Irlanda pone freno a la austeridad en los presupuestos generales para 2015

Por Publimetro Colombia

Dublín, 14 oct (EFE). El ministro irlandés de Finanzas, Michael Noonan, presentó hoy unos presupuestos generales para 2015 que incluyen, por primera vez en siete años, bajadas de los impuestos e incrementos del gasto social.

A menos de dos años de la celebración de elecciones generales, las cuentas del Gobierno de coalición entre conservadores y laboristas para el próximo ejercicio marcan el fin de su política de austeridad, según Noonan.

La crisis económica obligó a Dublín a aplicar un plan de ajuste valorado en unos 30.000 millones de euros desde 2007, tres años antes de pedir a la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) un rescate por 85.000 millones de euros, un programa de ayuda que abandonó con éxito el pasado diciembre.

“El camino que hemos recorrido hasta llegar a este punto ha sido muy difícil para el pueblo irlandés, que ha hecho grandes sacrificios, pero la política seguida por el Gobierno ha funcionado y la recuperación de la economía irlandesa está muy avanzada”, dijo Noonan.

Indicó que el Producto Interior Bruto (PIB) irlandés crecerá un 4,7 % este año y un 3,6 % el siguiente, lo que contribuirá a situar la tasa de desempleo por debajo del 10 %, frente al 11,6 % actual.

Como se esperaba, se ha reducido un 1 %, hasta el 40 por ciento, el impuesto sobre la renta para aquellos que ingresan más de 33.800 euros anuales, y se mantiene el 20 % para quienes no superen esa cifra.

Noonan también decidió mantener en el 9 % el Impuesto sobre el Valor Añadido para el sector turístico, mientras que la cajetilla de 20 cigarrillos se encarecerá 40 céntimos a partir de esta medianoche, hasta alcanzar los 10 euros.

El Gobierno irlandés, destacó el ministro, ha decido además “congelar” las tasas sobre el alcohol, la gasolina y el gasóleo, al tiempo que no prevé cambios en el impuesto de circulación.

“No subo otros impuestos porque seremos capaces de financiar el coste de reformas e incentivos a través de los ingresos fiscales obtenidos con el crecimiento de la economía y la moderación del gasto”, explicó Noonan.

Algunos expertos habían pedido a Dublín que no suavizara su política de austeridad y contemplase en los presupuestos para 2015 un ajuste de unos 2.000 millones de euros, a pesar de que la economía irlandesa presenta números positivos.

Sin embargo, el titular de Finanzas subrayó que el objetivo de las cuentas para 2015 es situar el déficit público por debajo del 3 por ciento del PIB, como pide Bruselas, y que eso es posible con un ajuste inferior a 2.000 millones de euros.

Otros observadores sostienen que el Ejecutivo se ha visto obligado a moderar su política de austeridad, después del castigo sufrido por conservadores y laboristas en los pasados comicios locales y europeos.

Dublín, 14 oct (EFE).- El ministro irlandés de Finanzas, Michael Noonan, anunció hoy que modificará el régimen fiscal para acabar con los controvertidos esquemas que permiten a las multinacionales establecidas en el país pagar menos impuestos.

La medida entrará en vigor a partir del próximo 1 de enero, pero las compañías extranjeras que han venido beneficiándose de este agujero legal y financiero tendrán hasta 2020 para adaptarse a los cambios.

Noonan hizo ese anuncio durante la presentación de los presupuestos generales para 2015, que, afirmó, marcan el fin de la política de austeridad del Gobierno de Dublín, que abandonó con éxito el pasado diciembre el rescate solicitado en 2010 a la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 85.000 millones de euros.

Después de siete presupuestos austeros consecutivos, estas cuentas son las primeras que presenta el Ejecutivo de coalición entre conservadores y laboristas que contemplan bajadas de los impuestos y aumentos en el gasto público, aseguró el ministro.

“He decido acabar con la posibilidad de que las compañías usen el llamado ‘doble irlandés’ y voy a cambiar nuestra normativa sobre residencia para que todas las compañías registradas en Irlanda sean también residentes a efectos fiscales”, explicó Noonan.

Grandes multinacionales farmacéuticas o tecnológicas -como Apple, Facebook o Google- han establecido su base de operaciones en Irlanda para ahorrar miles de millones de euros en tasas gracias al llamado “doble irlandés”, que permite crear una sociedad en este país con ramificaciones en paraísos fiscales, lo que reduce significativamente la factura impositiva.

A este respecto, la Comisión Europea (CE) investiga si Irlanda acordó un régimen fiscal ilegal con el gigante estadounidense Apple para que dos de sus filiales en el país pagasen menos impuestos por cuestiones relacionadas con el empleo.

“Al tomar estas decisiones -dijo hoy Noonan- y hacer estos cambios ahora, que son parte de una reforma más amplia de nuestro sistema de impuestos corporativos, estamos ofreciendo certezas a los inversores sobre fiscalidad corporativa en Irlanda para la próxima década”.

No obstante, el ministro reiteró que los cambios en el sistema fiscal no afectarán al impuesto sobre sociedades, que está fijado en el 12,5 por ciento en este país y para algunos socios comunitarios es demasiado bajo y constituye, consideran, un caso de competencia desleal.

El porcentaje del 12,5 % del impuesto de sociedades “nunca ha estado ni va a estar sometido a debate. Es un asunto de política económica establecido. No va a cambiar”, resaltó Noonan.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo