Los conductores de autobús paran en Salvador, una de las sedes del Mundial

Por Publimetro Colombia

Río de Janeiro, 27 may (EFE).- Los conductores de autobuses paralizaron hoy sus actividades para presionar por un aumento salarial en Salvador, la capital del estado de Bahía, y dejaron sin transporte público a una de las doce sedes del Mundial de fútbol Brasil 2014, que comienza en 16 días.

La huelga en esta ciudad, que entre otros recibirá los partidos mundialistas España-Holanda y Alemania-Portugal, ocurre tras las de las últimas semanas que paralizaron en diferentes días a Sao Paulo y Río de Janeiro, las dos mayores urbes de Brasil.

Así como en Sao Paulo y Río de Janeiro, la huelga en Salvador fue liderada por conductores de autobuses que se oponen a un acuerdo firmado la víspera por el sindicato que los representa y que les garantiza un aumento salarial del 9 %.

Diferentes sindicatos, incluido el de los agentes de la Policía Federal y el de los profesores públicos, están aprovechando la proximidad del Mundial para presionar, mediante manifestaciones y huelgas, por reajustes salariales superiores a los acordados inicialmente con las asociaciones patronales.

Pese a que un tribunal de Bahía determinó que al menos un 70 % de los autobuses debe circular, los conductores paralizaron toda la flota y dejaron sin transporte a cerca de un millón de personas.

Aunque el sindicato aprobó el acuerdo con los propietarios de las flotas de autobuses, algunos de sus dirigentes, como Helio Ferreira, aseguran que no todos los conductores estaban presentes en la asamblea en que fue votada la propuesta.

“Muchos llegaron después de la votación en la asamblea. Por eso estamos apoyando la decisión de los insatisfechos de declararse en huelga”, afirmó el líder sindical, quien explicó que los conductores quieren un reajuste salarial del 12 %.

Algunos huelguistas atravesaron los autobuses en importantes vías y pincharon los neumáticos, lo que provocó grandes embotellamientos.

Los conductores de Río de Janeiro y Sao Paulo tienen previsto volver a reunirse la próxima semana para decidir sobre nuevas huelgas y no descartan cruzarse de brazos durante el Mundial.

Sao Paulo, 28 may (EFE).- Los operarios del metro de Sao Paulo, la mayor y más poblada ciudad de Brasil, anunciaron hoy una huelga el 5 de junio, una semana antes del comienzo del Mundial de fútbol 2014, informaron fuentes sindicales.

El Sindicato de los Operarios de Metro, que reivindican un aumento salarial del 35,47 % frente al incremento del 7,8 % propuesto por la Compañía Metropolitana de Sao Paulo, tomó hoy dicha decisión en una asamblea realizada en la capital paulista, sede de seis partidos del Mundial, entre ellos el inaugural del 12 de junio.

El Sindicato no informó si la huelga se extenderá más días y afectará el transporte de pasajeros durante la competición de la FIFA.

“Nosotros no escogimos la fecha del Mundial, pero la proximidad del Mundial crea una presión enorme sobre el Gobierno de Sao Paulo y sobre el tribunal, por lo que la huelga tiene que ser el día 5”, afirmó el presidente del sindicato, Altino Prazeres.

No obstante, está prevista una reunión de conciliación en el Tribunal de Justicia de Trabajo el próximo 4 de junio, un día antes de la fecha marcada para la paralización, por lo que si la compañía pública y el sindicato llegan a un acuerdo la huelga podría ser suspendida.

En caso de que los operarios decidieran mantener el paro, éste comenzará la víspera del partido amistoso entre Brasil y Serbia en el estadio mundialista Arena Corinthians de Sao Paulo y una semana antes del inicio del torneo.

Sao Paulo será sede de cuatro partidos durante la fase de grupos (Brasil-Croacia, Corea del Sur-Bélgica, Uruguay-Inglaterra y Holanda-Chile), uno en octavos de final y uno en semifinales.

En las últimas semanas, los conductores del servicio público de autobuses de diferentes ciudades de Brasil, entre ellas Sao Paulo, Río de Janeiro y Salvador, han realizado huelgas en demanda de mejoras salariales que han dejado sin transporte a millones de personas.

Una de las más graves fue la que vivió el pasado martes la capital paulista, cuando, sin previo aviso, chóferes paralizaron la mitad de las terminales de la ciudad, lo que dejó a decenas de miles de persona sin autobuses para regresas a sus casas y provocó un intenso tráfico en toda la ciudad.

Los conductores del servicio público de autobús de Río de Janeiro anunciaron hoy una paralización de 24 horas el miércoles, la tercera en la capital carioca en lo que va de mes.

Sao Paulo, 27 may (EFE).- Los conductores y cobradores del servicio público de autobuses de Río de Janeiro, sede de la final del Mundial de fútbol 2014, anunciaron hoy una paralización de 24 horas este miércoles para reclamar mejores condiciones salariales, informó hoy la estatal Agencia Brasil.

Los conductores exigen un aumento salarial del 40 % y rechazan un acuerdo alcanzado en abril pasado por el sindicato que los representa, en el que se acordó un incremento del 10 % con los propietarios de las empresas de autobuses.

El gremio de conductores y cobradores tomó la decisión tras una asamblea realizada este martes en la capital carioca, pero aceptó acatar la determinación de la Justicia de mantener el 30 % de la flota en las calles.

Está previsto que los conductores y cobradores realicen el viernes una nueva asamblea, en la que, en caso de que no se atiendan las reivindicaciones, podrían decretar huelga por tiempo indeterminado, según representantes del colectivo.

Se trata de la tercera huelga en menos de un mes realizada por los conductores de autobuses de Río de Janeiro.

El 8 de mayo, el gremio decretó por sorpresa un paro de 24 horas, mientras que en menos de una semana después, los días 12 y 13, los conductores y cobradores realizaron una paralización de 48 horas causando grandes transtornos en la segunda ciudad más poblada de Brasil.

La decisión de este martes se produjo además el mismo día en el que los conductores de autobuses de Salvador (Bahía), otra de las doce sedes del Mundial, paralizaron sus actividades para presionar por un aumento salarial, con lo que dejaron sin transporte público a miles de personas.

Sao Paulo, la mayor y más poblada ciudad de Brasil, vivió también la pasada semana dos días de paralizaciones.

El cese de la actividad de Sao Paulo, sede de seis partidos durante el torneo mundialista, incluido el inaugural del 12 de junio, sorprendió desprevenidas a más de un millón de personas, que no pudieron acceder a ese transporte para regresar a sus casas.

Los conductores no descartan parar sus vehículos durante el Mundial, que se desarrolla entre el 12 de junio y el 13 de julio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo