Wall Street, sin rumbo

Por Publimetro Colombia

Nueva York, 28 jul (EFE).- Wall Street volvió a cerrar mixto hoy sin saber muy bien qué camino elegir, con pocos datos macroeconómicos y con la única opción de mirar hacia los resultados de mañana y nuevos apuntes de la Reserva Federal de Estados Unidos el miércoles.

En el último semestre de 2013, la bolsa, cuando no había noticias, tenía como tendencia natural subir. En el primer semestre de 2014, todo lo contrario: los índices se desinflaban a no ser que tuvieran un motivo por el que alegrarse.

Sin embargo, después del último “rally”, agridulce por las preocupaciones mostradas por la Reserva Federal ante la celebración precipitada de los operadores de bolsa, cuando no hay noticias de especial relevancia los índices se sumen en la confusión y acaban como hoy: cada uno por su lado, aunque ninguno sin inclinarse con especial ahínco ni por las ganancias ni por las pérdidas.

La espera de hoy en Wall Street, en cambio, no fue tan vacía ni tan agónica como otras. Hubo un dato macroeconómico no muy bueno, pues la ventas de viviendas usadas en EE.UU. registró en junio su primer descenso en cuatro meses.

Pero el resto de noticias afectaron a empresas de poco peso en Dow Jones, Nasdaq y S&P 500.

Así, estas se referían a Dollar Tree, que compró Familly Dollar por 8.500 millones de dólares. Las acciones de la compradora crecieron notablemente, pero la de la empresa comprada se dispararon por encima del 24 %.

O a la empresa de bienes raíces Zillow, que cayó casi un 0,92 % en el mercado Nasdaq después de anunciar la compra de su rival Trulia por 3.500 millones de dólares.

Además, resultados como los de Herbalife tampoco acabaron de marcar una jornada que quizá solo se pueda calificar de irrelevante. Un calentamiento después del fin de semana para llegar con buen tono a una semana que se presenta agitada.

Mañana, por ejemplo, vacas sagradas anunciarán sus resultados del último trimestre: Pfizer, American Express, Merck y UPS entre otros. Después de las decepción de Visa y de la irregular trayectoria del sector sanitario en los últimos meses, hay cierta inquietud al respecto.

Y el miércoles, Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, apuntará el rumbo de su política monetaria en una comparecencia a primera hora de la tarde.

Todo ello, sin contar cómo el mundo y sus múltiples crisis, especialmente la de Gaza y la de Ucrania, puedan alimentar la crispación internacional y, en consecuencia, hacer a los mercados de olvidarse de los calendarios, los índices y las comparecencias para entregarse a uno de sus peores estados: la incertidumbre.

Mateo Sancho Cardiel

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo