Putin anuncia la creación de un sistema de pagos nacional contra las sanciones

Por Publimetro Colombia

Moscú, 27 mar (EFE).- El presidente Vladímir Putin anunció hoy que Rusia creará su propio sistema de pagos electrónicos en respuesta a la decisión de empresas como Visa y Mastercard de suspender algunas operaciones en territorio ruso por la anexión de Crimea.

“En países como Japón y China esos sistemas funcionan con éxito. Desde el principio han sido nacionales, orientados hacia su mercado, su territorio, su población y ahora ganan más popularidad”, dijo el líder ruso en una reunión con senadores.

Agregó que el sistema de pagos japonés, que nació como nacional, ahora se utiliza en unos 200 países.

“¿Por qué no hacer lo mismo? Es necesario hacerlo y sí lo vamos a hacer”, resumió Putin.

Subrayó que el Banco Central y el Gobierno ya han empezado a trabajar en la creación de tal sistema, pero admitió que se tardará algún tiempo en hacerlo.

“Es una gran pena que algunas empresas hayan tomado esa decisión. Supongo que ello acarreará pérdidas de ciertos sectores del mercado (ruso), un mercado muy ventajoso, para ellas”, aseveró.

Y agregó al respecto: “No fue nuestra decisión (de limitar el uso de sistemas de pago extranjeros en Rusia). Tenemos que defender nuestros intereses y lo haremos”.

Mientras, la presidenta del Senado ruso, Valentina Matvienko, castigada entre otros altos cargos rusos con las sanciones de EEUU, propuso crear agencias de calificación nacionales para reducir la dependencia “de las agencias tendenciosas que trabajan para Gobiernos extranjeros”.

Mastercard anunció el pasado 21 de marzo la suspensión de sus servicios para varias entidades rusas, incluidas en las sanciones occidentales, como Bank Rossiya, Sobinbank y SMP Bank, mientras Visa, además de esos tres bancos, amplió la medida a Investcapitalbank.

Según Visa, dichos bancos constituyen menos de 1 por ciento de sus negocios en territorio ruso.

Moscú, 27 mar (EFE).- La economía rusa crecerá sólo un 0,6 por ciento si la fuga de capitales alimentada por las sanciones occidentales rebasa la barrera de los 100.000 millones de dólares, aseguró hoy Alexéi Uliukaev, ministro de Economía ruso.

Si la fuga de capitales continúa creciendo “y rebasa los 100.000 millones de dólares a final de año, los cálculos apuntan a un crecimiento de la economía de en torno al 0,6 % en 2014”, dijo Uliukaev en rueda de prensa.

En ese caso, la inversión exterior directa también disminuiría un 1,3 por ciento.

Uliukaev subrayó que, teniendo en cuenta que 60.000 millones de dólares han abandonado Rusia tan sólo durante el primer trimestre de este año, es muy factible que la fuga anual supere los 100.000 millones de dólares.

En el peor de los escenarios contemplados por el Ejecutivo, que estima la fuga en más de 150.000 millones de dólares, la economía podría incluso contraerse, advirtió.

Sólo en caso de que los indicadores de inversión exterior y producción industrial cumplan con las expectativas del Gobierno y compensan la fuga de capitales, la economía crecerá entre un 1,8 y un 1,9 por ciento.

El Banco Mundial (BM) revisó ayer a la baja el crecimiento del PIB de Rusia para este año, a raíz de la anexión de la península de Crimea que fue condenada unánimemente por la comunidad internacional.

“Los últimos acontecimientos en torno a Crimea han agravado la crisis de confianza y han sacado a la luz la debilidad económica del modelo de crecimiento” ruso, rezaba el informe.

Según el escenario más pesimista del BM, el PIB ruso caerá un 1,8 por ciento, hecho acompañado por un serio empeoramiento del clima de inversiones y de las actividades económicas.

En ese caso, según el pronóstico, la fuga neta de capitales ascenderá a 150.000 millones de dólares en 2014, mientras en el segundo escenario la economía crecería un 1,3 por ciento y la fuga neta de capitales se mantendría en torno a los 85.000 millones.

Por el momento, Estados Unidos y la Unión Europea se han limitado a emitir sanciones contra altos funcionarios del Kremlin y del Gobierno ruso, a los que impedirán la entrada en sus respectivos territorios y congelarán sus activos.

No obstante, los expertos creen que la posible suspensión de la cumbre del G8 prevista para junio próximo en el balneario ruso de Sochi sí repercutiría en la economía rusa, en particular en la llegada de inversiones.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo