Ana Wills y su aleteo en ‘La Mariposa’

Entrevista. A pocas horas del final de ‘La Mariposa’, la bella actriz habló de su papel de agente y del reto que le representó

Por Publimetro Colombia

Aunque lleva muy poco tiempo en la actuación, Ana Wills se dio a conocer en la televisión colombiana por su personaje de Bárbara Sanín, la joven caprichosa y consentida en la novela ‘Amor en custodia’, personaje por el cual obtuvo un premio India Catalina como Actriz revelación en 2010. A partir de ese momento, la carrera de esta mujer ha crecido de una manera tan vertiginosa que ni ella misma lo cree. Ana Wills habló de cómo su personaje fue todo un reto.

Háblenos sobre su personaje…

Cynthia Laurens es una agente de la D4 de madre colombiana y su padre es un diputado muy importante norteamericano. Es una mujer muy pila que estudió Relaciones Internacionales, pero termina trabajando en la D4. En una operación anterior a la de ‘La Mariposa’, Laurens trabajó con el agente Manuel Martínez (Michell Brown), y tuvieron un romance. Su misión es capturar a la protagonista y como interés personal, cuidar que a Martínez no le pase nada porque él vive en constante riesgo.

Cómo fue la preparación de este personaje

Tuvimos un entrenamiento físico fuerte, esto lo hicimos en Estados Unidos donde hay polígonos especializados para este tipo de preparación. Y como teníamos que manipular armas a la perfección, nos entrenamos con agentes del ejército que habían pertenecido a la DEA en Miami. Contamos también con la ayuda de un equipo SWAT, con quienes también nos entrenamos para la realización de operaciones encubiertas. Adicionalmente, aprendimos cómo es el manejo de los sistemas de telecomunicaciones en ese país que es mucho más moderno. Es impresionante el nivel tecnológico que los estadounidenses manejan y su lenguaje es muy técnico.

 ¿En ese sentido fue muy complicado aprenderse los libretos? ¿Utilizó alguna técnica especial?

Claro, los libretos para este personaje eran un poco más densos justamente por el lenguaje que es diferente al de un personaje ficticio. Para aprenderme los diálogos, lo que hacía era leer bastante y practicar con mis compañeros de set. Con Smith (Salvador Zerboni) nos sentábamos un buen rato a repasar las escenas y a entenderlas, para que en el momento en el que grabáramos, todo se viera muy real. 

¿Siendo esta una producción basada en hechos reales, su personaje existe o es ficticio? 

Es real, cuando estuve averiguando un poco acerca de esta historia, me enteré de que hubo una mujer en medio de esta operación. No se destacaba por su labor, pero si hablaba de una mujer que estaba investigando acerca de ‘La Mariposa’ y que tenía mucho contacto con el personaje que representa Martínez. Ella era quien lo ayudaba y le daba toda la información. Más que agente era como una investigadora que trabajaba dentro de la DEA.

 ¿Cómo se documentó para darle las características?

A partir de lo que investigué, vi muchos programas policíacos norteamericanos como ‘CSI’, donde hay mucha investigación y equipos SWAT, para aprender sobre el papel de las mujeres detectives dentro de este tipo de operaciones, estudié mucho sus movimientos y cómo manejaban una situación de defensa propia o de riesgo. 

¿Cómo fue el trabajo con Michell Brown y María Adelaida Puerta? 

Con Michell somos amigos desde hace muchos años, pero nunca habíamos trabajado juntos. Él estuvo muy pendiente de mi casting y se alegró cuando supo que yo había quedado para el papel. Trabajar con él fue lo máximo, es un gran actor y es de mis mejores amigos. Y María Adelaida Puerta me parece una actriz impecable, nunca había trabajado con ella. Me le quito el sombrero con este personaje protagónico, ella estuvo muy concentrada y metida en su personaje y creo que lo hizo muy bien. 

Usted ha tenido algunos cambios de look para sus personajes, los televidentes la vieron rubia y de pelo un poco largo en Amor en Custodia, en ‘La Mariposa’ con un tono más oscuro y en el nuevo proyecto que está trabajando, tiene el pelo corto y rubio platinado, si el personaje se lo exige ¿se haría un cambio extremo? 

No tendría ningún problema, si el personaje exige un cambio radical me facilita meterme en otro rol. Llevar otro look me hace tener una forma interpretativa diferente con cada personaje. Estoy totalmente de acuerdo con estos cambios extremos. 

 ¿Cómo es un día en su vida fuera de cámaras?

Tengo un hijo de cuatro años que se llama Salvador, me dedico a él por completo cuando no grabo, si tengo que viajar o hacer cualquier otra cosa trato de hacerlo con él y con mi esposo.

Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo