18 años han pasado desde que el mundo perdió a Kurt Cobain

Aniversario. Fuera o no su voluntad, hoy el padre del grunge está convertido en una leyenda del rock.

Por Publimetro Colombia

Catalina Forero/catalina.forero@publimetro.co/@ktaroja

Fue el 4 de abril de 1994 (según la biografía oficial de Charles Cross, ‘Heavier than Heaven’)  el día en que la noticia de la muerte de Kurt Cobain sacudió al mundo.

Cobain, líder de Nirvana, una de las bandas más icónicas del rock, acabó con su vida de un disparo con una escopeta en su hogar de Seattle, cuna del grunge y rock alternativo que conquistó a millones de jóvenes en los 90.

Su trágica muerte lo convirtió de inmediato en una leyenda e inmortalizó su música que hoy tiene alrededor del mundo milllones de fanáticos, muchos de ellos, incluso, nacidos luego de esta funesta fecha.

Kurt Cobain nunca ocultó su sentimiento depresivo, incluso en la carta suicida, que fue encontrada en su casa en Seattle, decía: “Por favor Courtney, sigue adelante, por Frances, por su vida que será mucho más feliz sin mí”.

Muchas historias se tejieron alrededor de su muerte, como la que dice que tal vez no fue casualidad que muriera a los 27 años, para unirse al club de otros mitos del rock n’ roll como Jimmy Hendrix, Jim Morrison o Janice Joplin.

A pesar de todo, el mundo nunca ha dejado de reconocer el gran talento que el atormentado Cobain poseía. No en vano la revista Rolling Stone mantiene a Kurt Cobain, tras todos estos años, en el puesto número 12 de los cien guitarristas más importantes de todos los tiempos.

Pocos saben que antes de convertirse en un ídolo del rock y padre del grunge, trabajó por un tiempo como barrendero, a lo que Cobain hizo alusión en el video de ‘Smells like teen spirit’, canción que fue reconocida por VH1 como la mejor canción de la década de los 90 y que, además, fue destacada también por Rolling Stone como la novena mejor canción de la historia.

El cadáver de Cobain fue cremado y sus cenizas se dividieron en tres partes: una parte de ellas fue lanzada al río Wishkah en Seattle, Estados Unidos, una segunda parte fue esparcida en un templo budista en Nueva York, mientras que la última parte fue entregada a su esposa, Courtney Love.

No se harán esperar los homenajes que, año tras año, recuerdan con nostalgia a un perturbado Kurt Cobain que dejó inolvidables acordes.

Un tributo será el próximo viernes, 6 de abril, en Nueva York, donde Jesse Frohaman, quien fotografió a Cobain en 1993, pocos meses antes de su muerte, hará una exposición.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo