Argentina salda cuentas con el Club de París y se acerca a los mercados de capitales

Por Publimetro Colombia

Buenos Aires, 29 may (EFE).- Después de un largo y complicado proceso de negociación, Argentina alcanzó hoy un acuerdo con el Club de París para cancelar la deuda impagada desde la crisis de 2001, lo que pone al país un paso más cerca del regreso a los mercados de capitales internacionales.

El acuerdo establece los mecanismos para que Argentina salde una cuenta pendiente de 9.700 millones de dólares con el foro de acreedores internacionales, compuesto por 19 países.

“(Es) un día muy importante para la Argentina”, celebró la presidenta argentina, Cristina Fernández, a través de su cuenta en la red social Twitter

El acuerdo establece un plan de pagos a cinco años, extensible a siete, con una tasa del 3 %.

Argentina deberá hacer un pago inicial de 650 millones de dólares el próximo julio y de 500 millones de dólares en mayo de 2015, más intereses. El siguiente pago se realizará en mayo de 2016.

“La expectativa es que aparezcan nuevos interesados en invertir en la Argentina”, dijo hoy el ministro de Economía argentino, Axel Kicillof, quien fue el encargado de cerrar el acuerdo en la capital francesa, en declaraciones a Radio Continental.

Kicilloff agregó: “al no pagar al Club, muchas agencias de crédito internacionales que querían invertir en la Argentina decían que se les complicaba darnos financiamientos que les interesaba realizar”.

“Argentina pagaba el 7 % y ahora, en el peor de los casos, pagará el 3,8 %”, detalló Kicillof, quien apuntó que “es una tasa muy, muy buena, teniendo en cuenta que otros países que salen de esta situación lo hacen en el 5 %”.

Pr su parte, Fernández anticipó que Argentina buscará financiación “para infraestructura, para desarrollo, para tecnología, y para el futuro de todos los argentinos”.

“El financiamiento que obtendremos para nuestro país no será como ya ha ocurrido en otras décadas, para el gran casino financiero”, advirtió la presidenta argentina.

Argentina mantiene deudas con 15 de los países del Club de París, un foro informal de acreedores integrado por Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Israel, Italia, Japón, Holanda, Noruega, Rusia, España, Suiza, Suecia, Inglaterra y Estados Unidos.

Casi la mitad de la deuda argentina se contrajo antes de 1983, mientras que aumentó otro 9 % con el gobierno de Raúl Alfonsín (1983-1989) y un 42 % bajo la gestión de los presidentes Carlos Menem (1989-1999) y Fernando de la Rúa (1999-2001), según informa el diario Página 12.

El principal escollo en las negociaciones que culminaron hoy en la capital francesa fue la participación

El principal escollo en las negociaciones que culminaron hoy en la capital francesa fue la participación del Fondo Monetario Intenacional (FMI), organismo cuyas evaluaciones sirven al Club de París para tomar decisiones de gestión.

Sin embargo, el Gobierno argentino se niega a tratar con el FMI ya que acusa a la institución desde 2001 de haber desestabilizado la economía del país.

“El Club de París, en general, funciona en tándem con el Fondo Monetario Internacional. Esto Argentina lo vivió durante décadas y luego estas negociaciones condicionan a los países, a quienes les dictan las medidas económicas que tienen que tomar. Nada de esto ha ocurrido aquí. No hay condicionamiento para nuestra política económica”, destacó Kicillof.

Tras el cierre del acuerdo, el Ministerio de Economía argentino subrayó que se trata de una “solución acordada y mutuamente beneficiosa”, en un comunicado oficial.

Según la cartera económica, Argentina cierra así “un capítulo más de la triste historia del sobreendeudamiento que condujo, inevitablemente, al default (cese de pagos de 2001)”.

Buenos Aires, 29 may (EFE).- La presidenta argentina, Cristina Fernández, aseguró hoy que su país honra sus compromisos al destacar las condiciones que la nación suramericana acordó para pagar al Club de París 9.700 millones de dólares de deudas en mora.

“Contra todos los pronósticos, contra todas las profecías, pudimos llegar finalmente a un acuerdo sin que interviniera el Fondo Monetario Internacional (FMI)”, destacó Fernández en un acto en la localidad bonaerense de Berazategui, transmitido por cadena nacional.

Después de un largo y complicado proceso de negociación, Argentina alcanzó hoy un acuerdo con el Club de París para cancelar la deuda, lo que pone al país suramericano un paso más cerca de su regreso a los mercados de capitales internacionales.

El acuerdo establece los mecanismos para que Argentina salde una cuenta pendiente de 9.700 millones de dólares con el foro de acreedores internacionales, compuesto por 19 países, cuyo pago se suspendió por la crisis económica y social de 2001.

La mandataria subrayó que es la primera vez en la historia del Club de París que un país en las condiciones de Argentina, como nación altamente endeudad de ingresos bajos, negocia sin la intervención del FMI y “sin resignar la autonomía que debe tener todo país soberano para decidir sus políticas económicas”.

Fernández destacó que el acuerdo prevé un plazo de pago de cinco años, que se puede extender a siete, con una tasa de interés del 3 %, y permite que las cuotas menores se hagan en 2015 y 2017, cuando Argentina deberá afrontar un perfil de vencimientos de deudas más altos.

“Quiero felicitar a todo el equipo económico que ha intervenido en esta negociación y saludar a todos los argentinos que hemos finalmente terminado esta negociación y ya empezamos a pagar una parte en julio que viene y que nos revela como un país que, cuando nos dejan crecer, está en condiciones de honrar sus compromisos y hacerse cargo de sus deudas”, dijo Fernández.

“No somos, como dicen los (fondos de inversión) buitres, deudores seriales. Ellos, el capital financiero internacional, es depredador serial, no solo de nuestra economía, sino de muchas economías en el mundo”, añadió la jefa da Estado.

Buenos Aires, 29 may (EFE).- Los principales partidos opositores argentinos valoraron hoy positivamente el acuerdo alcanzado con el Club de París para cancelar la deuda cuyo pago se mantenía en suspenso desde la crisis de 2001, y destacaron su importancia para el futuro de Argentina.

“Es una señal positiva y un paso importante de cara al futuro”, señaló en su cuenta de Twitter el peronista disidente y líder del Frente Revonador (FR), Sergio Massa, para quien el acuerdo significa “la reconstrucción de un sistema de relaciones con la comunidad internacional”.

Para Massa el pacto supone, además “la posibilidad de una puerta abierta al financiamiento para muchos proyectos públicos y privados que Argentina necesita para su futuro”.

“Estamos convencidos de que el futuro de Argentina necesita de vínculos serios y sólidos con todos los mercados, para abrir puertas que nos permitan vender trabajo argentino al mundo y acceder al financiamiento de largo plazo”, indicó.

El alcalde de Buenos Aires, el conservador Mauricio Macri, calificó de “positivo” el acuerdo, que “abre puertas”, y solicitó que “pase los mismo con los holdouts (los acreedores que no aceptaron los canjes de deuda de 2005 y 2010)”.

“Fue un buen partido del Gobierno, pero no un golazo, un golazo sería bajar la inflación”, apuntó Macri.

El exministro de Economía y diputado del Frente Amplio Unen, Martín Lousteau, destacó que el convenio “constituye una señal no menor a la Corte de los Estados Unidos, porque en pocos días va a decidir si toma uno de los casos que falta resolver con los fondos buitres”.

“Siempre es bueno resolver una controversia que se viene acumulado desde el default de la Argentina, como señal y porque a largo plazo va a generar mejor calidad y volumen de financiamiento para nuestro país”, dijo Lousteau en declaraciones a una radio local.

En un comunicado, el titular de la Unión Cívica Radical, Ernesto Sanz, señaló que el acuerdo es “una buena noticia”, ya que representa “un gesto en el camino correcto para que Argentina retome la normalidad”, aunque precisó que se podría haber alcanzado mucho antes.

“Las posiciones dogmáticas, expresiones innecesarias y desprolijidades en la gestión económica lo demoraron”, subraya Sanz, quien cree que “las inversiones van a llegar con una economía estabilizada, un gobierno confiable y reglas transparentes”.

Además de la oposición los principales bancos del país y el sector empresarial argentino celebraron el convenio, que consideran generará un “mensaje y una señal clara” hacia los inversores globales.

Después de un largo y complicado proceso de negociación, Argentina alcanzó hoy un acuerdo con el Club de París para cancelar la deuda, lo que pone al país suramericano un paso más cerca de su regreso a los mercados de capitales internacionales.

El acuerdo establece los mecanismos para que Argentina salde una cuenta pendiente de 9.700 millones de dólares con el foro de acreedores internacionales, compuesto por 19 países, cuyo pago se suspendió por la crisis económica y social de 2001.

Argentina deberá hacer un pago inicial de 650 millones de dólares el próximo julio y de 500 millones de dólares en mayo de 2015, más intereses. El siguiente pago se hará en mayo de 2016.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo