Orbán dice que retira la tasa a Internet pero los críticos húngaros no le creen

Por Publimetro Colombia

Budapest, 31 oct (EFE).- Aunque el primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, anunciara hoy que retira, por ahora, un controvertido impuesto al consumo de Internet, sus críticos consideran que el líder nacionalista conservador solo quiere ganar tiempo.

Con la nueva tasa el Gobierno pretendía ingresar unos 60 millones de euros anuales, al imponer un gravamen de 50 céntimos de euro por gigabyte de tráfico de Internet consumido, con un máximo mensual de 2,2 euros para los particulares y 16 euros para empresas.

“A la gente no solo no le ha gustado esta medida, sino que la considera irracional”, pese a que, según dijo Orbán hoy, el proyecto solo es una ampliación de la tasa a las telecomunicaciones, que existe ya desde 2012.

El planeado impuesto sobre Internet despertó una ola de críticas, tanto de la oposición como de empresas del sector de las telecomunicaciones y de destacadas figuras del mundo de la cultura.

También decenas de miles de personas, sobre todo jóvenes, salieron espontáneamente a las calles para expresar su malestar por esta medida.

En una aparente reacción ante la presión de la calle, Orbán sorprendió hoy a todos diciendo que “este impuesto en su forma actual no puede introducirse”.

Sin embargo, no parece que el primer ministro quiera enterrar del todo sus planes para un impuesto a Internet.

En ese sentido, prometió una “consulta nacional”, que se realizaría a comienzos del año que viene mediante el envío por correo de cuestionarios a los hogares.

“Debemos recibir una respuesta a la pregunta a dónde van las enormes ganancias que se generan en Internet”, y si se podría mantener en Hungría una parte de esos beneficios, dijo Orbán.

La prensa local interpreta que esto significa que se trata de una retirada solo temporal.

“Se trata de que el Gobierno quiere ganar tiempo y sacar el colmillo de las manifestaciones”, opinó en unas declaraciones a Efe Attila Juhász, analista del Instituto Political Capital.

Si los manifestantes “se cansan” sería una victoria política para el Gobierno, añadió el analista.

El influyente portal informativo “hvg” asegura hoy que “Viktor Orbán hundió temporalmente el impuesto a Internet”.

Los organizadores de las recientes manifestaciones también aseguran en la red social Facebook que con el “truco” de la consulta Orbán “deja abierta la posibilidad de introducir el impuesto”.

Por una parte, el primer ministro señaló que retrocede pero al mismo tiempo anuncia una consulta, con la que quiere canalizar el futuro discurso sobre el tema, señaló Juhász.

“Redactarán una pregunta a la que se puede dar solo una respuesta concreta”, vaticinó el experto.

Sea como sea, el Gobierno ya ha nombrado a un coordinador para esta consulta, el eurodiputado del gobernante Fidesz, Tamás Deutsch, quien había criticado el proyecto del impuesto.

Por su parte, la comisaria europea de Agenda Digital, Neelie Kroes, que había criticado duramente los planes de Orbán, se mostró hoy satisfecha con la retirada de la tasa.

“Parece que el Gobierno retirará la propuesta sobre el impuesto a Internet. Buena noticia”, afirmó Kroes en su cuenta de Twitter.

Bruselas, 31 oct (EFE).- La Comisión Europea (CE) mostró hoy su satisfacción después de que el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, retirase sus planes de imponer un impuesto sobre el consumo de datos en internet, y se alegró de que “las voces del pueblo húngaro hayan sido escuchadas”.

La idea de imponer esta tasa, que gravaría el uso de internet con una tarifa de 50 céntimos por cada gigabyte de datos consumidos, generó grandes protestas ciudadanas en las dos últimas semanas, respaldadas por la CE por considerar que el impuesto no ayudaría a impulsar la economía húngara.

“Estoy orgullosa de que la Comisión Europea haya jugado un papel positivo en la defensa de los valores europeos y la Europa digital”, afirmó hoy en un comunicado la comisaria de Agenda Digital, Neelie Kroes, quien ya dijo esta semana que el impuesto perjudicaría a Hungría, un país que está por debajo de la media en crecimiento digital.

El portavoz de Agenda Digital, Ryan Heath, subrayó hoy la necesidad de ser especialmente cuidadosos a la hora de aplicar diferentes regulaciones o impuestos que afecten a internet, dada su naturaleza global.

“Internet es un mundo complicado que se mueve muy rápido”, aseguró en la rueda de prensa diaria del Ejecutivo comunitario, tras pedir a los implicados que trabajen en un “espíritu de diálogo” y colaboren con la Comisión Europea para evitar aplicar regulaciones que no funcionen o decepcionen a la gente.

Tras anunciar hoy que la tasa sobre el consumo de datos no se aplicará, el primer ministro húngaro argumentó que “la gente la ha interpretado como un impuesto a internet”, y añadió que “en estas circunstancias no se puede introducir nada”, en referencia al malestar que ha generado su propuesta.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo