Obama prevé reducir emisiones de carbono en 20 por ciento para 2020, según NY Times

Por Publimetro Colombia

Washington, 29 may (EFE).- El presidente estadounidense, Barack Obama, recurrirá a su autoridad ejecutiva para reducir las emisiones de carbono por parte de las centrales termoeléctricas del país en un 20 % para 2020, adelantó hoy el diario The New York Times.

Obama anunciará su decisión el lunes en la Casa Blanca, al desvelar la nueva regulación sobre emisiones de carbono por parte de EE.UU., y que de confirmarse supondría uno de los mayores pasos al frente dados por un presidente estadounidense en materia de protección ambiental y reducción de la contaminación.

Asimismo, supondrá la eliminación de numerosas centrales térmicas que utilizan carbón en todo el país, y que son la principal fuente de gases contaminantes de efecto invernadero en EE.UU.

Según lo adelantado por el diario neoyorquino, la Dirección de Protección Medioambiental (EPA, en inglés) establecerá un límite nacional de emisiones de carbono, pero permitiría que cada estado fije su combinación de fuentes energéticas según sus necesidades y se cree un mercado de intercambio de licencias de emisiones.

El anuncio coincide con la presentación de las directrices de política energética por parte de la Casa Blanca en un informe difundido hoy que subraya la creciente independencia energética de EE.UU. fruto del alza en la producción nacional de petróleo y gas y del mayor uso de energías limpias.

“Estas nuevas tendencias han tenido unos beneficios sustanciales económicos y en seguridad energética, y están ayudando a reducir las emisiones de carbono en el sector energético y así contribuyendo a enfrentar el desafío presentado por el cambio climático”, indica el reporte.

Entre ellas cita la reducción del déficit comercial como consecuencia de las menores importaciones de petróleo, la resistencia de EE.UU. a los cambios en el suministro externo, la potenciación de la industrias energéticas solares y de viento y la elevación de los estándares de eficiencia en los vehículos de transporte.

Washington, 29 may (EFE).- La Casa Blanca destacó hoy la “profunda transformación” en el sector energético de Estados Unidos, que permitirá avanzar en la agenda del presidente Barack Obama a favor de la reducción de las emisiones de carbono y la potenciación de la producción doméstica.

En un reporte presentado hoy por el jefe del consejo económico de la Casa Blanca, Jason Furman, se subraya el creciente proceso hacia la independencia energética por parte de Estados Unidos iniciado en la última década.

“En 2006 importábamos 12 millones de barriles (de petróleo) al día, ahora importamos la mitad, cerca de 6 millones. Esto tiene importantes consecuencias en nuestra seguridad energética y económica”, dijo Furman en una conferencia con los periodistas.

De hecho, el pasado mes de noviembre Estados Unidos se convirtió en exportador neto de petróleo, algo que no ocurría desde 1995.

Esta “profunda transformación” viene impulsada por el boom en la producción nacional de gas y petróleo, especialmente a través del “fracking” o fracturación hidráulica, un sistema que está en alza, así como el desarrollo de las llamadas “energías limpias”, como la solar o la eólica, y la reducción en las emisiones de carbono por parte de EE.UU.

Furman cifró las consecuencias económicas de la mayor producción nacional en 0,2 puntos porcentuales adicionales al producto interior bruto (PIB), y la reducción de la tradicional vulnerabilidad del país a las fluctuaciones en los precios del petróleo como principal consumidor mundial.

Por ello, adelantó la intención del presidente Barack Obama de presentar una normativa, a través de la Dirección de Protección Medioambiental (EPA, por su sigla en inglés), el próximo lunes para reducir las emisiones de carbono.

Aunque el funcionario de la Casa Blanca evitó poner una cifra, el diario The New York Times adelantó hoy que Obama propondrá el lunes una rebaja de las emisiones del 20 % hasta 2020.

Esta nueva regulación, que de confirmarse sería la más exigente de las emitidas por un presidente estadounidense, permitiría que cada estado fije su combinación de fuentes energéticas, según sus necesidades, así como la creación de un mercado de intercambio de licencias de emisiones.

Sería un “sistema flexible” que otorgaría a los estados la capacidad para regular las emisiones y serviría para acelerar la tendencia actual de reducción en la contaminación por parte de EE.UU., dijo John Podesta, uno de los asesores más cercanos al presidente Obama, en la misma conversación con los periodistas.

Los grupos en defensa del medio ambiente ya han mostrado su satisfacción por los planes de la Administración Obama, y el Sierra Club, una de las principales organizaciones ecologistas del país, calificó la propuesta como “la más significativa contra el cambio climático en la historia de la presidencia de Estados Unidos”.

La Cámara de Comercio de EE.UU. emitió esta semana un informe en el que discutía las proyecciones de la Administración Obama y afirmaba que supondría la eliminación de 422.220 puestos de trabajo hasta 2022 y aumentará los costes de la energía.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo