
 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo