Petrobras atrasa las obras de dos refinerías tras haber cancelado otras dos

Por Publimetro Colombia

Río de Janeiro, 29 ene (EFE).- La petrolera Petrobras, sumergida en un gigantesco escándalo de corrupción, anunció hoy que atrasará la entrega de las dos refinerías que está construyendo, un día después de haber abandonado las obras de otras dos plantas.

El director de Abastecimiento de Petrobras, José Carlos Cosenza, admitió en una rueda de prensa que habrá atrasos en las obras de las refinerías por la necesidad de renegociar los contratos con las constructoras, que fueron acusadas de elevar los precios ilegalmente.

Los atrasos afectarán la Refinería Abreu e Lima, que Petrobras construye en el estado de Pernambuco (noreste), pero ya está en parte en funcionamiento, y el Complejo Petroquímico de Río de Janeiro (Comperj).

Según Cosenza, las obras en Abreu e Lima “dependen de la revisión de los contratos”, por lo que “no hay fecha” para la entrada en operación de su segunda línea de producción, prevista inicialmente para el próximo mayo.

La primera línea, tras varios meses de atraso, comenzó a operar en diciembre pasado, pero aún no ha alcanzado su capacidad de producir 115.000 barriles diarios, el mismo volumen que podrá producir la segunda línea.

El anuncio se produce un día después de que la empresa anunciara públicamente su decisión de suspender los proyectos para construir las refinerías Premium I y Premiun II, respectivamente en los estados de Maranhao y Ceará (noreste), con las que planeaba convertirse en un importante exportador de derivados.

Cosenza explicó que la caída de las cotizaciones internacionales del petróleo, que le reducen atractivo a los proyectos, influyó en la decisión de cancelar las refinerías Premium.

La empresa explicó igualmente que el crecimiento de la demanda interna por derivados puede ser atendida con las dos refinerías actualmente en construcción y las otras doce que posee.

La suspensión de ambos proyectos le generó pérdidas por 2.707 millones de reales (unos 1.041 millones de dólares).

La necesidad de revisar todos sus proyectos por el escándalo de corrupción obligó a Petrobras a reducir sus inversiones para los próximos años, según afirmó la presidenta de la compañía, Graça Foster.

Foster aclaró en la rueda de prensa que la compañía tan sólo anunciará en el segundo semestre del año su Plan de Inversiones para el cuatrienio 2015-2019.

La petrolera informó la víspera de que este año invertirá entre 31.000 y 33.000 millones de dólares, cifra que contrasta con los 62.543 millones desembolsados entre enero y septiembre de 2014.

La ejecutiva aclaró que las inversiones en el área de exploración y producción seguirán siendo prioritarias ante la necesidad de mejorar los ingresos de la compañía.

“Si el área de exploración ya era prioritaria, ahora alcanza una dimensión mayor. Es prioritaria pero selectiva. Proyectos de menor atracción irán al final de la fila”, aseguró Foster.

La directiva admitió que el valor de las pérdidas provocadas por la corrupción pueden ser mayores a los hasta ahora calculados, ya que cada vez surgen más empresas que habrían sobrevalorado sus contratos para desviar recursos de la petrolera.

“La respuesta (sobre el valor de las pérdidas) no es trivial y depende de las investigaciones. Si nuevos testimonios incluyen otras empresas, tendremos que investigar, y ese número crece”, afirmó.

Petrobras calcula inicialmente que sus activos están sobrevalorados en 88.600 millones de reales (unos 34.500 millones de dólares) debido al aumento del precio de 31 contratos con constructoras y proveedores entre 2004 y 2012, aunque esta cifra no incluye las pérdidas derivadas del pago de sobornos.

Según las investigaciones de la Fiscalía, multimillonarios recursos de la petrolera estatal fueron desviados mediante contratos amañados para el pago de sobornos a políticos y partidos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo