Un poco de suspense en Wall Street para fin de año

Por Publimetro Colombia

Nueva York, 30 dic (EFE).- Aunque el desenlace de 2014 es más que previsible en Wall Street y será sin duda un final feliz, el Dow Jones de Industriales le pondrá mañana emoción a la última sesión del año, pues luchará por reconquistar su barrera psicológica de los 18.000 puntos, que hoy perdió al bajar 55,16 enteros.

El principal indicador del parqué neoyorquino se quedó a algo menos de 17 puntos de su más reciente conquista, aunque no recuperarlos no empañaría un año que, tras el 2013 de los récords, ha superado las expectativas y ha mantenido el ritmo creciente.

Pero todo el mundo sabe que las barreras psicológicas y los números redondos en los parqués neoyorquinos están para eso: para dar un ritmo narrativo a lo que, si no, serían fluctuaciones ascendentes y descendentes menos sugerentes y más monótonas.

Así, si el 31 de diciembre del año pasado el Dow Jones quería apuntalar (y apuntaló) su récord número 52 para dar el bonito titular de “un récord por semana”, este año son los 18.000 puntos el único leitmotiv posible para los analistas.

En cualquier caso, el Dow Jones encadenó su segundo día de pérdidas, aunque su caída hoy fue algo más fuerte (un 0,31 %) cuando, en realidad, las causas seguían siendo las mismas que ayer.

A saber: la crisis de Gobierno en Grecia (y su potencial peligro para la zona euro) y los precios del petróleo, cuya recuperación parcial de hoy no arregla la que ha sido una caída de casi el 50 % en seis meses.

Una vez más, los operadores de bolsa demostraron su digestión lenta para el impacto del contexto internacional o casi cualquier noticia que no sea estrictamente un indicador económico o una decisión de la Reserva Federal, que siempre genera reacciones muy impulsivas.

Con un dato positivo de la confianza de los consumidores y una jornada más bien tranquila, los analistas reconocían que no había una especial razón para la caída de las cotizaciones.

Esta caída afectó especialmente al sector de las empresas de servicios públicos, que se precipitó un 1,7 % y dejó al selectivo S&P 500 sin repetir el récord de ayer y al Nasdaq un poquito más lejos de su objetivo para 2015: llegar a los niveles del año 2000 y poder empezar a computar esos récords que se le han escapado desde el llamado “boom de las .com”.

Mateo Sancho Cardiel

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo